20 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Con más ingresos, ¿Qué pasará con el fondo de estabilización del café?

29 de julio de 2021
29 de julio de 2021

EL NUEVO SIGLO

La época de las ‘vacas gordas’ parece haber llegado al sector cafetero tras el incremento de los precios que están bordeando la libra US$2,00 y el aumento de la cotización del dólar en $3.900. Esto ha hecho que la carga de café en el mercado local se pague en $1.830.00, ya bordeando los $2 millones, el mayor valor de toda la historia.

Esta situación ha ocasionado que, con este incremento de los ingresos, se hable de lo que debe hacer el sector con mayores recursos. Ya incluso la misma Federación, como propuesta del gerente Roberto Vélez Vallejo, ha dicho que los caficultores deben ahorrar e invertir, aprovechar esos dineros para ponerse al día con sus obligaciones, pero al mismo tiempo renovar sus plantas.

Otros analistas, incluyendo EL NUEVO SIGLO, sugieren que se debe fortalecer el Fondo de Estabilización Cafetera: “es hora de fortalecer el fondo de estabilización para solventar épocas de ‘vacas flacas’. Si esta tendencia va a durar en el tiempo, sería bueno que las autoridades cafeteras estudiaran si -al menos una parte- de esta afortunada bonanza debe ahorrarse. No es prudente que todo este mayor ingreso vaya al gasto inmediato.

La ley de hierro que rige las materias primas, como el café, es que todo lo que sube, baja. Tarde o temprano. Es aconsejable, por lo tanto, ahorrar algo de esta fortuita bonanza para poder estabilizar el precio interno cuando la tendencia cambie.

Por eso, una buena manera de ahorrar, dentro del circuito cafetero naturalmente, es «fortalecer el citado Fondo, que no hace mucho tiempo se creó, pero cuyos recursos son a la fecha muy limitados”.

Protección

No ha cumplido año y medio el Fondo de Estabilización de Precios del Café (FEPC), que se creó en febrero de 2020, con miras a lograr que los caficultores colombianos estén mejor protegidos ante los altibajos de la cotización internacional del grano, pero desde ya se espera que tenga más recursos para fortalecer su actividad.

El Comité Nacional del FECP, integrado por los ministros de Hacienda y Crédito Público; Agricultura y Desarrollo Rural; y Comercio, Industria y Turismo, y el director de Planeación Nacional, así como por los 15 altos representantes gremiales, aprobó el reglamento del fondo, de funcionamiento de su órgano de Gobierno y de las funciones de la Secretaría Técnica.

Este novedoso instrumento de protección de precios arrancó con un presupuesto de $218 mil millones, al cual contribuyó el Gobierno con recursos del presupuesto nacional y los caficultores por medio del Fondo Nacional del Café (FoNC), la cuenta parafiscal que se nutre de la contribución cafetera.

Otras fuentes de financiamiento contempladas son aportes de terceros actores de la industria interesados en la sostenibilidad de la caficultura colombiana y regalías de la Nación.

Respaldo

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea Navarro, indicó que este año los grandes retos de la caficultura son el programa de renovación, la implementación del mecanismo piloto de estabilización de precios y el Conpes cafetero, con el cual el Gobierno entregará una hoja de ruta para el sector a 2030.

El Ministro destacó la creación del Fondo de Estabilización de Precios del Café y el programa de renovación de cafetales al cual se destinó $25.000 millones, provenientes del Fondo Nacional del Café.

Esta industria representa el 15% del Producto Interno Bruto (PIB) agrícola del país, que genera más 2,5 millones de empleos directos e indirectos y del que dependen 546.382 familias rurales.

Según explicó Zea, “para este año se estima una producción entre los 13,7 millones y los 14,1 millones de sacos de café verde de 60 kilos, y se estima que para el 2021 el valor de la cosecha continúe alrededor de los $9 billones.  Así mismo, se espera mantener el nivel de las exportaciones del grano en 92% de la producción del país, es decir cerca de 12, 5 millones de sacos”.

En cuanto al programa de renovación de cafetales, no solo se continuará, sino que se va a fortalecer, señaló el funcionario. Para este año, el Comité Nacional de Cafeteros destinó $25.000 millones provenientes del Fondo Nacional del Café.

Con corte al 31 de diciembre del 2020, los caficultores del país habían logrado renovar 61.000 hectáreas de grano.  La meta es alcanzar las 80.000 hectáreas para mantener estable la producción nacional en niveles cercanos a 14 millones de sacos.

Según la entidad, este año se va a iniciar con el primer piloto del mecanismo de estabilización de precios para el sector cafetero, el cual fue aprobado por el Comité Nacional, al finalizar el año anterior, cuyo primer piloto se estaría llevando a cabo en tres regiones del país.