21 de septiembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cameguadua

28 de julio de 2021
Por Mario De la Calle Lombana
Por Mario De la Calle Lombana
28 de julio de 2021

Si todo sigue igual, −y no tengo noticias de que algo haya cambiado o vaya a cambiar−, el sábado y el domingo próximos se celebrará en Chinchiná, en el malecón de Cameguadua, el campeonato nacional de natación en aguas abiertas. Deseamos a la Liga de Natación de Caldas que lo organiza, y a la Federación Colombiana de Natación (FECNA), entidad que lo avala, el mayor de los éxitos en este evento.

No es la primera vez que se utiliza esta laguna para actividades deportivas. Por allá en noviembre de 1999, como celebración anticipada en un año del cambio de siglo que tendría lugar el 31 de diciembre del año 2000, el diario La Patria publicó un hermoso álbum de fotografías patrocinado por el Instituto Caldense de Cultura, Aguas de Manizales y el Aguardiente Cristal, titulado Memorias de un siglo, con imágenes inolvidables de Manizales y otros sitios de Caldas. En una de ellas se mostraba la grácil y esbelta figura de una jovencita manizaleña practicando el esquí acuático en Cameguadua, la represa que suministraba a la planta de La Ínsula la energía con la que generaba electricidad para Manizales y el centro de Caldas, y que, puesta en operación a mediados de los años cincuenta del siglo pasado, atrajo grandes cantidades de visitantes que disfrutaban del novedoso espectáculo de un cuerpo de agua a tan poca distancia de la ciudad. De paso, la planta puso fin a los incómodos racionamientos de energía que sufríamos en esas calendas, dado el insuficiente suministro que se obtenía de las pequeñas plantas municipales con que se había contado hasta entonces.

El 8 de septiembre de 2019 se celebró en ese hermoso sitio un Festival de Verano en el cual se desarrollaron actividades subacuáticas y se llevó a cabo un triatlón en diferentes categorías. Según reseña del diario La Patria publicada al día siguiente, el evento tuvo el mayor de los éxitos. San Pedro colaboró intensamente para que el clima estuviera tan esplendoroso como lo hacía prever el nombre dado a la celebración. La competencia de triatlón exigió a los participantes el esfuerzo de nadar 750 metros en la laguna, hacer 20 kilómetros en bicicleta y correr durante cinco kilómetros más. Un gran esfuerzo que los participantes asumieron con entusiasmo y mística.

No conozco si las secretarías del deporte de Caldas y del municipio de Chinchiná, o los señores de EPM, propietarios de la represa como dueños que son de la CHEC, tengan planes para un mayor aprovechamiento de la represa como sitio de diversión, esparcimiento, descanso y actividades deportivas. Pero es de imaginar que una vez pasada la pandemia, o cuando al menos hayamos aprendido a convivir con ella, este Festival de Verano se convierta en una actividad que se lleve a cabo cada año. Allí hay la posibilidad de establecer un evento periódico que aproveche las facilidades de la laguna y sea una oferta adicional para los caldenses y para los visitantes del Paisaje Cultural Cafetero. No creo que los chinchinenses y los habitantes de Caldas y territorios cercanos sean conscientes de las posibilidades de este importante patrimonio pero, en todo caso, es hora de empezar a serlo.

Volviendo al campeonato de este fin de semana, debido a las restricciones que genera esta maldita peste que nos ataca, solo se va a permitir el ingreso al sitio de las competencias, es decir al propio malecón, a las personas acreditadas (deportistas, entrenadores, jueces, delegados, logística y grupo biomédico). Los padres de familia y acudientes no serán admitidos, y menos el público en general. Sin embargo, me imagino que a la ladera de la laguna que queda una vez pasada la presa, se podría acceder sin restricciones, aunque guardando los protocolos de distancia social y uso de mascarillas. Y propondría, si ya no es demasiado tarde para ponerla en práctica, la transmisión de las competencias por Telepacífico.

Como todos saben, en noviembre de 2023 se llevarán a cabo los vigésimos segundos juegos deportivos nacionales en los departamentos de antiguo Caldas, con sedes en Manizales, Pereira y Armenia. Inicialmente el ministerio del deporte había decidido migrar hacia los Juegos Deportivos de Mar y Playa, que se celebrarán en Santa Marta ese mismo año, deportes tales como esquí náutico, surf, vela, voleibol playa, triatlón y actividades subacuáticas. Pero, por resolución 000148 expedida por el ministerio del deporte el 9 de febrero de este año, se decidió que las actividades subacuáticas y el triatlón se queden en el Eje Cafetero. Se celebrarán en Cameguadua y entonces Chinchiná también será una de las sedes de los juegos. Una oportunidad más para promover este sitio increíble. Finalmente, algunas competencias para las cuales no tenemos escenarios en los tres departamentos se celebrarán en el Valle del Cauca: canotaje, kayaks, esquí náutico, surf y vela en el lago Calima, y softball en Cali. Esperemos que para esa época ya no se presenten restricciones a la asistencia del público a los eventos de los juegos, y que podamos disfrutarlos a plenitud.