14 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta. La guachafita vuelve en todo su apogeo

2 de junio de 2021
Hacía un buen tiempo que no íbamos en busca de nuestros contertulios de La Suiza de El Cable ni de las cafeterías del Centro Comercial Sancancio, por razones obvias. Vías bloqueadas por manifestantes, una que otra bomba lacrimógena, agresores contra personas, edificios, amoblamiento urbano, es decir, la guachafita en todo su apogeo, según calificó las marchas un yepista de la vieja guardia, quien es uno de los tres goditos de la mesa. Los otros tres son liberales. Uno, que apoya al alcalde Marín, otro, a Mario Castaño y el otro que se hace llamar liberal a secas. Y este periodista, que se limita a escuchar y transmitir a los lectores de Política con Pimienta, lo que allí se conversa, en apretada síntesis. El escenario: una cafetería de las de la entrada del Centro Comercial, el domingo treinta de mayo del 2021, hacia las cuatro de la tarde. Entre todos, habían leído ya los contertulios El Tiempo, El Espectador, La Patria y Eje 21.

CUATRO CALDENSES EN LA BARAJA PRESIDENCIAL

Se refirieron muy poco a los gobiernos municipal y departamental, y nada distinto de lo que está en todas las bocas del común de las gentes. Se expresaron en torno a lo nacional. Y a algunos caldenses que están y estarán en el ojo del huracán político. El primero que habló recalcó que, hasta el momento, hay cuatro de ellos, que están en la baraja de posibles candidatos a la presidencia de la república. Por orden de antigüedad, Humberto de la Calle, Jorge Enrique Robledo, Óscar Iván Zuluaga y Ángela María Robledo. Manzanares, Ibagué, pero naturalizado en Manizales, Pensilvania y Manizales, en su orden. Pero se la dedicaron a De la Calle en primera instancia, y el espacio en Eje 21, no nos permite comunicar más que lo referente a De la Calle, quien es, pero no es, candidato. Humberto ha dicho que no es candidato. Y hay que creerle, porque en apariencia nadie lo ha lanzado como tal y tal vez es que muchos colombianos lo tienen in pectore, como tienen al Papa los Cardenales antes de su elección. Sin embargo, su nombre figura en todas las encuestas, con intención de voto de menos del 3%, pero con el más alto grado de favorabilidad entre los encuestados. Entiendan ustedes esta paradoja.

CÉSAR, QUIERE ES A GAVIRIA

Los liberales se niegan a soltarlo y De la Calle, que se sepa, sigue bajo la bandera roja y la jefatura de César Augusto Gaviria Trujillo. Uno de sus copartidarios sin embargo dijo que ni Gaviria ha mencionado en sus intervenciones a De la Calle este año y, al contrario, De la Calle no se ha referido para nada a Gaviria. Deducción: Gaviria, César, quiere es a Gaviria, Alejandro, actual rector de la U. de los Andes como su candidato. De la Calle está en la más íngrima orfandad política. Pero aparece como el más visible y legítimo exponente de la coalición de la esperanza, que, hasta la fecha, ni fú ni fa. Está a la espera de que el Partido Verde solucione sus problemas internos, para ver si efectúan, los de la coalición de centro izquierda, su anunciada consulta con participación de los aspirantes a la candidatura que presentarán en las elecciones presidenciales del 2022. Ojo con el 2022.
SE EQUIVOCA LA SEÑORA CANCILLER
De la Calle está de pelea con Martha Lucía Ramírez. La vicepresidenta y canciller, insiste en achacarle al Acuerdo de La Habana, la inspiración de las marchas de descontento contra el gobierno de Duque y de los desafueros que se presentan. De la Calle, en tono pausado, le ha respondido que se equivoca la señora canciller. Que la protesta social está consagrada en la Constitución Nacional en todas sus versiones. Y que lo que se estableció en La Habana fue la urgencia de reglamentarla mediante una ley estatutaria, cuyo proyecto nunca se ha presentado en el Congreso, que, si se hubiera hecho, se facilitaría el manejo de las protestas y su solución política. Este fue el aporte de uno de los tertulianos de San Cancio, compañero de pupitre y admirador número uno del hijo de Manzanares. Nosotros, que hemos leído el Acuerdo de La Habana no recordábamos lo concerniente, pero de nuestra propia cosecha opinamos que es urgente, urgente, que se tramite esa reglamentación, porque la presencia de las gentes en las calles va a ser permanente, cualquiera que sea la solución al paro nacional que nos afecta a todos hoy en día.

DE LA CALLE CAMBIARÍA EL TÍTULO DE CANDIDATO POR EL DE PROFESOR EN LA UNIVERSIDAD DE PAMPLONA

El amigo delacallista sacó la edición dominical de El Tiempo y dijo que con Humberto ya no había que contar como solución presidencial. Que se iba del país. Que se iba a ir, a España, a la academia. Que, si El Tiempo lo decía, era verdad revelada. O sea que, según él, Colombia perdería un Estadista, un orientador de opinión, como lo han reconocido hasta sus más acérrimos enemigos políticos. Y leyó. «La coalición de la Esperanza (sic) tendría una baja importante en las próximas semanas. Humberto de la Calle viajará a España, donde se establecerá durante buena parte del término de la campaña presidencial. Se dice que De la Calle cambiaría el título de candidato por el de profesor en la Universidad de Pamplona, a partir del próximo semestre».

NO ME VOY A IR DEL TODO

 No ocultaba su desencanto el leal elector de Humberto y sacó su teléfono y le marcó a su celular. Respondió, y después de los saludos protocolarios le dijo a su amigo más o menos textualmente: «Sí. Es cierto. Tengo ofrecimientos de las Universidades de Navarra (Pamplona), Zaragoza y Lleida, que es la misma Lérida, para dictar unos cursos de dos meses, sobre temas constitucionales y de solución de conflictos. Serían los meses de septiembre y octubre. Pero esto no puede considerarse como una baja de la coalición de la esperanza, con la que me identifico a plenitud, ni mi alejamiento de la realidad social y política del país. Donde quiera que esté, seguiré pendiente. No me voy a ir del todo.» Respiró profundo nuestro compañero de mesa y le volvieron los colores a su cara. Anoche, al terminar, en uno de los confidenciales de su Noticiero, Yamid Amat confirmó lo recogido en directo por Eje 21. Y como nos lo contaron se lo contamos. Por razones de espacio, como lo advertimos, hasta aquí llegamos. En otra oportunidad seguiremos con el tema de los candidatos caldenses a la presidencia de la república.