1 de agosto de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los diarios de 1921 (IV)

20 de junio de 2021
Por Hernando Salazar Patiño
Por Hernando Salazar Patiño
20 de junio de 2021
(Serie de cartas dirigidas al periodista, escritor y profesor Carlos Mario Vallejo sobre los 100 años de La Patria)

Carlos Mario.

Justiniano Macías

Al momento de surgir La Patria, muchos otros órganos periodísticos circulaban en la ciudad que tenía alrededor de  42.000 habitantes. Esto significa que había mucho escritor, había donde escribir y había mucho lector. Esa altura intelectual de la pequeña gran Manizales, en parte se debía a los grandes maestros de la juventud, que los estimularon desde niños,  porque también escribían y tenían periódicos. Existía mucho analfabetismo y alcanzar la escolaridad era difícil y  no para todos, pero hasta el mismo campo llegaban publicaciones, se comentaban, y se discutía, se escuchaba leer en voz alta, se recitaba, de modo que hasta con pocos años de primaria, la memoria, la sensibilidad, el interés por la ciudad, estaban inoculados en sus gentes.

Por haberlo hecho en otras instancias, no voy a hacerte alusiones a la vida económica y social de entonces, la que por cierto era profusamente registrada y estaba en un momento especial que destacó a Manizales en el concierto de la República. Pero la política sí era tema y afán de todos, en un tiempo pacífico, como no ha vuelto a tener Colombia. El período republicano había servido para asentar el espíritu partidista, que no dejó de existir. Esa suma explica la cantidad de publicaciones. 

Eran semanarios, bisemanarios, o interdiarios  los que circulaban en el año de fundación de La Patria. Pero Manizales tuvo en Renacimiento, que comenzó con breve intermitencia, el primer diario. Fundado en 1914 por don Justiniano Macía, un antioqueño que fue  permanente breviario de honestidad periodística, objetividad, y sentido del valor de lo que se debía publicar. Les enseño a todos. Supo escoger sus discípulos y colaboradores. Contactó a la ciudad con el mundo. Fue para mí un gran gusto cuando los descendientes me solicitaron la presentación en la Fundación Santillana, del libro de sus Memorias que publicó la Universidad de los Andes.

Por mi padre, por don Arturo Zapata que con él tuvo su primer oficio, por las morosas ojeadas que le di tantas veces a la colección que tenía la Luis Ángel Arango, y que parece fue mutilada o sustraída en gran parte,  Don Justiniano, que no quiso serlo de Manizales, pero fue alcalde de Medellín, fue un constante referente en mi auscultación del pasado, y alguien informó de ello a su parientes.  Al irse de esta  ciudad, dejó la dirección de Renacimiento en su hijo, José Macía, avezado periodista, quien antes, en 1909,  fundó con Jorge S. Robledo, El Criterio.

La Idea, semanario conservador, en su propia imprenta lo sacaba desde 1910, ese gramático, maestro de juventudes aquí y en Ibagué y en pueblos de Caldas, padre de Luis Donoso, que se llamó Jesús Londoño Martínez. Tuvo los más selectos directores y colaboradores

Con los nombrados, El Diario, La Fragua, Heraldo Liberal,  Punto y Coma, quizá eran los principales periódicos que junto con otros, todavía estaban editándose el año de aparición de La Patria. Ya he de volver sobre ellos porque eran dirigidos por los más grandes periodistas que tuvo Manizales, en las primeras décadas del siglo XX.