16 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La ignorancia nos está pasando la cuenta y de qué manera

23 de junio de 2021
Por Fernando Escobar Giraldo
Por Fernando Escobar Giraldo
23 de junio de 2021

No es necesario mostrar estadísticas para corroborar que nuestro país, Colombia, tiene cada vez más personas sumidas en la pobreza y mas aun, ahogadas en la ignorancia.

El amargo conflicto armado que vivió nuestra nación durante más de medio siglo, dejó más de 220,000 muertos ( Según el informe «¡Basta ya!: Colombia: memorias de guerra y dignidad» (2013) fueron 220.000 las muertes causadas por el conflicto entre 1958 y 2012, de las cuales 177.307 eran de civiles. No incluye cifras posteriores a ese año).

Pero el covid-19 ya ha cobrado en poco más de un año, casi la mitad de esos muertos. Ya se superó la cifra de 100,000.

Y, lo que es muchísimo más grave, 40,000 de esas vidas se han perdido en los últimos 4 meses, desde marzo del 2021. Permítanme repetirlo: ¨40,000 de esas vidas se han perdido en los últimos 4 meses, desde marzo del 2021¨, es decir, alrededor del 40% de las muertes, de acuerdo a una completa investigación publicada ayer martes por el diario británico ¨The Guardian¨, bajo el título de: ¨Todo se derrumba»: Colombia lucha contra la tercera ola de Covid en medio de los disturbios¨.

Cada día se registran más de 25.000 casos, con un promedio diario de 590 muertes en la última semana. Las redes hospitalarias de todo el país están colapsadas, y la ocupación de las UCI en las tres ciudades más grandes -Bogotá, Medellín y Cali- supera el 97%.

Esta semana conocí el caso de una joven colombiana quien se fue a un viaje de parranda con amistades, regresó contagiada y aun así visitó a sus padres y ambos murieron tras contagiarse del virus.

El doloroso y real ejemplo no es mas que uno entre miles. Nuestra gente no ha medido las consecuencias de participar en reuniones masivas, en fiestas, en centros comerciales, y ni se diga, en las marchas que se convirtieron en el mas propicio escenario para generar los contagios.

Doloroso es aceptarlo, pero la causa de esta penosa grieta en la historia de Colombia no es otra que la ignorancia. Y con ello entran en juego otras serie de juicios, entre ellos el de ¨por qué la ignorancia de algunos es causa de muerte para muchos inocentes¨.

El diario británico entrevistó a Marisol Bejarano, médico de la unidad de cuidados intensivos del hospital El Tunal, en la capital colombiana, Bogotá, quien ha visto morir a personas -lentamente y lejos de su familia- desde que comenzó la pandemia. La doctora Bejarano declaró que «La diferencia ahora es que está muriendo más gente joven», añadiendo que la mayoría de las personas mayores en Colombia se han vacunado, y que a las protestas acuden con más frecuencia personas jóvenes. Los líderes de las protestas anunciaron la semana pasada una pausa temporal en las marchas masivas en respuesta a la calamidad de la salud pública, atendiendo a las peticiones de las autoridades.

Mientras tanto, dice The Guardian, ¨el gobierno del presidente Iván Duque ha seguido abriendo el país, en un esfuerzo por evitar un mayor daño a la economía. Desde finales del año pasado, se han abierto gimnasios, restaurantes y clubes nocturnos en algunas ciudades, con distintas advertencias. Y a pesar del aumento de casos, el país levantó la mayoría de las restricciones restantes el 8 de junio¨.

Ronny Suárez, un periodista que ha cubierto la pandemia en Colombia para el periódico El Tiempo todos los días desde marzo de 2020, dijo algo que coincide con nuestra teoría de que la ignorancia es la principal causa de las muertes excesivas por causa del covid-19 en Colombia. Suárez dijo: «Hay que decirlo muy claramente: como sociedad nos hemos fallado a nosotros mismos y a las víctimas».

Cuanto me gustaría poder finalizar este análisis aportando soluciones … pero no las tengo. Corresponde al gobierno buscar con lupa a los mayores expertos en el tema y convocarlos urgentemente para que juntos discutan y aporten salidas, así se trate de las más drásticas para evitar que esta hecatombe continúe creciendo. Deberá ser una cumbre de sabios, distinta a cualquiera otra que se haya intentado.

Mientras tanto, esta semana que está corriendo, el colapso continuará, las cifras aumentarán y la pandemia seguirá encargándose de llevar a la tumba a tantos seres queridos, de quebrantar nuestra economía, de sumirnos en la desesperanza. No es conclusión pesimista, las cifras no mienten.

Junio 22 del 2021