1 de agosto de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El Aquelarre. Aerocafé y la política del avestruz

20 de junio de 2021

Algunos manizaleños se cogieron la cabeza cuando leyeron en este diario digital Eje 21, el artículo del controvertido dirigente empresarial y gremial Guillermo Trujillo Estrada, más conocido como «Piragua», cuya lectura no dudamos en recomendar, en el que vuelve a la carga contra la construcción del Aeropuerto del Café o Aeropuerto de Palestina. Con argumentos incontrovertibles que consigna en su escrito del 15 de junio, pone en solfa la practicidad de la obra y su evidente despilfarro en estos momentos cruciales de problemática social y fiscal. Y va más allá y acusa al Comité de Gremios de Manizales y al gobernador de Caldas de ocultar un documento originario de la Aeronáutica Civil del año 2017, negando la posibilidad de este proyecto y cuya denuncia por este hecho cursará ante los organismos de control en los próximos días. Pero lo que se ha extrañado es que nadie haya salido al ruedo para controvertir las graves irregularidades enunciadas por Trujillo. Ni representantes del sector privado, de los gremios, ni los directivos de Aerocafé, ni el Gobernador de Caldas han dicho ni pío hasta el momento, lo que deja una sombra de duda en relación con esta obra iniciada hace cuarenta años y que está llena de sombras en su ejecución y en sus gastos, sin que hasta el momento se hubieran deducido responsabilidades o absoluciones en las investigaciones múltiples que se han iniciado. Parece que el alcalde Manizales, el concejo municipal, el gobernador y la asamblea departamental, el sector privado, adoptan la política del avestruz y de la indiferencia y no responden las acusaciones que se les hacen y se vienen a preocupar por los asuntos turbios de que se les acusa, cuando no hay ya remedio. No solo es el caso de Aerocafé, sino del macroproyecto de San José, el cable Manizales- Villamaría, la zona franca, el Cable los Yarumos y otros más, que a estas horas deberían ostentar la máxima claridad en su ejecución y funcionamiento.

LOS GRANDES AUSENTES EN LA GIRA DE COALICIÓN DE LA ESPERANZA POR EL EJE CAFETERO

Ángela Robledo

La llamada Coalición de la Esperanza, anduvo por Manizales. Como se sabe, está integrada por reconocidas figuras de varios partidos, que aspiran a llevar al solio de Bolívar a uno de sus integrantes, en las elecciones del 2022, con una ideología de centro izquierda, que sus principales exponentes presentan en reuniones públicas y ruedas de prensa, en recorridos que realizan por todas las regiones del país. Esta semana programaron sus visitas a las tres capitales del Eje Cafetero, pero solo pudieron llegar por vía aérea a Pereira y Manizales. El clima invernal impidió que llegaran a Armenia. La comitiva estuvo integrada por Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo y Juan Manuel Galán. Fue notoria la ausencia de Ángela María Robledo y de un representante del Partido Verde, quienes hasta hace poco hacían parte de este equipo. Se dice que Ángela María y los del Partido Verde pidieron un tiempo para solucionar problemas personales y políticos, pero que pronto estarán reintegrados. Por el momento cuatro de los cinco han manifestado su deseo de ser candidatos presidenciales. De la Calle ha negado su calidad de tal y ha expresado que en septiembre y octubre estará en España dictando conferencias en las Universidades de Pamplona y Zaragoza. Sin embargo, algunos de sus amigos cercanos consideran que a su regreso al país analizará si va a la consulta con Robledo, Cristo, Galán y Fajardo, que se efectuará en marzo del 2022. Esta opción de Centro vendría a competir con el candidato del Centro Democrático y con el senador Gustavo Petro, de la Colombia Humana. Como la política es sorpresiva, en algunos círculos se ha especulado en que el actual Rector de la U. de los Andes, Alejandro Gaviria, se sumaría a los aspirantes de la Coalición de la Esperanza.

HABÍA GOBIERNO Y NADIE SE ATREVIÓ A VIOLAR LA ORDEN PRESIDENCIAL.

Carlos LLeras

Absolutamente increíble la incapacidad del gobierno para controlar el orden público. ¡Cómo cambian los tiempos! Por allá en 1970, cuando, según muchos comentaristas, se le robaron las elecciones presidenciales a Gustavo Rojas Pinilla, el abuelo de Samuel Moreno, en favor de Misael Pastrana Borrero, y ante los presagios de asonada que dicha acción iría a desatar en el país, el presidente Carlos Lleras Restrepo ordenó por televisión, reloj en mano, un toque de queda para un par de horas después. A las ocho de la noche las calles de todas las ciudades de Colombia estaban solitarias. Había gobierno. Nadie se atrevió a violar la orden presidencial.

SIMPLES SALUDOS A LA BANDERA

Nada parecido a la situación actual. En plena pandemia, cuando se pretendía lograr el confinamiento absoluto, para tratar de ralentizar la velocidad de contagio por cóvid-19, los decretos de toque de queda fueron simples saludos a la bandera, y en las horas de su vigencia había en ocasiones más gente en las calles que en el resto del tiempo. Esas disposiciones fueron verdaderos reyes de burlas. Simples saludos a la bandera.

BLOQUEOS DE VÍAS CONSTITUYEN UN DELITO

Y eso que no había empezado aún el paro nacional. Porque, iniciado este, sí que  se vio cuán débiles eran las autoridades para controlar el orden público. Cuarenta días de disturbios, incendios, saqueos y bloqueos con barreras en las que incluso se utilizaron soldadores de acetileno, a la vista de todo el mundo, para unir pedazos de vallas de metal de modo que se hiciera imposible el paso, llevaron al país a una situación verdaderamente calamitosa y el gobierno no pudo con eso. Es cierto que la protesta pacífica está constitucionalmente protegida como un derecho de los ciudadanos. Pero también lo es que los bloqueos de vías no lo están. Se tipifican como delito contemplado en el código penal. Había sitios en los que solo cinco muchachos encapuchados impedían la circulación, o extorsionaban cobrando peajes, un acto que solo tres o cuatro policías podrían haber impedido, y que en condiciones normales habría terminado con los cinco matoncitos en la cárcel, se pudo llevar a cabo por estos en total impunidad. Como si hubiese habido una consigna oficial de dejar hacer. Por supuesto, hubo bloqueos en los que eran tantos los manifestantes que impedían la circulación, que su solución no se habría podido llevar a cabo por la fuerza sin que hubiese habido numerosos heridos y hasta muertos. Y, en esos casos, sí se entiende la resignada presencia inmóvil de los agentes del orden.

PETRO NO HA PAGADO MULTIMILLONARIA SANCIÓN

La Bruja sin Escoba está aterrada. El cinismo de nuestros dirigentes es de antología. Hace tiempo, cuando el procurador de la época, Alejandro Ordóñez, destituyó e impuso una multa estrafalaria a Gustavo Petro, alcalde entonces de Bogotá, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictaminó que tal decisión violaba normas internacionales que prohibían, a nivel continental, la destitución de funcionaros de elección popular por Parte de entidades administrativas. Esto solo puede hacerlo un juez de la república al concluir un proceso penal. Ni más ni menos., De hecho, Petro terminó sin impedimento alguno su gestión como alcalde y no ha pagado, que se sepa, la multimillonaria sanción.

«HECHA LA LEY, HECHA LA TRAMPA»

Pues bien. A nuestros leguleyos de turno no se les ocurrió, para hacerle el quite a unas disposiciones que comprometen a Colombia y demás países del continente, nada distinto a otorgar por ley a la Procuraduría General de la Nación, funciones jurisdiccionales Vale decir, convertirla en un juzgado penal. Bonito ejemplo de nuestra famosa idea de que «hecha la ley, hecha la trampa». Que los ciudadanos se aprovechen de ella, es muy grave. Pero que la Procuradora General de la Nación solicite ─y logre─ la complicidad del Congreso de Colombia para hacerle trampa a un compromiso internacional, firmado de manera formal por el estado colombiano, no solo es una grave inmoralidad, sino un pésimo ejemplo, un mensaje desastroso para la ciudadanía. Si nuestros dirigentes actúan así, ¿qué cortapisas éticas tiene los ciudadanos para imitar esas conductas?

SE AUTORIZA VENA ROTA CUANDO SE HABLA DE UNA AUSTERIDAD ABSOLUTA

Pero allí no paran las incongruencias. En el articulado de la ley que consagra este desafuero, se incluye además una por la cual se otorgan al gobierno nacional facultades extraordinarias para reformar la estructura de la Procuraduría y crear cargos según su voluntad, sin control ninguno. ¿No resulta insólito que, en esta época de pandemia y de crisis social, cuando todo el mundo, incluido el propio presidente Duque y su jefe Uribe, hablan de la absoluta necesidad de una austeridad mayúscula, como tal vez no se había requerido en toda la historia republicana, se autorice esta vena rota, que por supuesto será aprovechada ampliamente para entregar más mermelada? Subuso debe estar atónito.

LLEGAMOS A LOS CIEN MIL FALLECIDOS

Cuando el Ministerio de Salud de Colombia, registra esta cifra esta semana, es fácil recordar el comienzo de la pandemia, en donde mucha gente aterrada condenó a periodistas y comentaristas por citar esta cifra y hablar de creadores de pánico.

Nadie creyó y miren como estamos, con colapsos en servicios funerarios, en sistemas que no estaban preparados para el tema, con la gran avalancha de fallecidos que llegan a diario.

Los registros de los contagios, son muy sensibles y las aglomeraciones de gente en comercios, en la calle y en muchos lugares, han creado esta avalancha imparable que tiene arrinconado al sistema de salud, con gran impotencia.

Nadie se cuida, nadie tiene la conciencia del peligro que estamos afrontando y lo que podemos hacer. Si no paramos y nos cuidamos, esto será un desastre muy grave para Colombia, ya que las familias están desbaratadas y mucha gente joven muriendo porque no hay como atenderlos.

LOS DEPORTES SACAN LA CARA POR COLOMBIA

Los triunfos en el futbol, en el ciclismo en ruta, en las grandes carreras de Europa en las carreras BMX, en muchas disciplinas deportivas han hecho que el país tenga primeras páginas en la prensa nacional e internacional que debemos respaldar.

A veces nos dolemos de la falta de solidaridad por la parte deportiva en los actuales momentos pero también debemos entender los esfuerzos en medio de las dolorosas situaciones.

Bien por los muchachos y es una forma de hacer país y de buscar espacios para la juventud que en el deporte encuentra muchas opciones para lograr los triunfos.

Censurable a veces la actitud de los periodistas deportivos, que presionan para la celebración de eventos, sin condenar ni hablar de los muertos y los contagios  que mueven la sensibilidad de los colombianos.

NOTICIFRAS

-.Todos los embalses en Colombia están registrando hasta un veinte por ciento por encima de la normal para esta apoca ante la temporada de lluvias situación que mejora la producción de energía y el desarrollo agrícola.

-. Medellín creará 70 mil empleos nuevos en este segundo semestre para la realización de eventos de conferencias congresos, muestras y exposiciones como parte de la reactivación.

-.Las cifras de muertes por la pandemia con aterradas sin que la gente se conmueva de la situación, llevamos en el último mes un promedio de 526 personas por día con Bogotá adelante en los contagios y la mortalidad, los últimos tres días 178 179 167 y 140.es una alarma que nadie entiende. Ya son 100 mil fallecidos  en Colombia.

-. Esta semana el parque de Disney de Paris, uno de los más grandes, reabrió sus puertas con todos los temas de bioseguridad y protección. Los niños desde los seis años deberán tener mascarilla  o tapabocas, sin abrazos, ni cercanía. Distancia en las filas y medidas de bioseguridad en todo el parque.