1 de agosto de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ambición, poder, corrupción.

13 de junio de 2021
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
13 de junio de 2021

Toda la vida ha existido la mentira, empezando por Adán y Eva. Recordemos cuando Pedro negó a Jesucristo y todas las falsedades que se esgrimieron para condenar a Nuestro Señor Jesucristo.

Y la mentira ha sido malignamente  utilizada por los más tenebrosos personajillos para dar rienda suelta a sus ambiciones, obtener poder y dar rienda suelta a los más altos grados de corrupción.

Hoy no tenemos que remontarnos a épocas pretéritas para conocer a esos funestos manejadores de la administración pública; es simplemente   elaborar esa frondosa lista de los dueños del poder en cada Estado y el margen de error será mínimo.

Este fenómeno no es ajeno a nuestro país, desgraciadamente y lo estamos viviendo desde hace años y es exactamente el origen de las protestas que desde el mes de abril se viene realizando en las calles del país, con justificada razón, sin aceptar de ninguna manera los actos violentos protagonizados por una minoría de delincuentes que abusan de las circunstancias, para buscar logros personales.

Mucho se ha escrito sobre el poder y de él se ha dicho que tiende a corromper y que el poder absoluto tiende a corromper absolutamente.

Hablando de ambición, la Madre Teresa de Calcula nos dejó esta frase: El sufrimiento de unos puede ser provocado por la ambición de otros “ y Napoleón Bonaparte manifestó alguna vez que, “ La ambición jamás se detienen, ni siquiera, en la cima de la grandeza. “

“La corrupción de las democracias procede inmediatamente del hecho de que una clase social fija los impuestos y la otra los paga” es la conclusión del filósofo y teólogo inglés,  William Ralph Inge.

Y de autor desconocido tomé esta frase:” El gobierno no puede combatir la corrupción, porque la corrupción, es el gobierno.”

Y en Colombia estamos rodeados de esta inseparable tríada: ambición, poder, corrupción.

En su libro, Oriana Fallaci se entrevista a sí misma» de 2005, la periodista y escritora italiana consigna el siguiente párrafo:

“ (…) Quizás porque no comprendo el poder, el mecanismo por el cual un hombre o mujer se sienten investidos o se ven investidos del derecho de mandar sobre los demás y de castigarlos si no obedecen. Venga de un soberano despótico o de un presidente electo, de un general asesino o de un líder venerado, veo el poder como un fenómeno inhumano y odioso. «

Alguna vez el humorista y escritor argentino Quino, se preguntó:

“ ¿Y cuál es el gran mal del mundo?  Lo tengo clarísimo: la ambición de poder y de dinero. Es la madre de todas las desgracias que han sucedido y se sucederán. “

En su libro, Todo lo que era sólido (2013), el escritor y académico de número de la Real Academia española, Antonio Muñoz Molina, anotó:

“Creemos que ocupan posiciones tan levantadas de poder porque son muy inteligentes. En realidad, nos parecen muy inteligentes, tan sólo, porque tienen un poder inmenso. “

Y que mejor remate el que nos hace el periodistas, novelista y crítico británico, nacido en la india, Eric Arthur Blair, mas conocido como George Orwell

“ No habrá risa; no habrá arte; ni literatura ni ciencia; sólo habrá ambición de poder, cada día de una manera más sutil. “

Soy reiterativo con mi habitual inquietud. ¿ en dónde están los líderes ?