1 de agosto de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aeropuerto VII

15 de junio de 2021
Por Guillermo Trujillo Estrada
Por Guillermo Trujillo Estrada
15 de junio de 2021

No me cansaré de insistir sobre la falta de prioridades, la irresponsabilidad y el despilfarro que puede constituir hacer un aeropuerto para cerrar  otro, y volar los mismos aviones, en el momento más critico de las finanzas publicas y de la sociedad colombiana, que no excluye a los Caldenses.

Cuando la pobreza monetaria afecta a 389.374 de los habitantes del departamento y a 138.559 manizaleños, se resuelve hacer una obra suntuaria, en la que se compromete el 5% de lo que toda la nación aspira a recaudar con una reforma tributaria que tiene al país en la parálisis más prolongada de la historia.

Al Comité Intergremial de Caldas, que con egoísmo y falta de lectura sobre los problemas apremiantes  le quedará la culpa de comprometerse con el gobernador en una obra suntuaria, cuando esa misma suma de dinero, si existiera, se podría  dedicar a sacar esa población de la pobreza y el hambre.

Siempre he sostenido que primero la educación y la habilitación para el trabajo, serian prioridades para que algún día puedan generar el ingreso suficiente que les permita comprar pasaje aéreo.

El gobernador debe saber que Keynes rompió con el modelo  Neoclásico, proponiendo entregar recursos para generar demanda, e inversiones siempre y cuando agregaran PIB, el multiplicador de la inversión fue uno de los postulados, y este no es el caso, por tratarse de un simple trasteo

Insisto en que la forma de contratar, augura un negro pronóstico a una obra que se fraccionó, y apenas se comprometió mover 6.300.000 m3, explanación que no verán terminada ni Duque ni Velásquez.

No olvidemos que la partida aprobada en octubre del 2018 en el presupuesto para el 2019, aprobada por un capricho sin fundamento técnico ni legal, proposición presentada por los parlamentarios del Centro Democrático de Caldas y Risaralda con el respaldo de Uribe.

Vamos a ver que surge de la investigación que me dicen van a solicitar a Procuraduría y Contraloría, dado que cuando aprobaron la partida existía un documento de la Aeronáutica Civil negando la posibilidad de este proyecto.

El documento fue radicado en el despacho del ministro de transporte el 4 de diciembre del 2017, y enviado a la doctora Amparo Sánchez para que lo incluyera en la sesión del 14 de diciembre del mismo año, del consejo directivo de AEROCAFE como pronunciamiento de la Aeronáutica Civil respecto a, “Información Viabilidad Construcción Aeropuerto del Café”.

El documento técnico de 17 paginas, concluye:

  • El proyecto presenta inconvenientes técnicos representados principalmente en la penetración de obstáculos insalvables en las superficies libres de obstáculos y las restricciones a la operación que esta situación genera.
  • No existe claridad sobre los beneficios socioeconómicos ni la sostenibilidad dado el costo elevado de las inversiones en construcción y mantenimiento con respecto al numero de operaciones de despegue y numero de salidas de pasajeros que se tendría en el aeropuerto.
  • Existen cuestionamientos jurídicos y de los organismos de control sobre el proyecto, respecto de las inversiones y las obras que se han realizado y han colapsado.
  • Según el conteo y la proyección de las operaciones de despegue y el numero de salidas de pasajeros que generaría toda la zona del eje cafetero, seria inferior a la que se maneja en aeropuertos como Cartagena con una sola pista.

Así las cosas, las conclusiones precitadas determinan la falta de autosostenibilidad  del proyecto, y ponen de presente la ausencia de beneficio socio-económico del mismo, debido al reducido número de pasajeros que podría usar el aeropuerto, el elevado costo de inversión por parte del Estado y el gran numero de aeropuertos existentes en zona donde se plantea la construcción de la Fase I del Aeropuerto del Café. Hasta aquí la Aeronautica.

Por esta razón el ministro de turno, German Cardona, envió el proyecto a la ANI para que le buscaran un concesionario, y le pidió a los dirigentes de Caldas gestionarlo con esa agencia.

Lastima que no pude conocer este documento público hace mas tiempo, pero no pierde su valor. Desde luego la investigación de las autoridades de control dirán si los funcionarios que firmaron, aprobaron, revisaron y proyectaron, son los mismos que posteriormente por presión o convicción, terminaron otorgando viabilidad y legitimando este despilfarro.

Pero también nos deben una explicación el gobernador y el presidente del Comité de Gremios, a quienes llegó esta respuesta a su oficio del 13 de octubre del 2017, y prefirieron privar a la comunidad del conocimiento de esta decisión no haciéndola publica como era lo debido.