19 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Acuerdos de Paz, herramienta para diálogo nacional

7 de junio de 2021
7 de junio de 2021
Instrumentos en los Acuerdos de Paz ayudarían a hacerle frente a las problemáticas y demandas exigidas en las movilizaciones sociales. Foto: Brandon Pinto.

Participación, acuerdos de reconocimiento y reparación de las víctimas, y procesos de verdad, justicia y reparación –instrumentos contemplados en los Acuerdos de Paz– ayudarían a hacerle frente a las problemáticas acumuladas y que desde hace un mes se expresan en las calles del país.

Así lo asegura la profesora Socorro Ramírez, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), experta en temas de relaciones internacionales e implementación de los acuerdos de paz, en la segunda sesión de “Convergencia por Colombia, ideas desde la universidad para diálogos constructivos”, en la cual se abordó la temática “De la protesta a las reformas. Movilización social a 30 años de la Constitución de 1991”.

“Los Acuerdos de Paz contemplan instrumentos precisos frente a asuntos que hoy también alimentan la movilización social en muchas regiones marginadas, especialmente en el campo, relacionados con la problemática de tierras y la dificultad del país para saber quién es dueño de qué y por qué, y para generar una defensa social y ambiental en esos territorios”, destaca la docente.

Al respecto Natalia Pava, representante estudiantil ante el Consejo Académico de los Estudiantes de Posgrado de la UNAL, agrega que también es importante reconocer que dentro de la sociedad colombiana existe un proceso de lucha desde el debate de los Acuerdo de Paz, pues es un proceso que quedó inconcluso y que llevó a muchas manifestaciones posteriores, como en el plebiscito, el paro nacional en 2018, 2019, y el actual.

Para el politólogo de la UNAL Farid Rondón, estudiante de la Maestría en Estudios Políticos y joven investigador sobre temas de protesta social, “el silencio de los fusiles permite que demandas sociales sean escuchadas, pues aunque históricamente han estado presentes, no se habían logrado materializar en la agenda y muchas no habían sido escuchadas desde las regiones y zonas urbanas”.

Agrega que “un buen ejemplo es Cali, donde confluyen varios actores del conflicto armado y se muestra un poco cómo esas demandas sociales y esas reivindicaciones permiten una apertura democrática en el país que, como lo señalan, puede terminar tanto para bien como para mal”.

Además defiende el hecho de que los Acuerdos de Paz plantean la protesta social como un mecanismo para tramitar las demandas sociales, lo cual implica la implementación del Acuerdo y la resolución de las actuales demandas sociales y territoriales como garantías en la participación ciudadana.

Un territorio, una realidad

El politólogo de la UNAL señala que el papel de los territorios en todo el país debe ser visto de forma individual, es decir que cada zona tiene sus propias demandas y debe ser escuchado de forma diferente dentro de sus propios mandos.

Al respecto, la profesora Ramírez menciona que “si Colombia logra un enfoque diferencial que tiene en cuenta esa diversidad cultural del territorio nacional, una mirada integral desde distintos actores con estas problemáticas, está logrando unas condiciones de reconciliación y convivencia democrática que son decisivas”.

Según la docente, parte de las dificultades para negociar en las movilizaciones actuales radican en la limitación de la política nacional para dialogar, construir consensos para ser capaz de escuchar distintos puntos de vista y propuestas, así como necesidades particulares y tener la capacidad de generar una necesidad de atención.

“Esas múltiples voces que se escuchan en las movilizaciones muestran que existe una crisis de representación que afecta la presencia democrática, por lo que es fundamental que ese otro capítulo del Acuerdo de Paz –que tiene que ver con la apertura democrática y que abrió posibilidades enormes– permita generar soluciones en una coyuntura como esta, agravada por la pandemia”.

Estos diálogos son una estrategia de aproximación a la sociedad que forman parte de la iniciativa Convergencia por Colombia (https://convergenciacolombia.unal.edu.co/), que en esta segunda sesión abordó temas relacionados con la importancia de implementar el Acuerdo de Paz como un mecanismo para mejorar la calidad de la democracia; el Estado social de derecho, la protesta social y la fuerza pública; y el Estado social de derecho, la Constitución Política de 1991 y la calidad de la democracia.

Agencia de Noticias UN – Unimedios