25 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Personalidades de América y España piden el fin de la violencia en Colombia

22 de mayo de 2021
22 de mayo de 2021

Madrid, 22 may (EFE).- Un manifiesto firmado por personalidades de la cultura y la política de América y de España exige el cese de la violencia contra los manifestantes en Colombia, con «una salida dialogada» con mediación de Naciones Unidas ante las protestas contra el Gobierno colombiano.

«Somos Colombia» encabeza el manifiesto presentado este viernes en Madrid por el movimiento Recortes Cero, que aglutina en España a organizaciones políticas, sindicales, sociales y culturales.

El reclamo lo respaldan casi 2.000 firmas, entre ellas las de 145 personalidades de la cultura y política de distintos países, como México, Bolivia, Argentina, Ecuador, Honduras, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y España, según este colectivo.

Recortes Cero citó entre los firmantes a los expresidentes Rafael Correa de Ecuador y Manuel Zelaya de Honduras, el exfutbolista argentino Jorge Valdano, los músicos españoles Joan Manuel Serrat y Miguel Ríos, periodistas, cineastas, juristas, escritores, actores o el premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel.

El manifiesto reclama el cese de la violencia policial y militar contra los manifestantes en Colombia, que se respete el «derecho a manifestarse de forma pacífica y democrática» y que la ONU promueva «una salida dialogada a la situación y a las demandas sociales».

Las protestas desde hace más de veinte días en Colombia dejan más de cuarenta muertos, la mayoría de ellos atribuidos a la brutalidad de fuerzas del orden, y tras comenzar contra una reforma fiscal, luego retirada por el presidente del país, Iván Duque, se mantienen por otras demandas como el rechazo a privatizaciones en salud, el fortalecimiento de una vacunación masiva contra la covid-19 y un salario mínimo legal al mes.

Una portavoz de Recortes Cero, Nuria Sánchez, expresó que desde el movimiento entienden la «solidaridad» como la forma de «asumir los problemas» del mundo «como propios», especialmente si ocurren en Latinoamérica.

El director de teatro argentino Jorge Eines, uno de los principales promotores del manifiesto, advirtió de que «hay un apagón de sensibilidad» en la sociedad hacia situaciones como la de Colombia.

El miembro de este movimiento Joanen Cunyat denunció que se «criminalice a quienes se manifiestan» en Colombia, mientras que representantes de sindicatos españoles destacaron la importancia de la movilización para «cambiar el modelo social y económico» del país, frente a «políticas neoliberales impuestas por la OCDE y el FMI». EFE