18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Mayor, asesinar, banalización, renta-alquiler

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
11 de mayo de 2021
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
11 de mayo de 2021

Quisquillas de alguna importancia

Los que a puñal mataron en Soacha, Cundinamarca, al capitán de la Policía Nacional Jesús Alberto Solano son ‘asesinos’. 

Ni ‘más mayor’ ni ‘menos mayor’. No leo El Espectador, que fue mi periódico favorito en los años sesenta del siglo pasado. Juan Guillermo Osorio Castaño, sí, y en él leyó lo siguiente. “El actor de 83 años (…) vuelve a alzarse con la estatuilla del Óscar como mejor actor (…). Con esto se convierte en el actor más mayor en ganar este reconocimiento en toda la historia de estos premios” (Entretenimiento, redacción 25/4/2021). Aludía el redactor al conocido actor Anthony Hopkins. “Se convierte en el actor más viejo en alcanzar…” o “de más edad”, si se piensa tontamente en que ‘viejo’ es un adjetivo peyorativo. ‘Mayor’ es el adjetivo comparativo de ‘grande’. Y, dicho de una persona, quiere decir que excede en edad a otra, verbigracia, ‘Pedro es mayor que Juan’. Cuando se usa así, con su naturaleza de comparativo, debe hacerse la comparación con la conjunción ilativa  ‘que’, no con la preposición ‘a’. La misma norma se aplica al adjetivo comparativo ‘menor’. ‘Mayor’ califica también a personas entradas en años, verbigracia, ‘un hombre mayor’,  y a cosas importantes, por ejemplo, la muy conocida expresión ‘ésas son palabras mayores’. Sirve también para aludir a nuestros antepasados, como grado de oficiales militares y de policía, y hasta para nombrar un libro de contabilidad, etc. *** 

Los que a puñal mataron en Soacha, Cundinamarca, al capitán de la Policía Nacional Jesús Alberto Solano son ‘asesinos’, porque lo hicieron por odio, con sevicia, alevosía y perversidad.  El ‘asesinato’ propiamente dicho es el homicidio cometido con premeditación, alevosía, a mansalva, etc. Pero, por ser un ‘homicidio’ (“muerte causada a una persona por otra”), solamente se puede cometer contra seres humanos, no contra los que llamamos ‘animales irracionales’. Una noticia de la sección ‘Sucesos’ de la PATRIA digital dice: “Capturan a un hombre en Manizales por asesinar a un perro pitbull” (Sucesos, 21/4/2021). ‘Matar’ o ‘sacrificar’ son los verbos adecuados para expresar ese hecho. ***

En una misma oración, el presbítero Luis Felipe Gómez Restrepo cometió dos errores. Así escribió: “…a la obsolencia de las cosas  y de la vida que obliga a la compra, con cierta vanalización de lo simbólico y de lo sagrado…” (LA PATRIA, 25/4/2021). El primero, ‘obsolencia’ en lugar de ‘obsolescencia’ (cualidad de lo que se está volviendo obsoleto); el segundo, ‘vanalización’ por ‘banalización’, al confundir seguramente ‘banal’ con ‘vano’, adjetivos que no son propiamente sinónimos: el primero significa ‘trivial, común, insustancial’; el segundo, que primordialmente ‘se aplica al fruto de cáscara que no tiene almendra’, significa ‘hueco, vacío y falto de solidez (de aquí, la ‘vanilocuencia’ –cháchara– y el ‘vaniloquio –discurso insustancial–); irreal, ineficaz, infundado’ e ‘inútil’. La cualidad de ‘vano’ es ‘vanidad’; ‘banalidad’, de ‘banal’. Este adjetivo tiene verbo, ‘banalizar’, con su acción, ‘banalización’; aquél, no. Son, pues, diferentes. ***

“For rent” es un aviso que se ve en cualquier pueblo de los Estados Unidos, y que traduce “para alquilar”, no ‘para rentar’, porque en castellano este verbo significa lo siguiente: “Dicho de una cosa: Producir beneficio o utilidad anualmente”. Y sus sinónimos son ‘rendir, redituar, producir, valer, fructificar’, pero no ‘alquilar’, por lo cual su empleo –y el del sustantivo ‘renta’– con este significado es un anglicismo. En Eje 21 leí este titular: “Apartamentos en renta subieron 2,2% en marzo” (1/5/2021). ‘Alquiler, arrendamiento, arriendo’ son las palabras castizas apropiadas para ese fin. ‘Locación’, incluso, que muchos despistados, hoy especialmente, emplean para designar los lugares o escenarios naturales (‘exteriores’) en los que se filman escenas de películas y telenovelas. El Diccionario panhispánico de dudas, aunque acepta ese disparate en México como ‘lenguaje culto’, concluye: “Es preferible, con este sentido, el uso del verbo ‘alquilar’, común a todo el ámbito hispánico”. ***

Mea culpa: en mi artículo anterior, hablé de Sancho Panza como ‘fiel escudero’ de Cervantes. ¡Bendito!

[email protected]