18 de junio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«MARCHAS SÍ, BLOQUEOS NO»

10 de mayo de 2021

EDITORIAL

En buena hora, esta mañana las principales cadenas radiales del país, a las seis, a través de los directores de los noticieros, durante unos cinco minutos, unieron sus voces para hacer tendencia la consigna de «marchas sí, bloqueos no» y abrieron sus micrófonos para que la ciudadanía se expresara. En estos momentos, están atiborradas sus mesas de trabajo con llamadas y escritos de los oyentes, adhiriendo a la campaña. Que digámoslo de una vez por todas, cuenta con nuestra solidaridad y apoyo.
Once días de bloqueo o cerramiento cumplen las carreteras principales del país, cerramientos que desconocemos por quienes son decretados, o si son resultado de espontáneos líderes, que utilizan este mecanismo como forma de protesta, a nuestro modo de ver equivocada, no solo por los reales perjuicios que acarrean sino por el natural rechazo de quienes se ven comprometidos directamente en ellos, como son los transportadores, los pasajeros de las rutas de las empresas que prestan sus servicios de movilización entre ciudades y pueblos, en pocas palabras, de todos aquellos que hacen parte de la cadena productiva y agrícola del país.
 Más irritable aún, cuando se montan peajes por partes de comunidades e individuos, que aumentan el clima de malestar e incomodidad de los usuarios de las vías carreteables, o de las urbanas, que pretenden cercar las ciudades por hambre, al impedir el acceso de los alimentos de la población, que en nada han tenido que ver con las causas o  los desarrollos de las protestas.
Los dirigentes del paro y de la legítima protesta, deben reaccionar y descalificar este expediente, antes de que tengamos que lamentar consecuencias adivinables. En Manizales y en Caldas, a través del diálogo entablado por las autoridades departamentales y municipales, hay que reconocerlo, se han logrado producir efectos menores que en otras regiones del país.  Pero ello no nos impide ver más allá de nuestros límites y pedir, con las cadenas radiales, que se desbloqueen las vías, que se dé vía libre a camiones que llevan lo de pan comer, a ambulancias y vehículos que transporten enfermos y medicamentos, a particulares ajenos a la discordia, en fin, que se garantice a la ciudadanía el derecho constitucional a su movilización, que está dentro del mismo capítulo consagrado al derecho a la libre expresión de la protesta y la indignación.
Prolongar o establecer nuevos bloqueos, pueden ocasionar nuevas víctimas fatales, que se sumen a las más de cuarenta causadas por estas jornadas. Eje 21 adhiere así al justo clamor ciudadano, encabezado por las cadenas radiales, de «Sí a las marchas, no a los bloqueos».