5 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La mala hora de los Representantes a la Cámara en Risaralda ¿Habrá cambio de tendido?

3 de mayo de 2021
3 de mayo de 2021

-¿Hicieron mal la tarea?
-Al CD, lo mata ¿el gobierno nacional?
-¿Qué tan mal hicieron la tarea?
-Diego Patiño, en la cumbre…

Por Álvaro Rodríguez Hernández

En casa  de herreros… o aquella que sentencia que en país de ciegos…

A Diego Patiño Amaríles, que aspira por 5ª vez llegar a la Cámara de Representantes, se le apareció la Virgen…

La fortaleza de Diego, es la debilidad de los otros.

Como siempre y pese a un espeso silencio que guarda, esta vez no parece que tiene contendor limpio que lo enfrente para el cargo de elección popular. Con votos. El camino está despejado pero lo tiene que sellar. No puede bajar los brazos.

La coyuntura o el viento electoral no favorecen a los cuatro partidos que ostentan credencial en la Cámara.

Por eso en medio de la crisis banderiza, otros vientos agitan la contienda electoral donde los enfrentamientos no cesan.

¿Quiénes pueden ser los poseedores de las credenciales?

UNIDAD LIBERAL

La Unidad liberal lo robustece y el pacto de no agresión con el aspirante mayor al senado, el ex alcalde liberal, Juan Pablo Gallo, lo protege. La tira manto. De un ¡hagámonos pasito!

Gallo, no se quiere enredar con candidato de bolsillo sino brindarle garantías a los 4 en su totalidad. No desestabilización.

Risaralda elige 4 Representantes. Esta vez, el control lo tienen dos liberales, cada quien por su lado: Patiño, el ingeniero ex gobernador y reinales, que saltó del Concejo de Pereira, sin escalas a la liga mayor de la política en este país cafetero.

LAS CUENTAS

Juan Carlos Rivera, partido conservador,  con 27.735; Patiño, segundo, con 29.094: el liberal Reinales Agudelo con 24,014  y Gabriel Vallejo Chujfi, Centro Democrático, con 23.698.

En ese orden y dentro de total por partido, la historia recuerda:

-Partido liberal: 64.820

-Centro democrático, 52,320

-Partido Conservador, 49,384

-MIRA: 35,246. Le siguió hoy un desvencijado Cambio Radical sin nómina estelar a estas alturas del partido, que reportó 34,497. A los dos últimos les faltó pelo para la moña….

El MIRA volverá a insistir sin cartas específicas. El panorama es viscoso cuarentena.  Ramos Jorge Diego, alcalde en Dosquebradas, el gran elector de Cambio Radical, no estará en la grilla de soltada…

Geovanny Londoño guarda silencio y lo más factible es que no le repiten votos al senado a la quindiana Aydée Lizarazo Cubillos, la gran beneficiada del aporte en urnas.

SIN MEMORIA POLÍTICA

Reinales Juan Carlos, un Ingeniero de Sistemas, se la jugó por un aislamiento desastroso, rodeado de malas compañías electorales, que e hicieron perder peso ante las comunidades.

No ha sido mal Congresista pero se olvidó del electorado. La inclusión que buscò en el pasado no la hizo con la credencial. Después de la guerra todos somos generales.

Pero como ingeniero de Sistemas, le falló la RAM.

La palmadita, los aplausos y el saludo cariñoso, no lo salva hoy, pronostican prolíficos sabios de la tribu roja en Risaralda.

Poco a poco su poderío se mermó, se diluyó: hoy a estas alturas perdió dos diputados de peso electoral y trayectoria: Diomedes de Jesús Toro, actual presidente de la Asamblea y Jaime Esteban Duque, uno de los grandes electores.

El más beneficiado con lo que acontece hoy es Diego Patiño: le llegan seguidores del liberalismo y de otros partidos. Su hijo Juan Diego, quien ha descollado como incipiente político desde la Asamblea – fue en el pasado presidente – le rinde y gana adeptos.

Al menos, le suma en grande a su padre. Hasta el momento ha demostrado que la política se hace con la gente. En sintonía con ella.

El equipo de ellos, está con Gallo.

NAVE AZUL

No son buenas las relaciones y lo quieren sacar no a sombrerazos sino a empellones al actual Representante azul, Juan Carlos Rivera.

Las relaciones con los dueños del aviso, la Familia Merheg, no pasan por un buen momento. El senador Juan Samy lo tiene a distancia. Habib, el ex senador, lo tiene lejos.

La consigna es desbaratarlo de manera electoral.

Rivera lo sabe. Con credencial en el bolsillo se repite. Pero no olerá otro puesto más de su cuerda para que le ayude a sumar para lograr el esquivo umbral.

A propósito, esta vez,  debe estar la vara alta por encima de los 46 a los 48 mil votos, para al menos contar con una credencial.

Pocos partidos lo podrán lograr. Todo puede suceder, incluso sorpresa por el lado de los alternativos y la pobreza de lo existente.

LA TAREA CUESTIONADA DE JUAN CARLOS RIVERA

A Rivera, se le señala de hacer una pobre tarea en la estructuración de partido. Hoy, la situación no puede ser más caótica,

Vienen de perder elecciones a las alcaldías y la gobernación.

No tienen nada claro con las 3 personas más que llenarán lista. Daniela Gil, quien irrumpió, fue flor de un día. Solo alcanzó a dar declaraciones y desapareció del mapa político. Cercana a Rivera – Gallo. La batuta para llenar los 3 renglones más la tiene hoy el senador Merheg.

LA CAJA DE MERHEG

Merheg, cuadra caja con el tendido electoral fuera del pequeño territorio risaraldense. La vez pasada estaba sólo en el espectro electoral. Hoy los votos y el gobierno le pertenece a otros jugadores.

El grueso de amigos de Rivera, tienen un pie en la orilla liberal. En el estribo de la campaña Gallo al senado.

LAS LLAGAS DEL CD

No ha sido un momento estelar para el Centro Democrático.

Con la avalancha hacia el gobierno del Presidente Duque, dicho partido no ha tenido conexión.

Amén a ello, la política o la manzanilla no ha tenido sintonía o no  era lo que se esperaba en ese batallón triunfador.

A sus luchas externas, lo acosan las internas que no han tenido pausa.

Desde que nació los enredos o rencillas persiguen  a las directivas de este partido que fue sorpresa electoral en la pasada contienda.

Hoy muchos dudas que alcance Cámara. El umbral lo ven lejos.

EL CAMINO DE VALLEJO

Gabriel Vallejo ha sido un buen parlamentario. Se encasilla al lado del senador Corrales, de abandonar el electorado por largo tiempo a la hora del inventario. De jugar más a personalismo que al propio partido que sigue sumando asqueantes divisiones. Los matices s cuentan en los dedos.

Otros nombres afloran para hacerse a la curul. Pero no es el momento electoral del CD, que pese a tener líderes, no tienen liderazgo que le sumen al colectivo y a la masa.

TRIBUTARIA

Tanto Corrales –Vallejo, han tenido sinergia en lo actuado en el Congreso.

Los liberales no votan la Reforma tributaria. Los del CD, con peluqueada incluida. Rivera Peña, no modula. El partido conservador con la actitud, parece más el partido de gobierno nacional.