1 de julio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un llamado para los más ricos de Colombia

7 de abril de 2021
Por Fernando Escobar Giraldo
Por Fernando Escobar Giraldo
7 de abril de 2021

La gente de la popular revista Forbes parece que hace bien su trabajo de investigar el patrimonio de las personas más ricas del planeta y su ya tradicional lista anual es motivo de comentarios en el mundo entero. Y Colombia no es la excepción.

Al publicar su lista del 2021, Forbes destaca que ha sido un año como ningún otro, y no estamos hablando de la pandemia. Hubo ofertas públicas rápidas, criptodivisas en alza y precios de las acciones por las nubes. El número de multimillonarios en la 35ª lista anual de Forbes de los más ricos del mundo se disparó hasta alcanzar la cifra sin precedentes de 2.755, o sea 660 más que hace un año. De ellos, 493 fueron nuevos en la lista, aproximadamente uno cada 17 horas, incluyendo 210 de China y Hong Kong. Otros 250 que se habían caído en el pasado volvieron con fuerza. Un asombroso 86% es más rico que hace un año. La pandemia parece no haberles afectado sino, por el contrario, favorecido.

Jeff Bezos es el más rico del mundo por cuarto año consecutivo, con 177.000 millones de dólares, mientras que Elon Musk se dispara al segundo puesto con 151.000 millones de dólares, gracias a la subida de las acciones de Tesla y Amazon.

La publicación ¨Valora Analytic¨, destaca que David Vélez, el creador de Nubank el banco digital de Brasil que no tiene sedes para atender al público y que ya llegó a Colombia; y también Beatriz Dávila de Santo Domingo, viuda del ex magnate Julio Mario Santo Domingo y primera colombiana en aparecer en el ránking, constituyen la gran novedad colombiana en la lista.

La lista colombiana está encabezada por Luis Carlos Sarmiento Angulo, cuya riqueza asciende a US$11.000 millones y es el número 200 en la lista general, le sigue David Vélez, quien tiene US$5.400 millones, Beatriz Dávila, con US$3.900 millones, Jaime Gilinski Cabal, del conglomerado GNB Sudameris, con US$3.800 millones, Alejandro Santo Domingo, con US$ 3.000 millones y Carlos Ardilla Lulle, con US$2.300 millones.

Vélez, con tan solo 39 años de edad, es el multimillonario más joven en la historia de Colombia. Mientras que Ardila Lulle es hoy en día el más longevo, con 90 años. La fortuna de Vélez ha crecido en tiempo récord. El escritor José Caparroso destaca que en el año 2013, Vélez, nacido en Medellín, despachaba junto a un par de inversionistas en una modesta casa de Sao Paulo. Su historia es realmente fascinante. “¿Ser multimillonario? Esto me tiene sin cuidado. Recibo mi energía y mi motivación de ver que estamos construyendo algo que soluciona un problema, la vida de las personas, que está haciendo un impacto en la sociedad”, le dijo David Vélez a Forbes en una entrevista en octubre pasado, que resultó siendo la historia de portada de Forbes Colombia de noviembre de 2020.

El nuevo multimillonario paisa tuvo la fortuna de nacer en una familia de emprendedores que le traspasó el espíritu empresarial. Siendo niño, su primer trabajo fue en la fábrica de ropa de su papá en la que hacía control de calidad separando botones buenos y botones dañados. A los 12 años hacía su primera inversión comprando una vaca con ahorros que había acumulado de regalos de cumpleaños y trabajos en las vacaciones, que luego se volvieron seis y un aporte para financiar parte de sus estudios en la Universidad de Stanford, donde estudió administración e ingeniería y a la que volvió un tiempo después a hacer un MBA.

La publicación ¨Valora Analytic¨ asegura que después de las fortunas de los multimillonarios colombianos, que aparecen entre los más ricos del mundo en el listado de Forbes, hay altos patrimonios personales y familiares que están registrados en el país. Estos valores se revelan tras cruzar bases de datos oficiales y públicas que hay disponibles hasta el año 2019.

Hermanos Cortés Osorio e hijos (Grupo Bolívar).

Hermanos Pacheco Cortés (Mercantil Colpatria).

Hermanos Echavarría Olázaga e hijos (Corona).

Manuel Santiago Mejía (Alkosto).

Hermanos Char Abdala e hijos (Olímpica).

Familia Barberi (Tecnoquímicas).

Todos estos emprendedores merecen admiración y respeto, cada historia tiene un principio, un desarrollo pero no un final todavía. Algunos han sido cuestionados y hasta han tenido que enfrentar a la justicia. Otros, reciben alabanzas porque usan su poder y riqueza para ayudar a los demás. Sin embargo, si tuviese la oportunidad de tener a cada uno en frente mío, la pregunta sería la misma para todos: ¿Díganos qué ha hecho y qué hará en beneficio de los más necesitados? Esto no es una obligación, todos tienen derecho a hacer con su dinero lo que se les de la gana, pero qué grato sería conocer un balance concreto de lo que cada uno hace para en vez de aumentar, reducir esa penosa brecha entre los más ricos y los más pobres.

Según el DANE, 17,5 millones de colombianos viven en condición de pobreza. Eso es casi una tercera parte de la población. Doloroso y triste es decirlo, pero tal desequilibrio genera más pobreza, más crimen, más ignorancia. Si los más ricos unieran fuerzas en un frente común para enfrentar esta ¨tragedia nacional¨, su dinero y poder podrían hacerle más beneficio al país que estando acumulado y desierto en tan pocos bolsillos. Este es el llamado para los más ricos de Colombia.