11 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Emisor colombiano afirma que reforma tributaria es clave para la estabilidad

12 de abril de 2021
12 de abril de 2021
Leonardo Villar.

Bogotá, 12 abr (EFE).- La reforma fiscal que presentará próximamente al Congreso el Gobierno colombiano será fundamental para mantener la estabilidad de las finanzas públicas y de la política monetaria, manifestó este lunes el gerente general del Banco de la República (emisor), Leonardo Villar.

Al intervenir de manera virtual la I Reunión Iberoamericana de Bancos Centrales, Villar señaló que «la aprobación va a ser clave para que nosotros podamos mantener la credibilidad y políticas (monetarias) con la flexibilidad con las que las hemos podido tener en los últimos años».

Esta reunión, que hace parte de las actividades previas a la XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará el 21 de este mes en Andorra, abordó en uno de sus paneles el tema «Política monetaria en el contexto de la pandemia: Nuevos instrumentos, lecciones aprendidas y riesgos futuros».

«La Junta (Directiva del Banco de la República) considera importante la aprobación por el Congreso del paquete fiscal; no es un tema del Banco en sí mismo pero ese programa apunta a mantener la sostenibilidad de las finanzas públicas y la credibilidad de la política fiscal y a mantener la política monetaria expansiva sin comprometer la estabilidad macroeconómica», añadió Villar.

REFORMA CONTROVERTIDA

El Gobierno colombiano prepara un proyecto de reforma tributaria para aumentar impuestos y de esa forma recaudar 25 billones de pesos (unos 6.850 millones de dólares) destinados a mejorar las finanzas púbicas y a financiar programas de asistencia social a los más pobres, pero la iniciativa ha sido fuertemente criticado en el país por diversas razones.

Los opositores a la «Transformación social, solidaria y sostenible», como llama el Gobierno a la reforma, consideran que no es prudente aumentar los impuestos en momentos en que la economía nacional enfrenta las consecuencias de la pandemia de la covid-19 y recomiendan dar prioridad a la reducción del gasto público y controlar mejor la evasión.

Villar recordó que a pesar del buen manejo que tradicionalmente ha dado Colombia a sus cuentas públicas, la situación fiscal del país se ha ido debilitando, principalmente por el «choque adicional» que supone la llegada de miles de migrantes venezolanos a los que hay que atender con programas sociales, y más recientemente por la pandemia de coronavirus.

Debido a esos choques, se esperaba para 2020 un déficit fiscal equivalente al 7,8 % del Producto Interno Bruto (PIB) y para este año se proyecta uno aún mayor, del 8,6 %, mientras que la deuda pública, que se había mantenido alrededor del 40 % del PIB, subió a cerca del 65 %, recordó Villar.

En la conferencia también participaron el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León; el gerente general del Banco de Pagos Internacionales, Agustín Carstens; la presidenta del Comité Latinoamericano de Asuntos Financieros y directora del Centro para el Desarrollo Global, Liliana Rojas-Suárez, y como moderador, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.

«Tenemos que atacar el problema fiscal de manera decidida y aunque eso no pasa por el Banco, la opinión pública y el Congreso van a jugar un papel muy importante», agregó Villar sobre la reforma tributaria.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

De otro lado, el gerente general del Banco de la República señaló que la recuperación de la economía colombiana, a niveles similares a los que tenía antes de la pandemia de covid-19 se dará a finales del año próximo.

«La recuperación plena de esos niveles de actividad la alcanzaremos en principio a mediados o finales del año 2022», dijo y señaló que «la postura monetaria fuertemente expansiva y compatible con el balance de riesgos que tenemos en un mundo incierto», contribuye a la reactivación económica.

En ese sentido destacó que las «políticas contracíclicas» de la autoridad monetaria, que redujeron la tasa básica de interés del 4,25 al 1,75 % anual, «el más bajo que hemos tenido a lo largo de toda nuestra historia», ayudan a «mitigar la crisis y a impulsar la recuperación». EFE