14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cómo vamos en educación superior, básica y media El número matrícula ha tenido una variación negativa en Manizales

28 de abril de 2021
28 de abril de 2021

Informe cómo vamos en educación superior y educación básica y media en Manizales, realizado realizado por Manizales Cómo Vamos y la Fundación Luker que destaca las fortalezas y debilidades del sistema.

Indicadores de proceso, eficiencia interna y logro académico acerca de la educación básica y media en Manizales se dieron a conocer este  martes 27 de abril del 2020.

El Informe cómo vamos en educación básica y media en Manizales fue realizado por Manizales Cómo Vamos  la Fundación Luker y complementa el informe cómo vamos en educación superior que desde el 2016 se presenta a la ciudad también en alianza con la Fundación Luker y Manizales Campus Universitario.

Presentación de resultados

El espacio contó con la participación de Luz Marina Giraldo Cristancho, Secretaria de Educación; Pablo Jaramillo Villegas, Gerente de la Fundación Luker; Santiago Isaza Arango, Director Educación de la Fundación Luker; Juan Manuel Dussán luberth, Rector del Instituto técnico Francisco José de Caldas, y Nancy Stella Grisales García, Rectora de la Institución Educativa María Goretti.

Luz Marina Giraldo Cristancho, Secretaria de Educación, resaltó: “los buenos resultados que se han dado en algunos pactos ha sido por el compromiso de los rectores y también por las alianzas, que han fortalecido la educación en la ciudad: necesitamos continuar fortaleciéndolas”.

“Nos preocupa la cobertura educativa y estamos mirando cómo mejorarla y que sea atractiva, para que las personas quieran volver a las aulas y un aspecto es el tecnológico, para que ellos quieran graduarse y continuar con las prácticas educativas. También queremos fortalecer la educación rural y el bilingüismo”, agregó.

Por otra parte, Pablo Jaramillo Villegas, Gerente de la Fundación Luker, enfatizó: “una ciudad educadora también incluye a los estudiantes de educación básica y media. Después de la pandemia volveremos a una escuela distinta y precisamente eso es sacar algo positivo de esta pandemia. El aprendizaje está en todas partes, la presencialidad se puede combinar con la virtualidad”.

“Tenemos además grandes retos y me preocupa mucho el nivel de deserción que creo que tendremos. Reconozco los inmensos esfuerzos de los docentes durante este año de educación virtual, pero al final se adaptaron y hoy hay una nueva “estabilidad” desde el punto de vista de aprendizaje, que seguramente no es igual a la presencialidad, pero se tuvieron a los estudiantes en sus procesos educativos”, dijo.

Sobre el informe

Realza la importancia de la educación como motor del desarrollo humano describiendo la realidad municipal a partir de los indicadores mencionados. Estas son las conclusiones del informe: 

Sobre procesos y matrícula:

– El número matrícula ha tenido una variación negativa frente al año anterior. Es una tendencia que se mantiene desde el 2004.

– De los 52.760 niños matriculados en el sistema educativo municipal en el año 2019, el 21,6% asistieron a Instituciones Educativas privadas y el 78.4% lo hicieron en Instituciones Educativas oficiales.

– Las comunas que concentran el mayor número de estudiantes matriculados por institución educativa por cada 1.000 habitantes son: la Palogrande, la Cumanday y la Estación. Comunas que concentran las instituciones educativas más tradicionales en la ciudad.

– La relación alumno/docente fue mejor en Manizales en el 2018 que el estándar nacional definido por el Ministerio de Educación Nacional.

– En la relación alumno/equipo de cómputo el sector oficial cuenta con un mejor indicador que las IE privada en el sector urbano: 5.32 estudiantes por equipo de cómputo.

– El acceso a internet en la población escolar entre los 5 y 19 años disminuye en la medida en que se baja el nivel socioeconómico del sector.

Sobre eficiencia interna:

– La tasa de aprobación general alcanzada fue de 90.7%. Transición es el nivel con mayor tasa de aprobación (105.5%), Secundaria es el nivel con menor tasa (81.4%). Sexto es el grado con menor tasa de aprobación (75.1%). La tasa de aprobación en el sector oficial fue de 88.15% y en el sector privado de 99.01%

– La tasa de reprobación general fue de 8.32%. Secundaria fue el nivel con la mayor tasa, en contraste, Transición fue la que tuvo la menor. Nuevamente, grado Sexto es aquel que tiene la mayor tasa de reprobación (seguido de grado Séptimo).

– La deserción general fue de 1.54%, tendencia a la baja que se mantiene desde el 2012-2013, disminuyendo casi a la mitad la tasa de deserción experimentada en aquel periodo de 3.02%.

– La deserción afectó más a los hombres (59.7%) que a las mujeres (40.3%). La deserción en el sector oficial fue de 1.8% y en el privado de 0.71%. La tasa de deserción de Manizales fue la quinta más baja del país.

– La tasa de transferencia general fue de 7.3% (4019 estudiantes). El 83% de las Transferencias se dan en algún grado en básica Primaria y en Secundaria. En grado Sexto es donde se experimenta la tasa más alta de transferencia (8.3%).

– La tasa de retención ha tendido al alza en Manizales, situándose en un 99.05%. En comparación con el periodo 2012-2013, Transición y grado Octavo son los que mayor incremento han tenido en tasa de retención, por el contrario, grados Sexto y Segundo son los que mayor retención han experimentado desde aquel periodo hasta el 2018-2019. El sector oficial (98.35%) muestra un ligero rezago frente al sector privado (101.31%).

– La tasa de repitencia general alcanzada fue de 5.37% (2917 estudiantes en 2018-2019). Del total de estudiantes repitentes, el 62% se encontraban repitiendo un año de Secundaria; 27% en Primaria, 9% en Media y 2% en Transición.

Sobre logro académico:

– 85% de las instituciones educativas del sector no oficial obtuvieron una calificación mínima de A, en contraste solo el 19% de las IE del sector oficial obtuvieron esta misma calificación. Esto significa que solo 11 IE del sector oficial alcanzaron esta calificación (A+: 1; A: 10).

– El desempeño en las Pruebas Saber 11 tuvo matices diferentes dependiendo de la sub-prueba en cuestión: el 68% de los estudiantes obtuvieron un nivel de desempeño de 1 o 2 en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales y Competencias Ciudadanas; por el contrario, la mayor proporción de estudiantes estuvieron en niveles de desempeño 3 o 4 en las pruebas de Matemáticas (58%) y en Lectura Crítica (65%).

– El 68% de los estudiantes en Manizales en 2019 alcanzaron un nivel máximo de A1 en la prueba Saber-inglés, tan solo el 2% de los estudiantes alcanzaron un nivel de B+ que indica mínimo un nivel de suficiencia de B2.

– En el caso de las pruebas EGRA todos los grados en Primaria experimentaron mejoras en fluidez lectora: grado primero fue el que tuvo mayor mejora. En la prueba de comprensión también hubo mejoras en todos los grados, a su vez, el mayor número de Instituciones Educativas se encuentran en el segundo y tercer intervalo de agrupación: en los niveles promedio y alto (en el más alto no hubo ninguna institución educativa).

– En el caso de las pruebas EGMA se experimentaron mejoras en sumas y restas en todos los grados de

Primaria (excepto, en Sumas en 5o).

Manizales Cómo Vamos, Fundación Luker y Manizales Campus Universitario presentaron Informe cómo vamos en educación superior en Manizales

Componentes de acceso, empleabilidad, calidad de vida, aporte económico y educación técnica y tecnológica se analizaron en el Informe cómo vamos en educación superior en Manizales,  presentado este martes 27 de abril del 2021.

El Informe cómo vamos en superior en Manizales fue realizado por Manizales Cómo Vamos, la Fundación Luker y Manizales Campus Universitario. Con este se han logrado identificar los avances y retrocesos de la ciudad en la consolidación de su campus universitario y compararnos con el resto de ciudades del país.

Presentación de resultados

El espacio contó con la participación de Alejandro Ceballos Márquez, Rector de la Universidad de Caldas; Camilo Younes Velosa, Vicerrector de la Universidad Nacional de Colombia sede Manizales; Carlos Eduardo Jaramillo Sanint, Rector de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM); Duván Emilio Ramírez Ospina, Rector de la Universidad de Manizales; Hernán Robledo Giraldo, Director Universidad Católica Luis Amigó sede Manizales; Hna Elizabeth Caicedo Caicedo, Rectora de la Universidad Católica de Manizales (UCM), y Pablo Jaramillo Villegas, Gerente Fundación Luker, quien dará las palabras de bienvenida y hará las conclusiones del espacio.

Jaramillo Villegas destacó: “las universidades eran muy aisladas antes y este proyecto de campus universitario las ha unido, porque son definitivas para darle una nueva vocación a la ciudad. Vamos a tener muchos retos, pues seguramente las universidades seguramente no volverán a ser las mismas: estos esfuerzos de llegar a través de la virtualidad tiene que haber llegado para quedarse”.

“Volveremos a universidades más abiertas y más flexibles. A corto plazo debemos pensar en el inicio de la presencialidad, así sea parcial, pues creo que la ciudad lo necesita urgente, en la medida en que los procesos de vacunación avancen”, agregó.

Conclusiones

Sobre acceso a la educación

– Manizales continúa mostrando su fortaleza en el acceso a la educación superior con 46.553 estudiantes matriculados en 2019.

– En 2019, Manizales contaba con 12 IES que aunque no tenían domicilio en la ciudad, generaban oferta educativa (10.759 estudiantes matriculados).

– Aunque la distribución de la matrícula total en Manizales sigue concentrándose en la matrícula universitaria (65%), la educación técnica y tecnológica ha venido aumentando en los últimos años.

– La tasa de cobertura en pregrado mostró una tendencia creciente, superando el 100% a partir de 2015 y llegando al 120% en 2019.

– El número de personas con título de educación superior en Manizales ha ido creciendo a través de los años, pasando de 6.175 estudiantes en 2010 a 10.324 en 2019.

Sobre calidad en la educación superior

– La ciudad continúa avanzando hacia la calidad total de sus IES con importantes avances en unos de sus enfoques y con rezagos en otros.

– En el enfoque de certificaciones, la ciudad se destaca entre las 23 ciudades analizadas con el 100% de sus universidades con domicilio en la ciudad que cuentan con la acreditación de alta calidad.

– En el enfoque de logro, con un puntaje promedio de 150,83, Manizales fue la tercera ciudad capital con el mejor desempeño en las Pruebas Saber Pro con una leve disminución frente al puntaje obtenido en 2018 de 152,29.

– En el enfoque de capital humano, la ciudad sigue ocupando los primeros lugares en cuanto a la participación de los docentes con título de posgrado a nivel de maestría, doctorado y posdoctorado.

– En el enfoque de investigación, las IES de la ciudad vienen ampliando los grupos de investigación reconocidos por Colciencias pasando de 113 a 145, lo que implica un crecimiento del 28%.

– En el enfoque externo, que enfrenta las IES de la ciudad a un espectro más amplio de medición, se obtiene un bajo desempeño. Tomando como base diferentes rankings internacionales, se encuentra una brecha entre estas y otras

IES. La Universidad mejor posicionada en el Ranking U-Sapiens Research es la Universidad de Caldas, que aparece en el puesto No. 10.

Sobre educación T&T

– Las universidades privadas han comenzado a tener un papel más activo en la ampliación del acceso a este tipo de educación, con incremento en su participación en la matrícula total que pasó del 16,1% al 35,3%.

– La ciudad cuenta con apenas dos programas acreditados de 56 programas en total. Esto indica que la oferta está, solo hace falta cualificarla para generar más valor en el mercado laboral.

– La matrícula en educación técnica presenta un crecimiento sostenido desde 2016, mientras que la matrícula en el nivel tecnológico presenta una caída sistemática, indicando posiblemente un cambio de preferencias hacia la educación superior.

Sobre mercado laboral de la población joven con título de educación superior

– De cada 100 personas entre 21 y 24 años, 68 se encuentran ocupadas. Esta tasa de ocupación ubicó a la ciudad en el puesto No. 7 entre 23 ciudades, indicando que aún hay espacio para mejorar la tasa de ocupación laboral juvenil.

– La tasa de desempleo de la población joven con título de educación superior en la ciudad fue una de las más bajas en 2019 entre las 23 ciudades principales con el 24,3%, pero superior a la tasa de desempleo de la población total de la ciudad.

– La tasa de ocupación es casi 20 puntos porcentuales mayor entre la población con posgrado frente a una persona con un título técnico o tecnológico.

Sobre educación superior en la economía

– El sector de la educación superior continúa siendo un importante generador de empleo en la ciudad, con 3.986 ocupados, equivalente a una participación del 2,1% en el empleo total de la ciudad.

– Al contrastar la participación de la población ocupada en el sector de la educación superior, respecto a otras ciudades del país, se confirma la asociación existente entre el posicionamiento de la vocación de Manizales como ciudad universitaria y la generación de empleo.

– El sector educativo tiene niveles de remuneración superiores a los del resto de los sectores de la economía, equivalentes a 2,9 SMMLV.

– El sector de la educación superior presenta brechas salariales que no pueden pasar desapercibidas. Esta brecha es del 19% favor de los hombres, lo que representa que en Manizales éstos ganan en promedio, $516.000 más que las mujeres.

Sobre vida universitaria

– Casi el 40% de los estudiantes foráneos provienen de circuitos lejanos a la región que como se ha revelado en otros informes corresponden principalmente a estudiantes del sur del país.

– Si bien los estudiantes eligen a Manizales como un destino viable durante su proceso educativo, parece que cuando piensan en vincularse al mercado laboral, la percepción cambia. El 36,5% de los estudiantes ha pensado en irse a otro lugar.

– La pandemia modificó los hábitos de transporte de los estudiantes hasta su lugar de estudio. Entre los estudiantes locales, entre 2019 y 2020 se redujo el uso de transporte público en casi 10 puntos porcentuales.

– El monto de gastos de un estudiante universitario igualó casi un salario mínimo de 2020. La vivienda, los servicios públicos y la alimentación siguen siendo los gastos más representativos, con una participación de casi el 70% de los gastos.

– El 53% de los estudiantes manifestó afectaciones en su salud física, mientras que un poco más del 30% manifestó impactos de tipo económico como la pérdida del empleo propio o de algún familiar y la reducción de ingresos.

– De acuerdo con las percepciones de los estudiantes, las universidades privadas brindaron una respuesta adecuada a las nuevas condiciones de aprendizaje que impuso la pandemia.