14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Carlos Mario Vallejo Trujillo Diego Quiroz: de jugador profesional a mentor de nuevos deportistas

27 de abril de 2021
27 de abril de 2021
Diego Quiroz ofrece sus servicios de coach deportivo en plataformas como Instagram, Facebook, Whatsapp o Telegram. Foto cortesía.

Carlos Mario Vallejo Trujillo

¿Por qué Colombia no es potencia en ningún deporte de conjunto? ¿Por qué no se mantiene la mayoría de deportistas que logra el profesionalismo o una posición destacada en un equipo?

El reconocido baloncestista bogotano Diego Quiroz parece haber dado con el punto clave de esta realidad: el equilibrio emocional. Por eso viene desarrollando un completo programa denominado Mentalidad ganadora para deportistas.

Quiroz atrajo la atención de este medio con un video en Facebook en el que expresa: “si eres deportista y a la hora de entrar en la cancha tienes mucha carga emocional que te impide sobresalir como el gran deportista que eres, yo te puedo ayudar”, expresa el también ingeniero de sistemas de la Universidad Distrital, quien ha apoyado a centenares de deportistas con base en su experiencia como jugador profesional y entrenador.

Inicios y profesionalización

Como la mayoría de colombianos que migraron a otro deporte, el niño de 12 años Diego Quiroz se dedicaba al fútbol en el colegio Salesiano León 13, en el centro histórico de Bogotá. Corría el año 1997.  “Mi papá me recogía en la cancha. Vivíamos a cuarenta minutos. Un día él quedó de recogerme y el entrenador no asistió, así que fui al otro patio y casualmente estaba el entrenador de baloncesto, que también me había visto jugar microfútbol. Ahí lo empiezo a tomar en serio el baloncesto, me compran un balón y voy a entrenar dos veces a la semana”, recuerda Quiroz en entrevista por Messenger.

Contó que había pocos jugadores, ni siquiera equipo. “Hasta los 18 años jugué en colegios, también otros deportes como voleibol y tenis de mesa. A los 16 o 17 entré a Esbama, escuela de baloncesto Marsella”. Luego arribó a la universidad, donde no le fue mal, “pero en Colombia el deporte universitario no es muy alto”, expresó.

Llega 2005 y con él Jhon Rincón, quien le propone a Diego dirigirse a un torneo en Táchira, Venezuela, con el club Cardenales. “Un torneo de alto nivel, y yo quería probarme. Consolidamos un buen equipo. Nos va bien. Quedo mayor encestador. Competimos contra jugadores fuertes. Participamos en diversos torneos en Cundinamarca y el dueño de Cóndores de Cundinamarca me ve jugar y me convoca. Fue terriblemente frustrante y decepcionante por el alto nivel que había y el bajo nivel nuestro”, rememoró.

Allí se enfrentó al dilema de perseverar o simplemente dejarse vencer por la frustración. “Quieres llegar, quieres quedarte y destacar”, enfatizó.

En 2008. Se le da la oportunidad de llegar a Cúcuta. Es seleccionado entre jugadores de Venezuela y Colombia que juegan en ese sector y así llega al equipo profesional cucuteño.

En 2008 trabaja destacados del baloncesto colombiano como el entrenador Julio Toro y Édgar Moreno, una de las estrellas nacionales del baloncesto nacional de la década pasada.  “Yo estaba muy nuevo al lado de ellos, pero esto me sirve para evolucionar”. Luego llega al peno de sus capacidades y participa en los clubes profesionales de Patriotas de Tunja, de nuevo Cúcuta Norte, Cafeteros de Armenia, Águilas de Tunja, Guerreros de Bogotá, Búcaros de la capital santandereana, y Piratas de Bogotá.

: Quiroz militó en diversos equipos profesionales de baloncesto en Colombia. Foto: Cortesía Directv.

Con una carrera exitosa a cuestas, ahora se dedica e ser entrenador y coach deportivo de cualquier disciplina. A sus 35 años, no descartaría la opción de volver al básquet de primer nivel si algún equipo lo requiere.

Eje 21: ¿Quién fue ese técnico que le cambió su manera de analizar la formación de los deportistas? 

Diego Quiroz: en 2008 conozco al profesor Julio Torres y él empieza a hablarnos desde otra perspectiva: el componente mental. Nos cambió el chip a muchos. Edgar Moreno venía de lesión y decían que no iba a volver. Pero lo mejor que jugó fue en ese 2008 y 2009. John Hernández no cuadraba y Julio Toro arregla la situación. Yo era flojo para el físico y logré ganar 21 kilos.

Eje 21: En ese momento decide dedicarse a formar…

Diego Quiroz: Sí. Empiezo a estudiar el tema. Acá hay algo que hace la diferencia si bien lo táctico es importante: la mentalidad. Tengo escrito el libro Modelo de desarrollo deportivo desde lo mental.

Eje 21: ¿Cómo motivar mentalmente a estos muchachos que empiezan en el deporte?

Diego Quiroz: el año pasado con el Covid me tocó enseñar a niños muy dispares. La única diferencia entre los que se quedaron y los que no, fue la parte mental. Hice una clínica virtual entre abril y mayo para entrenadores. Tuve 500 participantes. Traje gente de NBA y Liga Europea y como entrenador suelo de entrenar a muchas personas con gente de Estados Unidos. Después lo que pasó es que vi que los entrenadores se enfocan en su dinero y no en prepararse desde la parte mental.

Eje 21: Y se decide por formar formadores. Para abarcar más… 

Diego Quiroz: Empiezo a estructurar Mentalidad ganadora para deportistas.  Cuando decidimos lanzar la primera versión, confirmamos lo de los entrenadores. El enfoque debían ser las habilidades mentales del deporte y cómo aplicarlas a la vida.

¿La situación de salud mundial cómo influyó?

Diego Quiroz: Los entrenadores se quejaban por la emergencia y nosotros dijimos: ‘todos se están quejando, ¿cómo podemos ayudar?’ Creamos un sistema de afiliados y ayudamos a los niños y jóvenes a mejorar, y también a los entrenadores. Así nos damos a conocer y fortalecemos la plataforma.

Eje 21: ¿La frustración de los deportistas puede venir también desde los técnicos?

Diego Quiroz: nos pasó algo cuando empezamos el programa. Contactamos 100 entrenadores de varios deportes y todos decían ‘me interesa’ pero había que estar detrás de ellos. El “yo ya sé” de muchos se impone con bastante frecuencia y es de lo más problemático.

Usted trabaja con diversos deportistas. ¿Se ve mucho la falta de pedagogía en técnicos en todos los deportes?

. ¿Por qué se da el mismo problema, por ejemplo, en el caso del futbol y el 80 por ciento de los profesionales fracasan, se meten en malos pasos, peleas, los ciega la fama? Una de las partes fundamentales es que eliminen una serie de creencias desde algunos entrenadores.  Por ejemplo, muchos te meten por los ojos que no vas a ser profesional. A mí me lo decían todos los días. ¿Bueno y cómo saben?, me pregunto.

Eje 21: Phil Jackson, el legendario técnico de la NBA, decía que un jugador debe luchar contra tres cosas: el ego, el miedo y la rabia…

Diego Quiroz: Básicamente se debe darle presencia a los jugadores para que puedan disfrutar de cada entrenamiento, de cada jugada, como si fuera la última. No hay que centrarse en el pasado o el futuro: si hay proyección hay problemas.  Jackson hizo trabajo con la filosofía zen: meditar, estar en presencia, fue lo único distinto, algo que ningún entrenador había intentado. Han intentado hacer su ofensiva triangular, un montón de gente, pero nada. La parte mental y espiritual son esenciales.

Eje 21: ¿ los deportistas adultos la tienen más difícil para cambiar su mentalidad? 

Diego Quiroz: Entre más pronto se trabaje en la mente, mejor desarrollo deportivo tendrá el jugador. Me gusta trabajar el tema de la conciencia. Si hacen conciencia como deportista a esa edad se te abren posibilidades a edad temprana. Yo vine a hacer esa conciencia a los 23 años. Eso al final no interesa. Hay personas que empezaron a los 26 o 27. Muchos de los que dominan la conciencia tienen más de 40 años.

Eje 21: Su top 3 de jugadores y entrenadores…

Roger Federer: Un jugador, una persona integral.

Manu Ginóbili: Sano disciplinado consciente. Lo logró todo: Europa, NBA y Juegos Olímpicos.

Lionel Messi: Es la representación de un líder.

Técnicos:

Greg Popovich: “meritorio lo que logró con San Antonio Spurs”

Mike Krzyzewski: el mejor técnico de la liga NCAA.

Marcelo Bielsa: “tantos títulos y nombres. Bielsa inspiró a muchos entrenadores”.