17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Política con pimienta. El templo del chisme se trasladó ahora a La Suiza del Cable

8 de marzo de 2021
8 de marzo de 2021
La Suiza del Cable. Imagen TripAvisor.

Cuatro y a veces cinco, fueron los contertulios que atendieron la invitación al café sabatino. La Suiza de El Cable estaba al tope y se conservaban las medidas recomendadas por los epidemiólogos. Distancia social, uso permanente de tapabocas y lavado de manos. Exactamente hace un año, el 6 de marzo, se prendieron las alarmas por la llegada del Covid o la covid a Colombia. Y en este año, han desfilado hacia el barrio de los acostados, cerca de sesenta mil colombianos por su causa, de las más diversas clases y condiciones, miles de los cuales ignoraron como llegó el virus a sus humanidades. Se oyeron varias historias del final de conocidos, allegados y familiares y se llegó a la conclusión de que hay que cuidarse porque la etapa que hay entre el contagio y la muerte es aterradora, así se sometan las víctimas a sedación total. Y quienes sobreviven, durante la recuperación exhiben secuelas que duran hasta meses. Uno de los de la mesa, aficionado a los números, sacó su celular y leyó estos datos. Hasta la fecha, en el mundo, como casos confirmados, se han presentado 116.697.629, de los cuales se han recuperado 66.009.244 y han muerto 2.591.024. En Colombia el consolidado hasta el sábado era de, casos confirmados, 2.276.656; recuperados, 2.177. 199 y muertos 60.503. Ahí les dejamos a los lectores estas cifras para que las interpreten y saquen sus propias conclusiones.

COLOMBIA VA EN LA COLA

Un ingeniero civil opinó, después de repasar las cifras, que para la próxima vez va a traer su proyección matemática y que investigará los números para Manizales y Caldas, pero que por el momento y en comparación histórica con otras pandemias que han azotado la humanidad, el asunto no es tan grave. Y estuvo de acuerdo con Mockus, en que el manejo por parte del Presidente Duque no ha sido tan malo, ni tan malo su gobierno, que su programa de televisión ha servido, que tanto es así, que hace un año la favorabilidad era del 36 % y que se mantiene, mínimo. De inmediato le cayeron encima y dijeron que era lamentable el manejo del gobierno de la pandemia, que ese programa de las seis de la tarde, con la desanimación del presidente era un despilfarro, que el atraso en los tiempos de la llegada y la aplicación de las vacunas era un fiasco, que era más espectáculo que efectividad y que le había quedado grande el tema a Duque, como tantos otros. Que, hasta el momento, Colombia va en la cola en cuanto a aplicación de las vacunas, en el continente y en el mundo, en proporción a las vacunas ya disponibles y su aplicación. Y ahí se prendieron los ánimos, por cuanto hasta en lo de las vacunas hay polarización.

COMO PARA ALQUILAR BALCÓN

Pasaron al tema municipal y espeso y adelantaron que la pelea electoral entre las fuerzas liberales del senador Mario Castaño y el ex alcalde de Manizales Octavio Cardona y la familia Lizcano, va a estar de alquilar balcón. Octavio dio una entrevista a Evelio Giraldo, codirector de Eje 21, que si no la han escuchado pueden buscarla en este diario digital, en la cual se atribuyó, con la ayuda de Castaño, las grandes realizaciones que tuvo Manizales durante su mandato, que, a pesar de ello, los llevó al fracaso con su candidato, Jorge Hernán Meza, para reemplazarlo. Estuvo parco en la explicación de la derrota y de su fallida y cada vez más inexplicable alianza con el Centro Democrático de Adriana Gutiérrez y del senador Carlos Felipe Mejía, más conocido como el senador Aeropalestina, mote que le puso el presidente Iván Duque, por su obsesión con el elefante blanco que Mejía se ha encargado de promover a la topa tolondra, y se dedicó más bien a pasar cuenta de cobro a los manizaleños por todo lo que hizo por la ciudad. Lo más claro que quedó de su entrevista, es que ya está lista la lista para el Congreso, por parte de los liberales de Caldas: Mario Castaño, al Senado. Octavio Cardona, a la Cámara. Los demás aspirantes, que no voten su platica. Más bien ayúdenles a estos jefes y coman calladitos.

¿RECIENTE VISITA DE LIZCANO A MANIZALES FUE PARA PROVOCAR CRISIS EN GOBERNACIÓN Y ALCALDÍA?

Por otra parte, el Joven aún, Mauricio Lizcano, anduvo por estos andurriales. En la mesa de La Suiza se sentó uno de sus amigos y se le hizo agua la boca alabando el toque academicista del ex senador en sus intervenciones ante los amigos. La política menuda, en que es ducho el líder caldense antioqueño, también ocupó su atención. Y dicen que expresó su preocupación por la administración de su protegido y aliado Carlos Mario Marín Correa y por la orientación del gobierno departamental en manos de Luis Carlos Velásquez Cardona, a quien también ayudó elegir con sus votos. Y como Mauricio, quien ha empezado a dejar que suene su nombre -ambicioso el muchacho- como candidato presidencial para el 2026- 2030, no da puntada sin dedal, conjeturaron que su venida a Manizales fue para propiciar una crisis en la gobernación y la alcaldía y exigir el nombramiento de gentes de sus entrañas en varias secretarías, con miras a ponerlos a su servicio para las elecciones del 2022, en las que su objetivo es derrotar al dueto Cataño- Cardona al costo que sea. ¿En alianza con Guido Echeverri? ¿Guido al Senado y Oscar Tulio Lizcano o quien éste señale, a la Cámara?. Amanecerá y veremos, dijo un cieguito optimista.

CALDENSES EN LA “PUNTA DE LA COMPETENCIA”

Y en el plano nacional, estaban güetes los tertulianos, porque por primera vez aparecen en las encuestas de una importante firma, la Invamer Poll para ser exactos, los nombres de dos caldenses como candidatos a la presidencia de la república. Humberto de la Calle, lidera la opinión favorable dentro de los entrevistado con un 54% de opinión favorable, frente a una negativa de 21%. El Senador Jorge Enrique Robledo, ibaguereño de nacimiento paro manizaleño por adopción, figura con un 18% de favorabilidad e imagen negativa del 19%. Se encartaron con De la Calle, de la Coalición de la Esperanza de centro izquierda, dijo uno de ellos, que arranca con una ventaja considerable sobre el segundo clasificado, juan Manuel Galán, como del 8%. Pero como siempre, De la Calle, no ha dicho ni mu. Ni que sí, ni quizás, ni que no.  Es que, si dice que sí, le caen encima, Y si dice que no, no le creen, según su propia frase. En todo caso, a De la Calle como que le están creyendo esta vez y sus cercanos manifiestan que hay presiones valiosas para que se tire al agua tormentosa de las candidaturas presidenciales. Pero, ¿en representación de quién?. ¿De qué partido? El liberalismo de Gaviria mira hacia los otros Gavirias, Simón y el Rector de Los Andes, Alejandro Gaviria. Y hasta al candidato de la Casa Char de Barranquilla. Habría que buscarle quien lo patrocine, así sean los indígenas, a quienes es fácil comprarles su aval. Tiene De la Calle el antecedente de Mockus y de Fajardo, inscritos por los indígenas. Pero bueno. Todavía hay tiempo para que se barajen sus opciones. En todo caso, De la Calle, puede ser el Biden colombiano. Cumple Humberto en Julio 74 0 75 años. O por ahí cerquita.