18 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La ética en Colombia

1 de marzo de 2021
Por Miguel Ángel Hoyos Zuluaga
Por Miguel Ángel Hoyos Zuluaga
1 de marzo de 2021

Sería una movida sin precedentes en nuestra historia reciente. Desconocer los acuerdos partidistas para la constitución de la mesa directiva del senado, este sería un factor vergonzoso para nuestro país, todos tenemos criterios personales sobre la corrección o incorrección de la ética en los comportamientos, decisiones o circunstancias. Las opiniones morales son el producto de la historia personal de cada individuo, de la cultura de la que ha evolucionado, de sus experiencias, de la educación formal que haya recibido y por supuesto del ejercicio de su propia libertad.

No hay que desconocer que todos posamos de moralistas en aquellas sociedades donde existe esa mezquindad del odio y de lo políticamente correcto. Se puede potenciar en las personas el enfoque ético, sin duda, en el caso de los ciudadanos en general, los criterios de las personas se mejoran, si se mejoran algunos aspectos de su personalidad, por ejemplo, la búsqueda permanente de la vigencia práctica, en sus propias vidas y de ciertas actitudes que se rigen por la ética.

El ser humano desde que nace se rige con leyes, principios y reglamentos que le ayudan a ser estable en su cotidianidad de la vida. Las situaciones que se le presentan tanto a la persona, como a su vida misma, hacen de esta materia un caudal de beneficios; son las buenas acciones en su día a día y en los momentos de mucha dificultad, lo que define al ser humano.

La historia de la ética es tan vieja como la historia del hombre, el más primitivo de los Homos tenía una idea de lo bueno y de lo justo, el deber y la virtud buscando los buenos propósitos.

La ética como diciplina y también como ciencia fue construida por Sócrates, que fue el primero en teorizar los conceptos morales básicos. De manera que esta asignatura contempla muchas aristas como por ejemplo la “Moral”, es una palabra de cinco letras y nos cuesta utilizarla en pleno siglo XXI, nos pontificamos de grandes estadistas y solo terminamos engañando al prójimo, la historia de la ética depende de como la entendamos, por ejemplo, en Colombia la ética no abunda al contrario escasea por las malas practicas de nuestros dirigentes que no quieren demostrar honestidad, sino prolongar las malas conciencias en un país que quiere salir del atraso.

Por eso nuestra sociedad esta llena de sentencias sobre la LA ETICA hacia una persona, cuando se realiza un juicio moral.

No hay cambios en una nación que esta contaminada y poco se preocupa en hacer una mutación en lo elemental, que se llama responsabilidad a los recursos o al patrimonio de un país. Existe una sola razón para eso y se llama el saqueo del presupuesto nacional. Por eso Colombia tiene un sentido descompuesto sobre la ética, es más visible y no nos da vergüenza seguir en esas costumbres.

Los colombianos de bien tenemos esa consigna de que las buenas acciones no son vistas en Colombia, gracias a unos pocos que representan esa praxis malqueriente.

“Solo el hombre Íntegro es capaz de confesar sus faltas y de reconocer sus errores”

Benjamín Franklin.

 

Miguel Angel Hoyos Zuluaga