14 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Garage rock bogotano se crece con plataformas digitales

17 de marzo de 2021
17 de marzo de 2021
Actualmente la escena del garage rock está mucho más fortalecida por las plataformas digitales. Foto: Unimedios.

Redes sociales como Instagram y Facebook, y plataformas como YouTube, entre otras de streaming, han permitido que el garage rock bogotano –un subgénero del rock– y la cultura que le rodea se reinterpreten y se mantengan en el tiempo.

Esta es una de las conclusiones de la investigación que analizó el periodo 2010-2018 para caracterizar el rol que tiene el auge de las redes sociales dentro de la consolidación del circuito bogotano de garage rock (garaje en español).

“El concepto de circuito se limita a la producción de música, es decir, a las bandas y a los periodistas que cubrieron los hitos de la escena local en la década; no se incluyen las audiencias”.

Así lo explica el sociólogo Camilo Andrés Cárdenas Castañeda, candidato a magíster en Comunicación y Medios de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, quien lideró este trabajo.

La investigación, dirigida por el profesor José Luis Fernández, de la Universidad de Buenos Aires, y codirigida por el profesor Julio César Goyes, de la UNAL Sede Bogotá, también tiene un componente periodístico. Busca ser insumo para crear memoria acerca de este fenómeno social que fue la explosión del garage rock en la capital colombiana.

Para este propósito, se apoyó en conceptos como los sistemas de intercambio, que se refieren a estados sociales que definen cómo nos venimos comunicando y cómo esta tendencia ha evolucionado hasta hoy.

Hitos y bandas clave

Dentro de dichos sistemas se encuentran el broadcasting (prensa, radio, televisión); la evolución a un sistema de intercambio de networking (tipo red), en el que cualquier persona emite contenido; y el sistema actual de post-broadcasting, en el que este convive con los sistemas de intercambio de networking, que sí responden más a lo digital y permiten una emisión mucho más horizontal.

“Ese recorrido de 2010 a 2018 nos sitúa en una línea que parte desde el broadcasting, en el que pocos emisores producen para un número indeterminado de audiencia, y llegamos a lo que se conoce como vida en plataformas, en el que los dispositivos y las pantallas forman parte de la vida cotidiana”, señala el sociólogo Cárdenas.

La vida en plataformas permitió un estado de comunicación en el que las bandas han dejado de depender de gestores para realizar eventos en vivo y de medios para su divulgación, y se ha volcado más a una interacción directa con su audiencia. Canales como Facebook, Instagram y YouTube se han vuelto fundamentales para consolidar estas bandas.

En un principio la investigación ubica bandas como La Radio Flyer, Le Battlefinger y The Ghetto Muppets, que sentaron un precedente en este circuito, que coincidió con el comienzo de la masificación de Facebook, pues ya respondían a una ética de hacer conciertos por ellos mismos, contactarse con otras bandas y espacios, y crear medios.

Sin embargo, en 2015hay un momento clave con Nanook el Último Esquimal, que lanza su disco El pánico no se azara. Con su álbum, lanzan la canción You, Candy y Lisa, en la que hacen un retrato casi sociológico de la vida en Bogotá. Esta fue una de las primeras canciones del circuito en entrar en rotación en la estación Radiónica, y al final del año fue nombrada como la canción #1 del año de la emisora.

A partir de ese momento empiezan a desplegarse otros hitos como la inclusión de más bandas en Radiónica y la aparición de otras como The Kitsch y Las Yumbeñas en el Festival Estéreo Picnic. Por último, se identifican bandas más nuevas como Nicolás y Los Fumadores y Quemarlo Todo Por Error, que surgen en el post-broadcasting.

La no extinción y la memoria

El nacimiento de nuevas bandas ha retomado ese espíritu más crudo, más asociado con el rock de garaje, que se ha sabido reinterpretar en vez de extinguirse. Estas bandas tienen una voz propia, y en sus canciones siguen hablando de la ciudad, de la cotidianidad y de la vida urbana.

Con esta investigación se evidencia que hay un mayor impacto y que “sí hay un crecimiento exponencial de las bandas en el momento en el que llegan estas herramientas mediadas por lo digital”. Así mismo, que el garage rock tiene en Internet el vehículo idóneo para divulgar su propuesta estética.

Agencia de Noticias UN – Unimedios