16 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Esa platica se perdió

5 de marzo de 2021
Por Eduardo Lozano M.
Por Eduardo Lozano M.
5 de marzo de 2021
No estoy seguro, pero tengo la sensación que en Colombia la investigación, especialmente al gasto de las Fuerzas Armadas, no se controla como debiera ser y cuando se tienen los elementos mucho menos.
 
Para entender un poco mejor la situación, quisiera poner como ejemplo las compras que anualmente se hacen con el presupuesto asignado a las Fuerzas Armadas y que no se conoce mucho detalle de las inversiones.
 
Luego de la adquisición de las cosas hay quien controle esos inventarios? Hay una forma de establecer si los aviones o los helicópteros, luego de recibidos funcionan correctamente? Si los vehículos artillados del ejército funcionan o solamente sirven para los desfiles? Hago la consideración pues no estamos en guerra con nadie para tenerlos solo de adorno.
 
La única vez que vi disparar una unidad Cascabel fue en el año de 1985, (hace 35 años) durante la toma del Palacio de Justicia por el movimiento guerrillero M-19. Un solo disparo y ya. 
 
Estos aparatos por su modelo ya obsoleto, para qué se tienen a sabiendas que su costo de mantenimiento es bastante alto?
No quiero ni pensar cómo es el manejo ni su administración, pero se me antoja que es una millonada mensual, cuando realmente no estamos en guerra con nadie y nuestro presupuesto no es que sea muy boyante.
 
No soy estratega de guerra, pero a mi juicio son aparatos que sobran y mantenerlos es un gasto inútil.
 
POLICIA NACIONAL 
 
Es otra entidad a la que se debe poner cuidado. No tengo la menor queja de la administración a que se somete, pero insisto en que no hay control de calidad para muchos elementos que se adquieren y mucho menos un seguimiento a las inversiones.
 
Hay casos que no tienen nombre, como es la compra de una cantidad de motocicletas de funcionamiento eléctrico, sin que hasta el momento hayan prestado el servicio requerido.
 
La compra de las motos la hizo el Alcalde Gustavo Petro en su momento, pero casi desde el principio esta investigada la compra de los aparatos que hoy están arrumados en una instalación de la Policía, al sol y al agua deteriorándose cada día más.
 
El negocio de la compra está en investigación, porque aparentemente no se realizó la contratación en forma debida y lo que es peor, sin garantía de mantenimiento. Las motos cuando fueron entregadas llevaban impreso el sello de la campaña política del alcalde. BOGOTA HUMANA
 
ARMADA NACIONAL
 
Otra de las fuerzas que no se quedó atrás en esto de las adquisiciones a pérdida fue la Armada Nacional.
 
Muchos colombianos no se enteraron que un buque que costó 13 millones 900 mil dólares, estuvo amarrado por espacio de dos años en el muelle naval de Cartagena, porque al terminar su primer viaje, entre los astilleros fabricantes y la base en la capital de Bolívar su motor se dañó.
 
Semejante inversión y quieta por dos años.
 
El ARC CARIBE, recién fue movilizado para prestar un servicio en la isla de San Andrés.
 
Las pérdidas por la inmovilidad durante dos años han sido cuantiosas, si se tiene en cuenta que el buque aunque fue inmovilizado, generó altos costos de mantenimiento y de personal.
 
Para terminar la triste historia, nada se conoce de las patrulleras artilladas de la Armada Nacional, que por aguas del rio Orinoco fueron a parar a Cedeño en el Estado de Bolívar en Venezuela. 
 
Hace casi un año en que por «arte de magia» las patrulleras dotadas de armamento Punto 50 y Punto 60, así como de fusiles y munición, se desplazaron de territorio colombiano al venezolano.
 
Por tiempo cumplido de servicio los altos oficiales de la Armada Nacional, que tuvieron en sus manos el caso, fueron dados de baja y todo quedó ahí.
 
Como dicen los muchachos de hoy ESA PLATICA DE PERDIÓ

[email protected]