26 de julio de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Candidaturas únicas.

10 de marzo de 2021
Por Alejandro Loaiza Salazar
Por Alejandro Loaiza Salazar
10 de marzo de 2021

Andrés Duque Osorio, alcalde de Pacora-Caldas logró en su campaña a la alcaldía una suerte de candidatura única, con mal contados 5351 votos contra 1477 de su contendor, que a riesgo de equivocarme se inscribió más pensando en su llegada al concejo y como parte de acuerdos políticos, no dando pie con ello a confrontaciones electorales, y en cambio si a un consenso casi que generalizado, aun cuando muchos afirman que el candidato perdedor recibió mas votos de los esperados dado algún inconformismo que existía con Duque y algunos congresistas con ascendencia en el municipio.

Al alcalde Duque se le facilitaron un tanto las cosas, por su puesto gracias a su trabajo, pero también a una historia familiar que lo convertía casi que en la “Bisagra” de dos familias políticamente antagónicas, sus dos abuelos hacían parte de diferentes e importantes corrientes políticas en disputa por el poder en el municipio del Norte de Caldas.

Si bien pude preguntar por la gestión adelantada por el mandatario, de seguro dichas opiniones serian bastante subjetivas, pero por algunos indicadores se podría decir que las cosas no están saliendo mal, realmente la evaluación de su mandato se dará en parte en las elecciones al congreso en donde tendrá que dar bastante libertad a sus estructuras, y por su puesto en las próximas elecciones territoriales.

Municipios como Pacora, y como la gran mayoría de los que tenemos en el Departamento, deberían de intentar por lo menos una vez este ejercicio, el de tener candidatos altamente consensuados a sus alcaldías, como en algún momento ocurrió en Pensilvania, pero claro sin la soberbia política que más adelante se generó, pues como todo, cualquier decisión tiene un riesgo, pero aun y con todo ello casi logran tener Presidente.

Según el articulo 311 de nuestra constitución, Los municipios en Colombia son la “entidad fundamental de la división político administrativa del Estado” y tal vez desde los municipios y no desde los Gobiernos Centrales, quienes han sido incapaces de lograr consensos nacionales sobre lo fundamental, podemos ponernos de acuerdo en lo mínimo.

No se trata de hacer apología al unanimismo, se trata de lógica y realismo. Ciertamente el debate programático y político en los municipios se diferencia por las voces que lo exponen, pues nuestros pueblos tienen las manos atadas para generar ciertas líneas de políticas publicas a largo plazo, y en cambio sus caminos de desarrollo son básicamente similares. La discusión no es sobre mas o menos impuestos, ni tampoco de seleccionar en que se invierten enormes recursos que no existen, todos casi todos deben invertir básicamente en lo mismo, los Planes de Desarrollo son solo un requisito, un saludo a la bandera, pues el déficit de inversión, como la falta de instrumentos técnicos no permite mayor organización, y en cambio las campañas políticas, esas si dejan una marca imborrable en el imaginario colectivo, los municipios estas cimentando la terrible polarización y sectarismo político que está provocando profundas cicatrices en el país.

No es pensar todos de la misma manera, es pensar inteligentemente sobre lo que realmente podría ser racional para nuestros pequeños pueblos, aprovechar los potenciales humanos y técnicos de cada uno de los integrantes de diferentes sectores políticos, evitar la influencia incorrecta de congresista que se alimentan de los torpes debates electorales de nuestros pueblos, ellos son los únicos que ganan. Mientras tanto la polarización dejada en las elecciones, pone una barrera a capacidades humanas valiosísimas que por simple sectarismo se le es cerrada la puerta.

Para lograr lo anterior, se debe tener gallardía, dejar aun lado el orgullo y empezar desde ahora. No estamos hablando de escoger entre posiciones macroeconómicas, ni modelos de gobierno, ni de relaciones exteriores, acá el debate es sobre como obtener recursos, como formular correctamente proyectos, como atraer la atención de privados y públicos para que se fijen en un municipio, pero en cambio vemos como estos potenciales locales son contratados por otros pueblos, y deben trabajar para otros alcaldes, y no para su gente.

Ojalá pensemos un poco mas allá, y no permitamos que sean otros, personas que escasamente conocen nuestros pueblos, los que nos digan como hacer las cosas.

Como decía un buen amigo, podremos ser montañeros pero no estúpidos, y mucho menos incapaces.

 

Twitter: @AlejandroLSFD