8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aeropuerto (VI)

30 de marzo de 2021
Por Guillermo Trujillo Estrada
Por Guillermo Trujillo Estrada
30 de marzo de 2021

Con mucha difusión celebraron algunos caldenses la adjudicación del contrato por medio del cual una firma se compromete a mover cerca de seis millones de metros cúbicos de tierra, por un valor de $141 mil millones de pesos que, a muchos ingenieros les produce miedo por lo barato, consideran que a un poco más de $23.000 m3, puede ser fuente de conflicto y reajustes.

Pero lo más grave es que este nuevo intento de despilfarro, probablemente asegura un fracaso como en el año 2010, -al adjudicarlo parcialmente- cuando lo único que otorga garantías es la contratación del proyecto completo, en un único contrato, a una sola firma que se comprometa con la entrega total, por los $531.858 millones que afirma el gobernador, vale el aeropuerto en Palestina.

De todas maneras, sigo considerando que trasladar La Nubia a Palestina, en una pista igual, para los mismos aviones sigue siendo innecesario y una vergüenza, que la fuerza de una dirigencia se concentre en este trasteo, y lo más grave, sea éste el único propósito.

Inconcebible que aún no se supere la rivalidad con los departamentos vecinos y, después que logramos una autopista para integrar las tres capitales con una doble calzada, para circular como por una gran ciudad, los manizaleños resuelvan que eso no sirve y que su vanidad los lleve a desaprovechar la oportunidad de contar con La Nubia, y dos aeropuertos alternos que le ofrecen a los viajeros más de 100 opciones de vuelos al día.

No deja de preocupar el comportamiento social en el que se admira al que más insulte a un funcionario nacional, declarándolo héroe en la parroquia. Eso ha hecho carrera, ahuyentando generalmente a muchos ejecutivos de todos los gobiernos que, terminan manifestando a su regreso inconformidad por el maltrato y la pereza de regresar a Manizales.

Pero ahora resolvieron tratar de destruir al de la casa por opinar sobre el aeropuerto, con el insultador de siempre y con el silencio cómplice de los gremios. Precisamente lo que demuestra la debilidad argumental, de todos los que están empeñados en la réplica de La Nubia, es cuando el único recurso es el insulto, el menosprecio, la descalificación, el maltrato y la ingratitud, en este caso con uno de los hombres que mas ha servido a Caldas, Germán Cardona.

Se olvidan lo que hizo como Gobernador, como Alcalde y Ministro de Transporte en dos oportunidades. Obras como el estadio Palogrande, la terminación de la avenida Kevin Ángel, los primeros desarrollos de la avenida Alberto Mendoza. Nos ayudó a salvar la Autopista del Café, cuando en plena crisis financiera no podíamos iniciar, y esto, solo para mencionar algunas de los múltiples aportes en su amplia trayectoria como servidor publico.

Decía Churchill que “Un fanático es alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema”. Creo que en el caso del aeropuerto estas expresiones tienen mucho de fanatismo. En el caso de Germán, celebro la evolución de su pensamiento, cuando muchas veces discrepamos sobre este tema, dado que a mí nunca me han dado las cifras para justificar un despilfarro tan cuantioso.

Pero además, no pueden echar por la borda obras como Pacifico III, que logró salvar, pero que además, y para apoyar a su ciudad natal, se agregó el ramal El 41 – Tres Puerta y la doble calzada Tres Puertas – La Manuela, que no hacían parte del proyecto inicial. La ampliación de Manizales – Letras y las obras de estabilización, además, la repavimentación Letras –  Mariquita. La vía estación Uribe – Maltería y el cruce de La Fuente. Los recursos para hacer el nuevo paso de la Autopista del Café en Chinchiná, que solucionó el tránsito por el deprimido en ARME. ¡Todo eso vale muchos más que tres aeropuertos!

La vía Girardot – Puerto Salgar, nos brinda la oportunidad de transitar la troncal del Magdalena hacia norte y sur, con extraordinaria facilidad, y que, pronto la cordillera Central no les permite a los manizaleños verla en su real dimensión.

Además, sacó adelante Pacífico I y II, que permitirán una fácil llegada a Medellín y facilitará a los antioqueños el viaje al Paisaje Cultural Cafetero; vale mencionar Mar 1 y 2, que disminuyen la distancia de Caldas en 400 kilómetros, para llegar a un puerto sobre el Atlántico, lo que será un aporte a la competitividad.

¡Los reto a que presenten otro líder caldense con más obras para mostrar, en beneficio de su terruño; sólo cabe decir que les tocó criticar a Germán, porque superarlo no pudieron!