13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

167 viviendas entregará en julio el programa «Primero tu casa» de la Gobernación de Caldas

17 de marzo de 2021
17 de marzo de 2021

Una de las propuestas del gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, durante su campaña para llegar al cargo, fue atender de manera prioritaria el déficit de vivienda que presenta el departamento. Propuso entonces dotar a los municipios de bloqueras que, operadas por la comunidad, produjeran los bloques necesarios para construir viviendas dignas en las zonas urbanas, comprometiéndola en procesos de autoconstrucción para reducir costos.

La meta que se fijó la administración departamental fue la de construir, utilizando las bloqueras comunitarias, 400 viviendas en los cuatro años de su gestión. El primer paso que se dio, a través de la Secretaria de Vivienda, fue adquirir las primeras bloqueras para iniciar el programa. Fue así como, con un costo de 120 millones de pesos, el departamento compró cinco máquinas de estas, que se han ido rotando entre los municipios para hacer los bloques de cemento.

La administración y mantenimiento de estas máquinas le fue entregada a Promueve Más, una empresa creada por Inficaldas para ahorrarle recursos al departamento y, al mismo tiempo, generarle utilidades operando la maquinaria amarilla de la Secretaria de Infraestructura. El gerente de esta empresa oficial, Miller Cruz, indicó que los operarios de las bloqueras pertenecen a su nómina. Agregó que ellos se encargan de capacitar a la comunidad en su manejo, haciendo transferencia de conocimiento.

En la primera etapa del programa Primero Tu Casa 12 municipios firmaron convenios con la Secretaria de Vivienda para levantar 167 soluciones habitacionales con destino a familias de escasos recursos económicos. Ellos fueron Pácora, Viterbo, Riosucio, Risaralda, Belalcázar, Salamina, Filadelfia, Aguadas, Samaná, Pensilvania, Chinchiná y Neira. Estas viviendas serán entregadas el próximo 30 de julio. Para su construcción la gobernación aportó el 70%, cada municipio el 25% y los beneficiarios el 5% representado en mano de obra. Ya fueron entregadas 6 viviendas: 3 en Neira y 3 en Viterbo.

Para llevar adelante este programa, el lote donde son construidas las viviendas debe ser propiedad de los beneficiarios o aportado por el municipio, o por Organizaciones Populares de Vivienda (OPV). Los requisitos para optar a la solución habitacional son: no tener vivienda propia, tener ingresos entre 0 y 2 salarios mínimos, pertenecer a grupos vulnerables, (Víctimas del conflicto armado, excombatientes, afrodescendientes, población indígena y damnificados) o pertenecer al programa Red Unidos.

En esta primera etapa la gobernación hizo una inversión de tres mil millones de pesos, 20 millones por cada solución habitacional, representados en materiales de construcción, los profesionales que están al frente de las obras y la bloqueras para hacer los ladrillos con sus respectivos operarios. Mientras tanto, cada municipio aportó 12 millones de pesos por vivienda para pago de mano de obra calificada y compra de agregados como arena y gravilla, además de herramientas.

Consultado el gerente de Promueve Más, la entidad oficial que administra las bloqueras, Miller Cruz, sobre la capacidad de producción de las máquinas, dijo que cada una produce 900 bloques diarios. Agregó que en este momento tiene en bodega, terminados, 150 mil bloques, suficientes para atender los requerimientos para construir las 167 viviendas que deben ser entregadas el 30 de julio.

Asociado a los planes estructurados por el Gobierno Nacional para reducir el déficit de viviendas que registra el país, el gobernador Luis Carlos Velásquez ha comprometido recursos para aportar a esos programas nacionales, buscando que en el departamento las soluciones habitacionales a construirse lleguen a cuatro mil. En el programa Mi Casa Ya, Caldas dispondrá de 75 mil millones de pesos para construir mil viviendas en 14 municipios, aportados por la nación, el departamento y los respectivos municipios.

El programa de las mil viviendas se debe iniciar en junio de este año, y se contempla que finalice en el mismo mes del año 2023. Serán soluciones habitacionales con un costo de 62 millones por vivienda de 48 metros cuadrados. Las personas que se quieran inscribir a este programa deben hacer un aporte de 5,5 millones de pesos. Para este proyecto la nación y el departamento aportan 27 millones de pesos por vivienda y las alcaldías 10 millones.

Para el Gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, el programa de bloqueras comunales le apunta a construir viviendas a bajo costo para disminuir el déficit que en este sentido tiene el departamento. Para sacar adelante la construcción se cuenta con la colaboración del Ejército Nacional a través del Batallón Ayacucho que puso 25 soldados a ayudar en los trabajos. Mientras tanto, la policía Caldas también está poniendo su grano de arena con cinco auxiliares de policía haciendo el mismo trabajo de los soldados, que no es otro que apoyar a la gobernación y a la comunidad para que la construcción de las viviendas se acelere.

Para cumplir la meta de las 400 viviendas construidas por gestión comunitaria con el apoyo de las bloqueras fue adjudicada una licitación para construir 105 nuevas soluciones que deben ser entregadas antes del 30 de septiembre. Este contrato tiene un costo de cinco mil millones de pesos, y se suma a un proyecto de 450 viviendas más que se construirán aprovechando recursos de las regalías por un monto de 20 mil millones de pesos, cuya construcción se iniciará a finales de septiembre.

Luis Carlos Velásquez es optimista sobre el cumplimiento de estas metas en materia de construcción de vivienda para familias de escasos recursos por parte de su administración. Y le apuesta a que, con el concurso del Gobierno Nacional, la gobernación y las alcaldías, al final de su mandato pueda cumplir con el objetivo de construir cuatro mil viviendas nuevas en todo el departamento. Este año llegarán otras cinco bloqueras para incrementar la producción de bloques de cemento.