14 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se acerca la revolución en la banca colombiana

6 de febrero de 2021
6 de febrero de 2021
Hernando Rubio, CEO y Cofundador de MOVii
  • El ingreso al mercado de nuevos jugadores de base tecnológica, llevaría a que en los próximos cinco años exista una transformación más grande que en los últimos 100 años en la historia de la banca.
  • MOVii cerró el 2020 con cerca de 1.300.000 usuarios, es decir, creció un millón durante el año pasado (un 369% de crecimiento)
  • El porcentaje de transacciones con efectivo en el país apenas ha disminuido unos pocos porcentuales en los últimos 10 años, cerca del 90% siguen siendo en efectivo. Se debe disminuir este índice, dar acceso a quienes aún no entran al sistema financiero, aumentar el uso de quienes ya accedieron, pero no la usan (o la usan una vez al mes para retirar plata) y dar acceso a más servicios complementarios para hablar de una verdadera inclusión financiera.

Bogotá, febrero de 2021. Mucho se ha hablado sobre el impacto de la pandemia en las costumbres de las personas, parte de esa transformación ha llevado a que las personas usen más el comercio electrónico en la actualidad, llevando a que ese sector creciera en meses lo que tenía presupuestado en años. Muchos se preguntan cómo esta emergencia repercutirá en uno de los sectores más conservadores como lo es el bancario, a lo que se suma la expectativa por la llegada de nuevos jugadores al mercado quienes quieren aprovechar las oportunidades que se abren en lo digital.

Sobre este asunto, Hernando Rubio, CEO y Cofundador de MOVii, aseguró que la pandemia está acelerando cambios que la tecnología venía realizando en la banca y motivó una transformación en los hábitos de la sociedad; donde las organizaciones que estaban verdaderamente preparadas para ofrecer una experiencia 100% digital lograron ofrecer servicios diferentes a sus usuarios y vieron como sus negocios crecieron, por lo que planteó que ante una coyuntura tan compleja, sería un error histórico no aprender y mejorar sobre las oportunidades que se abren.

En ese orden de ideas, Rubio, explicó que MOVii inició el 2020 con 300 mil usuarios, pero logro incrementar la cifra a 1.3 millones para el cierre, es decir, subió su base de clientes en un millón. “Para dimensionar ese logro podemos decir que en Colombia hay 150 años de historia de la banca; hay actualmente 47 entidades financieras, y solo hay unas pocos que tienen más un millón de clientes. Nosotros llegamos a nuestro primer millón en tan solo 16 meses, eso es un récord, lo alcanzamos más rápido que otros bancos digitales de todo el mundo, venimos en una curva importante y -según el informe de operaciones de la SFC del primer semestre 2020- ya somos la quinta institución financiera del país en cantidad de transacciones, incluyendo las no monetarias.

Al ser emprendedores digitales entendemos un problema que afecta a millones de personas y utilizamos la tecnología para resolverlo dándoles una facilidad en el uso a los clientes”.

La tecnología es la clave de una nueva era

Para el experto, la gran transformación del sector financiero se va encaminando con la llegada y democratización de la tecnología, lo que hace prestar servicios a menor costo y -eso a su vez- llevará a que se cree un nuevo modelo basado en la usabilidad por medio de la tecnología, trayendo servicios financieros gratuitos para la mayor cantidad de personas, donde gran parte del éxito del sistema será monetizarse al cobrar a terceros y no a los clientes.

La banca al igual que otras industrias en la era digital tienen que cambiar su modelo, que históricamente ha sido excluyente al basarse en prestar servicios a quienes están en condiciones de pagar un fee mensual, ya sean personas o comercios, dando como resultado que realmente muy pocos ciudadanos o comercios estén en condiciones o dispuestos a pagar las cuotas de manejo, las transferencias entre bancos o los porcentajes por usar un datáfono, todo ello lleva a la exclusión financiera.

En ese aspecto, el CEO de MOVii plantea otro dilema: ¿está Colombia midiendo los indicadores adecuados sobre inclusión financiera? Para él no. Desde su punto de vista medir la inclusión financiera como el porcentaje de mayores de edad sobre el total de la población que alguna vez hayan abierto un producto financiero, sin importar si no lo usan, no es el indicador más relevante. Se debería llevar otros indicadores como el porcentaje de pagos en efectivo versus los digitales, el porcentaje de persona con un producto que usen al menos una vez al mes y que su uso, no sea para retirar en efectivo; o el porcentaje de comercios sobre el total que reciben pagos digitales.

“En Colombia el porcentaje de transacciones en efectivo de los últimos 15 años ha bajado apenas unos puntos porcentuales siendo este el gran ganador de la partida hasta ahora; entonces la pregunta es: estamos revisando los indicadores correctos o deberíamos medir otros para hablar de inclusión. No hay peor ciego que el que no quiere ver, si seguimos diciendo que solo tenemos que mirar el famoso indicador de acceso, pero -a la vez- sigue la realidad en la que el dinero sigue siendo el rey y las transacciones digitales no crecen, es claro que deberíamos medir otras cosas, si usamos las herramientas incorrectas nunca vamos a solucionar el problema. Casi el 90% de las transacciones se siguen haciendo en efectivo después de 150 años de banca”.

¿Cómo lograrlo?

La discusión de cómo dar una “pelea” contra el efectivo y ganarla para bajar el porcentaje de su uso, está en entender los beneficios de la plata de “bolsillo”. Lo primero es que se acepta en todo lado y al recibirla, queda lista para utilizarla de nuevo, es decir, es de uso inmediato, mientras que la banca cuando se transfiere dinero de un banco a otro puede demorarse hasta 24 horas con cobros de comisiones en cada transacción. Esas son características que se deben equiparar, para que las soluciones bancarias permitan que las personas puedan hacer de todo con su plata digital como lo permite el efectivo, además de brindar alternativas que no se puedan hacer con el efectivo, como comprar en línea; esa opción la dan las billeteras digitales. Por ejemplo, con el efectivo no se puede enviar dinero a otra ciudad sin generar costos adicionales, con la billetera es libre de cobros.

Es muy importante que los servicios financieros no generen cobros adicionales como lo facilita el efectivo, que se mueva con inmediatez, simpleza y una alta aceptación. “En los próximos cinco años pasará más en la banca que lo que ha pasado en los últimos cien años, no solo por los nuevos actores que entrarán como las Big Techs y las Fintech que con tecnología avanzada vienen a aprovechar el papayaso que está dando una industria con muy poco uso de la tecnología y que además, tiene un modelo de negocio basada en el interés propio. Es un sector donde los competidores culturalmente han priorizado la rentabilidad, lo cual no tiene nada de malo si a esto se le sumara en igual importancia el interés colectivo y social, siendo el actual un modelo excluyente” aseveró Rubio. “Debemos crear productos que entienda la necesidad de la verdadera Colombia, la del estrato 1, 2 y 3; que son el 80% de la población. Solo obsesionándose con entender sus necesidades, sus dolores y cómo la tecnología y un nuevo modelo de negocio incluyente y sostenible puede hacerles la vida más fácil a millones que la tienen difícil, tendremos un país menos desigual, más justo y con mayores oportunidades, un país en el que cualquier persona pueda pagar o ser pagado digitalmente”.

A ello, agregó que los competidores que vienen son de base tecnológica y disruptores del mercado, esto significa que son compañías que aprovechan la tecnología para ofrecer sus servicios y con un sistema de negocio que le cobra o monetiza a través de terceros o de los datos, ayudando a la democratización de los servicios financieros. Un panorama de ello que no debe pasar por debajo de la mesa es que gigantes como Google, Amazon o Facebook, ya han diseñado o lanzado soluciones financieras totalmente digitales sin cobrar a los usuarios.

Esa es la apuesta que ha hecho MOVii, brindar soluciones financieras de una manera distinta con un modelo innovador, usando la tecnología para ser más incluyente sin cobrar a los usuarios, pero sin dejar de ser sostenible, sin dejar de prestar múltiples servicios como son las cuentas de nómina, acceso a crédito por medio de terceros, remesas, seguros o ahorros con posibilidad de inversión, para atraer usuarios y masificar el servicio.