12 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

De vender a edificar, constructores en Colombia esperan ver por fin luz al final del túnel

26 de febrero de 2021
26 de febrero de 2021


BOGOTÁ, 26 feb (Reuters) –
 La construcción en Colombia apunta a ser una de las actividades líderes en la recuperación de la economía este año, por programas de subsidios del Gobierno y una nueva generación de infraestructura vial, pero debe pasar de vender los proyectos a edificarlos, dijo el jueves el principal gremio del sector.

La construcción fue el sector que más se desplomó el año pasado, con una contracción de 27,7% -cuatro veces más que el total de la economía-, principalmente afectada por la pandemia de coronavirus que provocó la parálisis de obras ante los confinamientos.

Si bien en la segunda parte del año pasado se registró una fuerte dinámica en la intención de compras de viviendas, impulsadas principalmente por un programa de subsidios del Gobierno para los segmentos medio y bajo de la población, la actividad edificadora aún no ha tomado tracción.

«Debemos pasar de comercializar a construir, porque en la construcción es que logramos el objetivo superior que tenemos como sector y es reactivar la economía», dijo la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, en un foro virtual.

La funcionaria proyectó que la edificación destinada a vivienda y a otros usos, sin incluir las obras de infraestructura vial, crecería un 8,4% este año, en comparación con el derrumbe de 27,2% en 2020.

Para analistas que participaron en el foro, el sector de la construcción en total, es decir incluyendo el segmento de obras de infraestructura, se expandiría entre un 6,6% y un 10%.

«Nosotros vemos luz al final del túnel (…), sectores que estuvieron muy afectados en 2020 como la construcción pensamos que van a liderar la recuperación», opinó José Ignacio López, director de investigaciones económicas del holding de inversiones Corficolombiana.

«En general estamos optimistas con lo que puede pasar en el sector de edificaciones (…) y en infraestructura, en el tema de carreteras estamos viendo que varios de los programas del Gobierno apuntan a tener una inversión importante», agregó.

El Gobierno avanza en la estructuración de la quinta generación de concesiones de infraestructura, que incluyen proyectos viales, férreos, fluviales y aeroportuarios, que en su primera fase contemplan una inversión estimada en 18,5 billones de pesos (5.170 millones de dólares).

El Gobierno proyecta una expansión de 5% para la cuarta economía de América Latina, tras la contracción de 6,8% en 2020.