17 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¡Compatriotas, Buenaventura requiere urgentemente nuestro apoyo!

24 de febrero de 2021
Por Fernando Escobar Giraldo
Por Fernando Escobar Giraldo
24 de febrero de 2021

El pasado 11 de febrero unas 80,000 personas, mas o menos el equivalente a la quinta parte de la población de Buenaventura, formaron una cadena humana para protestar contra la violencia e implorar por la paz en la ciudad que se ha convertido en epicentro de matanzas colectivas, desapariciones y crímenes en los que los jóvenes parecieran llevar la peor parte, pues o los reclutan a la fuerza para cometer fechorías o simplemente los desaparecen y los matan. La marcha fue una de varias realizadas en la ciudad y en Cali. En una de ellas pude observar, a través de una fotografía, un mensaje que llamó mi atención, decía: ¨SOS. País Indolente¨.

El diario británico ¨The Guardian¨, en su edición de ayer Martes para Estados Unidos, dedica casi una página a narrar detalles de la explosión de violencia en el otrora tranquilo puerto vallecaucano en el Pacífico colombiano. Uno de sus periodistas, quien no se identifica, supongo que por las mismas razones por las que sus entrevistados piden que sus nombres no sean revelados, dice que la ciudad ¨es, desde hace tiempo, famosa por ser la -capital del horror-, con una historia de asesinatos brutales, donde los cuerpos son desmembrados y arrojados al mar¨.

La violencia se intensificó en Buenaventura a finales del año pasado, cuando unos pistoleros mataron a siete jóvenes. Desde los asesinatos se aplica un toque de queda a las 20:00 horas. Dos grupos, Los Chotas y Los Espartanos, están detrás de los recientes enfrentamientos. Ambos surgieron al dividirse y acabarse la banda La Local. Las autoridades dicen que están involucrados en «economías ilegales» y en el reclutamiento de niños.

Los habitantes de esa ciudad, en su mayoría de origen afroamericano, gente trabajadora y luchadora, están cansados de la situación y han pedido en reiteradas oportunidades al presidente Iván Duque la intervención del gobierno nacional para que haga prevalecer la justicia que prácticamente no existe en algunos sectores, especialmente en un barrio que irónicamente lleva el nombre de un Papa, Juan XXIII. En la campaña de 2018, Duque se proclamó «hijo adoptivo» de la ciudad y prometió hacer del puerto una de sus principales prioridades. Todavía no ha regresado.

No existe comparación entre la crisis de orden público y de inseguridad ciudadana en Buenaventura con la ocurrida en épocas pasadas en otras ciudades del país como Medellín o Cali durante la época de guerra de narcos, pero no por ello, los colombianos debemos hacernos los desentendidos ni pensar que ¨la cosa no es con nosotros¨. No señores y señoras, los bonaverenses son tan colombianos como usted o como yo, y merecen todo nuestro apoyo. Además, Buenaventura, que está entre los 10 puertos marítimos mas importantes del continente, por donde pasa cerca del 60% de las exportaciones e importaciones colombianas, no debe caer en manos de delincuentes que buscan dominar territorios. Decenas de familias han tenido que abandonar la ciudad y como dijo una de las entrevistadas por ¨The Guardian¨: «La gente está aterrorizada en sus propias casas. La gente está debajo de sus camas por las noches porque no saben a qué hora empezarán los tiroteos».

Una presencia mas amplia de la fuerza pública es necesaria en estos momentos, pero como sucede con otras regiones de Colombia, Buenaventura requiere de soluciones a corto, mediano y largo plazo con una mayor infraestructura educativa, nuevas fuentes de empleo, erradicación de tugurios y una lucha decidida para disminuir los índices de pobreza extrema que viven muchos de sus habitantes.

La organización Human Rights International anunció que envió una comisión a Buenaventura para documentar el desplazamiento urbano que afecta al puerto.

En reciente edición, el diario ¨El Tiempo¨ publicó el siguiente balance:

La situación es tan crítica que solo en enero aumentó en un 200 por ciento el número de asesinados en Buenaventura.

Mientras que en enero del 2020 fueron 7 homicidios, en enero del 2021, según cifras de la Policía, fueron 22 homicidios.

A esto se suma que 14 personas han sido reportadas como desaparecidas, de las cuales 3 aparecieron con vida. De las demás, no se tienen noticias.

La personería distrital, por su parte, ha  reportado que 156 Familias (653 personas) han sido desplazadas.