30 de noviembre de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

No faltaba más, a alguien se le ocurrió ¨patentar la panela¨ cambiándole el nombre

27 de enero de 2021
Por Fernando Escobar Giraldo
Por Fernando Escobar Giraldo
27 de enero de 2021

Me sorprendió leer este martes 26 de Enero un artículo en el diario The New York Times, firmado por Jennie Erin Smith y con 15 hermosas fotografías de Federico Ríos, titulado: ¨Los colombianos se preguntan: ¿quién se atrevería a patentar la panela?¨.

Por cuestiones de derechos de autor tan solo copio una pequeña parte del artículo, pero si debo mencionar que comienza diciendo que el empresario Jorge González Ulloa obtuvo en Abril del año pasado la patente de un producto el cual ¨sospechosamente¨ tiene proceso similar al de la panela. La periodista agrega que González ha solicitado patentes del producto, al que llama Policane, en varios países de América y Europa. La presentación para obtener la patente fue hecha desde Enero del año pasado por una empresa registrada en el estado de Florida llamada The Cane Juice Company, LLC, y define el Policane como ¨zumo de caña de azúcar concentrado¨.

También menciona el artículo que en varios países de América Latina y Asia existe panela, con distintos nombres, pero según sus fuentes en Fedepanela, son los colombianos los que más la consumen, en promedio una libra completa por persona a la semana.

Y es que, quien en Colombia no consume ¨aguapanela¨. Está en todas las mesas, desde la del campesino hasta la de los más citadinos. Se consume fría o caliente, con limón y algunos la combinan con leche; acompañada con arepa o queso, y hasta con licor. Ah, la con limón tiene denominaciones específicas: ¨Limonada, limonadita, limonaíta, aguapanela con limón ó aguadepanela con limón¨. Casi todas las mamás colombianas la usan como remedio para que suden en las noches los acatarrados.

Dice el informe periodístico: ¨Patentar un alimento humilde como la panela les pareció a los colombianos algo absurdo, como patentar el café con leche. La noticia de la “patente de la panela” causó tal revuelo en los últimos meses que Riopaila Castilla, una empresa azucarera con sede en Cali que hasta hace poco incluía a González en su junta directiva, emitió declaraciones distanciándose de sus esfuerzos. Fedepanela ha respondido con una agresiva ofensiva legal, con la esperanza de impedir que las patentes de González sean aprobadas en Colombia y en el extranjero, y de revocar las emitidas en Estados Unidos¨.

Busqué al señor González, como lo hizo Jennie, y ambos tuvimos el mismo resultado. No hubo respuesta, al parecer no quiere hablar con la prensa.

En grandes cadenas de supermercados en Estados Unidos y en los pequeños supermercados latinos, venden panela, en su forma original. No sé cual es la presentación de Policane, pero con seguridad tal vez ni su propio creador llegue a ver su producto posicionado en el mercado compitiendo con una libra o con un ¨atao¨ de panela. Su intención como empresario genera controversia. ¿Se imaginan si alguien decide patentar la arepa, el pan, el queso, la sal o el azúcar?. Quizás lo válido podría ser patentar estos productos con un ¨valor agregado¨, ó patentar una marca.

La empresa exportadora de azúcar, Imepex, dice en su página web que: ¨La panela tiene su origen en la caña de azúcar, planta originaria de Nueva Guinea que llegó a Colombia en la época de la conquista española en 1538 y se fue expandiendo a lo largo y ancho del territorio nacional. En ese tiempo las casas de los campesinos tenían pequeños trapiches poco estructurados que eran usados para moler la caña y producir el famoso guarapo¨.

La panela también se conoce como raspadura, rapadura, chancaca, atado dulce, piloncillo, empanizao, panocha o papelón en países latinoamericanos, mientras que en la India y Pakistán se denomina gur o jaggery.

Y si indagamos en los motores de búsqueda en internet, encontramos miles de historias relacionadas con la panela.

Créanlo o no, aplaudo la iniciativa empresarial del señor González, pero … ¨no me joda¨, ni siquiera con otro nombre y quizás pequeñas variantes en la fabricación, se podrá engañar el paladar de los colombianos cuando de saborear panela o ¨agua panela¨ se trata. Ahí si que no nos meterán ¨gato por liebre¨.
.