16 de agosto de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Injerencia indebida

29 de enero de 2021
Por Hernando Arango Monedero
Por Hernando Arango Monedero
29 de enero de 2021

Este tiempo de pandemia viene dando para todo y para todos. Definitivamente ya no asistimos a los noticieros de televisión, que antes tenían variedad de tópicos sobre los cuales se mueve la sociedad en todo el mundo, y ahora se han vuelto el Noticiero del Covid, gústenos o no nos guste. Por supuesto que los que protestan por el informativo que nos presenta el señor Presidente cada día, se muestran silenciosos acerca del recurrente tema del noticiero de cada día.

De otra parte, las redes sociales nos traen cada vez noticias menos alentadoras sobre el covid y las mil y una expresiones del mismo, los mil un riegos a los que nos sometemos día por día, y las mil y una fórmulas para defendernos del mal mediante todo tipo de medicinas, a las que hay que agregar toda clase de menjurjes, que de ser aplicados destruyen el tal virus y asegura una salud a toda prueba. A estos menjurjes se agrega ahora una fórmula mágica de origen venezolano, desarrollada en sus muy avanzados laboratorios, laboratorios del mismo tipo de los cubanos, en los que se producen medicamentos milagrosos. Este, de Venezuela, tiene ya patente internacional para su fórmula y basta con tomar unas cuantas gotitas de la poción para asegurar la erradicación del tenebroso mal. Al medicamento ya se le agregan las bondades de don José Gregorio Hernández, el beato en trance de santificación venezolano. Todo esto, con la garantía de la palabra del presidente del vecino país, el señor Maduro.

También escuchamos al señor Presidente cuando en su alocución diaria solicitó a los jueces de la República no tramitar tutelas relacionadas con los planes de vacunación, con lo que se evitará un grave desorden en lo que se planea ejecutar. Y quién dijo miedo. Saltó de inmediato algún juez de Bogotá a exigir del mandatario respeto a la rama judicial, y la calificó de injerencia irrespetuosa del Presidente en otra rama del Poder del Público. Olvida ese exaltado juez, que las tres ramas son independientes y que, por mandato de la ley, tienen que colaborar, deben complementarse, cosa que en modo alguno significa avasallamiento, sumisión, o entrega. Desde luego que el pedido del presidente no implica impedir que los ciudadanos acudan a la tutela en defensa de sus derechos. No! La solicitud del presidente busca que mediante la tutela no se destruya toda una logística que es necesaria para llevar la vacuna a la mayor parte de la población. Pues bien, no había sucedido lo anterior, cuando un ciudadano acudió al mecanismo de la tutela para exigir que su familia fuera priorizada en el proceso. Para fortuna, el juez que recibió la tutela rechazó la solicitud, argumentando que quien demandaba prelación lo hacía en beneficio particular, pretendiendo hacerlo por sobre el beneficio general. Bien por este juez sensato. Mal por el indignado juez protestante que ignora la colaboración de los Poderes.

Decía que estos días que vivimos, han dado para todo. Si, hasta para que se manifiesten los más bajos instintos en algunas comunidades, en las que se realizan fiestas y se prescinde de los más mínimos elementos de protección, y se ignora el daño que se hace a lo propio y a los demás. Estamos en mora de que haya unas disposiciones más drásticas y sanciones severas. Diré que los tales comparendos son un saludo a la bandera, ya que muchos no los pagarán y no habrá poder posible para hacerlos efectivos. Quizás la privación de la libertad por uno o dos días en la primera oportunidad, y a los reincidentes otra detención por más tiempo, a la que se agregue perder todo tipo de atención en caso de contraer la enfermedad, Quizás esto nos dé resultados más alentadores en esta   batalla que se está librando.

Manizales, enero 29 del Segundo Año de la Peste.