25 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fiscalía logró medida de aseguramiento contra alias el mono, presunto autor material del homicidio de cinco menores en el barrio Llano Verde de Cali

17 de enero de 2021
17 de enero de 2021

Cali. Al acoger la solicitud presentada por la Fiscalía durante las audiencias concentradas, un juez penal de control de garantías de Cali dictó medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Gabriel Alejandro Bejarano, de 34 años de edad, alias el Mono, como presunto partícipe en el homicidio de 5 menores en el barrio Llano Verde de esa ciudad. 

El ente investigador le imputó cargos a alias el Mono por los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo y sucesivo, en concurso heterogéneo con fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones.  

En las audiencias concentradas, la Fiscalía argumentó que, de acuerdo con los materiales probatorios recaudados durante la indagación, Bejarano habría sido la persona que disparó contra las víctimas con un arma de fuego, al parecer un revólver calibre 38.   

El crimen de los 5 menores, cuyas edades oscilaban entre los 13 y 16 años, fue cometido el 11 de agosto de 2020 en un cañaduzal, aledaño al barrio citado, en el oriente de Cali. 

El múltiple homicidio fue priorizado por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, quien conformó un grupo élite de fiscales Bogotá y Cali, y personal técnico especializado del CTI, para adelantar las investigaciones.   

Alias el Mono fue detenido este viernes 15 de enero, durante una diligencia de registro y allanamiento a una finca ubicada en zona rural del municipio de Bolívar (Valle del Cauca), por agentes de la Sijín y unidades del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) de la Policía Metropolitana (Mecal).   

En el momento de su captura, el hombre afrontaba un proceso por fuga de presos, ya que gozaba del beneficio de casa por cárcel, otorgado por un juez penal por el delito de porte ilegal de armas. Luego de la masacre en Llano Verde, las autoridades ofrecieron una recompensa de $50 millones a quien entregara información sobre su paradero.   

El 28 de agosto de 2020, también fueron capturados dos de los presuntos cómplices de Gabriel Bejarano en el crimen: Jefferson Marcial Angulo, un operario de máquinas, y Juan Carlos Lozada, vigilante de una empresa de transporte. Estas diligencias fueron materializadas por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), con apoyo de unidades de la Sijín y el Grupo Goes de la Policía Metropolitana, en los barrios El Vergel y República de Israel, en la misma ciudad.  

Desde entonces están privados de la libertad en establecimiento carcelario, por homicidio agravado en concurso con porte ilegal de armas de fuego.  

Estos resultados obedecen a los lineamientos trazados en el Direccionamiento Estratégico para esclarecer delitos de alto impacto que afectan la seguridad ciudadana y atentan contra la integridad de niños, niñas, y adolescentes.  

Se conoció que en el año el 2011, agentes de vigilancia de la Policía Metropolitana detuvieron a Gabriel Alejandro Bejarano con un maletín en el que encontraron un revólver calibre 38 y una pistola Browing 7.65, con silenciador. Ese día los uniformados no pudieron concluir con la diligencia de arresto porque la comunidad se opuso a la captura y alias el Mono se fugó.