22 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Colombia, vamos por la PAZ

4 de enero de 2021
Por Libardo Muñoz
Por Libardo Muñoz
4 de enero de 2021
El futuro de Colombia, no puede ser una guerra. Latinoamérica y El Caribe, fueron declarados ZONA DE PAZ, y todos los colombianos estamos obligados a detenernos a reflexionar en lo que significa que nuestro país, se encuentra dentro de ese marco geopolítico, que no es cualquier cosa.
Latinoamérica y El Caribe son la única región del mundo donde no está produciéndose una guerra, eso tenemos que valorarlo y defenderlo, como un verdadero privilegio, los ojos del mundo están sobre este continente, pese a que somos la región con más desigualdad social comprobada, aunque casi siempre tenemos la tendencia a no recordar ese estigma que,en cierta forma, determina la forma como se definen los grandes negocios y las inversiones para el desarrollo nacional. La desconfianza en la capacidad de lucha contra la desigualdad, no nos deja alzar la frente en los escenarios internacionales, con el otro terrible mal de la corrupción política, donde figuramos en un deshonroso primer lugar.
El histórico ACUERDO DE PAZ,firmado en el gobierno de Juan Manuel Santos, en nombre del Estado colombiano y las FARC, es un hecho cada vez más necesario de llevar a su cumplimiento. La entrega de armas por la más antigua guerrilla del continente desactivó grandes extensiones de Colombia donde el conflicto de más de 60 años, provocaba desplazamiento forzoso, muerte, atraso y pérdida de vidas humanas.
El Acuerdo de PAZ aún en su fase inicial, bajó las estadísticas de hechos de sangre en las salas de emergencia de hospitales y clínicas de las zonas conflictivas incluído el Hospital Militar Central de Bogotá.
Hay enemigos del Acuerdo de PAZ con las FARC que siguen empeñados en decir que Santos estaba entregándole el país a la guerrilla. Falso, eso no es cierto, de lo que se trata es de frenar tanta injusticia social, tanta hambre y tanto odio acumulados por décadas en muy importantes regiones geográficas de Colombia dignas de un mejor devenir y de darles la función industrial y agraria que se les ha negado con la apropiación de las tierras fértiles y la exclusión de campesinos indefensos frente a un Estado latifundista defendido por políticos activos en legislar para su provecho en los escenarios aparentemente democráticos que urge revisar pues todavía hay tiempo para acabar con un pasado de violencia que Colombia debe evitar que reaparezca.
El año que comienza, viene con grandes compromisos como para estar ocupados, incluidas las actividades de nuestra rutina de ciudadanos comunes y corrientes
La PAZ de Colombia es asunto de todos, en primer lugar hay que defender el ACUERDO DE PAZ con las FARC. El gobierno actual de Colombia está tratando de pasar de agache en lo que le corresponde, en la precaria agenda del ejecutivo no está incluida la PAZ, no hay interés en crear los protocolos del ACUERDO, y desde la Casa de Nariño se percibe que el presidente actúa en tan importante compromiso, como si no fuera con él.
Vamos Colombia, tenemos que tomar las riendas de un vasto movimiento por la defensa de la PAZ, vamos hacia un concepto político moderno, sin niños desnutridos, con salud pública, campesinos con tierra, escuelas, riego, justicia social, el ACUERDO DE PAZ requiere de un periodismo que no esté asalariado por las poderosa corporaciones financieras del gran capitalismo neoliberal que no tiene en cuenta a los seres humanos sino a las leyes del mercado.