27 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

2021: año de recuperación agropecuaria

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
7 de enero de 2021
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
7 de enero de 2021

En reuniones sociales y mentideros políticos, se dice que la primera pandemia que tendremos en el 2021 que acaba de empezar, será el de la agitación política y la segunda, la del Covid 19.

Indudablemente  será un año de mucha agitación política, puesto que la única forma de devengar del Estado,- con algunas excepciones-, sin hacer nada, es ser legislador, puesto que están tan desprestigiados estos organismos legislativos, que ya no tienen la grandeza y pulcritud de tiempos anteriores.

Los micos y orangutanes, que allí: nacen, crecen, se reproducen y mueren, son verdaderos ejemplos para el mundo de la corrupción y la desgracia para nuestro País.

Valdría la pena que el: Concejo Nacional Electoral, C.N.C, entrará a poner orden, sobre las promesas incumplidas de los legislativos, con el fin de depurar los: concejos municipales; asambleas departamentales y congreso de la república, de tanto payaso que se hace elegir, con promesas falsas, perjudicando enormemente los proyectos del sector rural.

El atraso del sector rural, se debe básicamente: en las promesas incumplidas de los políticos, que con esta actitud dejan las puertas abiertas de los organismos del sector, para finalmente robarse los presupuestos, como tantas veces se ha denunciado am través de los diferentes medios de comunicación.

El Concejo Nacional Electoral, que es el que regula la pureza del sufragio, está en la obligación moral de hacerlo, para que los legisladores del orden: municipal, departamental y nacional, cumplan con las promesas hechas en campaña a sus electores.

Las necesidades básicas de nuestros campesinos, siempre están atadas a las promesas de políticos irresponsables, que los engañan, prometiéndoles lo divino y lo humano, a cambio de conseguir sus votos, para seguir haciendo cabriolas legislativas, a costa de sus más ingentes necesidades.

Se conocen casos tan aberrantes de humildes campesinos, que comprometieron su futuro con créditos hipotecarios, por estar creyendo en estos payasos legislativos, que sin ningún empacho, les dieron tanta seguridad, para que después de reelegidos, se refundirsen en las curules de la desgracia.

Mucho se ha venido hablando, – desde siempre-, sobre las nuevas oportunidades para el sector agropecuario, sin embargo, el panorama, es bastante desolador, son miles los medianos y pequeños productores, que se encuentran embargados por los organismos de crédito, a punto de perder sus parcelas todo por culpa de las malas políticas del gobierno que las deja a merced de politiqueros y funcionarios inescrupulosos.

Los programas de desarrollo rural integrado tantas veces anunciado con bombos y platillos por los gobiernos anteriores, no han pasado de ser meros anuncios, que se estacionan en las ilusiones y las esperanzas de nuestros campesinos, que siempre creen de muy buena fe, en las promesas de los gobernantes y politiqueros de turno.

Como el 2021, va a ser año de agitación política, con los politiqueros  de reelección y de quienes aspiran por primera vez a un cargo por elección popular, valdría la pena que, el Consejo Nacional Electoral y los directorios y movimientos políticos, actuaran en concordancia, con el fin de no ir a expedir avales a personas que aspiran a cargo por elección popular, simple y llanamente para lucrarse de las prebendas que van a recibir; más no para prestar un servicio a la comunidad.

Qué importante fuera, si el Concejo Nacional Electoral, los directorios y movimientos políticos, antes de expedir un aval, exigieran a los candidatos, presentar sus proyectos legislativos y que tengan reconocimiento por los organismos de Planeación de sus respectivas jurisdicciones.

En conclusión, este año será el de la feria de los avales al mejor postor, infinidad de veces se expedirán avales a candidatos con problemas con los organismos de control por diferentes delitos, sin embargo, todo pasa de agache, puesto que nuestra democracia es tan lasa y tan alcahuete, que todo es posible, puesto que con el poder legislativo, todo es posible y finalmente se arregla.

[email protected]