25 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Secretario de Salud expuso razones de la Alerta Roja hospitalaria en Risaralda

20 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2020

Pereira,  Diciembre 20 de 2020. En la noche del sábado 19 de diciembre la ocupación de las UCI adultos en Risaralda alcanzó el 92 %, aunque en tres centros asistenciales de mediana y alta complejidad llegó al 100 % y en otras tres IPS fue del 90 %; por esta razón, fue declarada la Alerta Roja Hospitalaria.

Frente a la medida, el secretario de Salud departamental, Javier Darío Marulanda, explicó las consideraciones que se tienen en el Sistema de Alertas Tempranas del país y la realidad por la que atraviesa la red de salud departamental.

“Hemos venido teniendo los últimos 4 días un incremento sostenido de las cifras de contagio en el departamento de Risaralda, observamos que, en los últimos de los últimos 4, 5 días hemos pasado en niveles de ocupación del 71 al 76, 77, 82 y, en menos de 24 horas, al 92 %. Elementos que discutíamos anoche con el señor viceministro el doctor, Luis Alexander Moscoso, y con el señor Ministro de Salud; con ellos hemos revisado las cifras y se han dado cuenta de varios elementos que ocurren en nuestro departamento y en la región; porque no sólo Risaralda están Alerta Roja, sino el Valle del Cauca, también Quindío, Tolima”, dijo el médico Marulanda.

Agregó, “ya como región es difícil generar corredores humanitarios y corredores terrestres de apoyo. Risaralda pasó en 20 días de tener 4.000 activos con Covid a tener al cierre de anoche 7.325 que es casi el doble que pueden en cualquier momento enfermarse gravemente y necesitar hospitalización en un departamento donde si sumamos todas las camas que son 1.600 nos preocupa y angustian a todos los que estamos al frente de la atención médica”.

Dijo el funcionario, que se pasó rápidamente a tener de un 30, 35 y 40 % de la ocupación de UCI por Covid-19 al 54 %; es decir, más de la mitad de las unidades disponibles en cuidado crítico. “Hoy tenemos más de 100 camas ocupadas por pacientes con Covid confirmado y sospechosos con problemas respiratorios”.

Dice el funcionario, como autoridad sanitaria en el territorio, que les preocupa muchísimo la velocidad de transmisión, donde se está doblando prácticamente cada dos días las cifras, donde se están contagiando los ciudadanos con una alta velocidad.
“El porcentaje de positividad también está muy alto, de cada 100 pruebas que hacemos, cuando estuvimos en una meseta eran 22-25 positivos, hemos tenido una positividad que tocó el 40 % y hoy la tenemos en un 33-35 %; es decir, de cada 10    pruebas 3 o 4 personas salen positivas”, asegura el Secretario de Salud.

Esa positividad, se ve reflejada en los servicios de Urgencias, no sólo de UCI, donde las diferentes clínicas y hospitales del departamento han manifestado dificultades y congestión en los servicios de hospitalización, observación, urgencias; y aunque se han tomado las medidas de Alertas Tempranas, en el momento preciso suspendiendo procedimientos, se logró disminuir la ocupación trasladando a pacientes de UCI que no requerían intubación endotraqueal a otros servicios complementarios.

“Logramos descongestionar en la madrugada, del 92 al 88 % pero, les quiero dar una noticia terrible, cuando estamos bajando la cifra fundamentalmente no son por maniobras heroicas que hagan los médicos, sino por fallecimientos; si fallecen 7, 8 personas que estaban en Unidad de Cuidado Intensivo son 7, 8 camas que se liberan y eso no es el deber ser” agregó el funcionario.

Además, actualmente los servicios de salud se encuentran en la diatriba de ampliar a una mayor capacidad, ya que, no hay más personal asistencial, donde varios se han contagiado, pero se ha hecho una convocatoria nacional y con el Ministerio de Salud se está coordinado; además, de la escases de medicamentos de primer orden en UCI.

“Con el esfuerzo del Departamento vamos a implementar 36 ventiladores que antier logramos tener y, muy probablemente, otra cantidad más alrededor de unos 17 más lo más rápido posible; pero, ya tenemos una limitación logística que no nos permite avanzar más allá”, lamentó Marulanda.

Son más de 8 mil profesionales de la salud que laboran en Risaralda y quienes han prestado sus servicios para atender a todos los pacientes, pero de no tomar medidas, se presentaría problemas en la oportunidad de la atención en salud porque no darían abasto.

“No es posible que, teniendo la responsabilidad, teniendo la posibilidad de prevenir, teniendo la información de los expertos, teniendo la sensibilidad de todas las personas que, yo creo que como nosotros lo pueden percibir, no tomemos una decisión. Quiero compartir un mensaje que me enviaron a altas horas de la noche ‘es mejor perder una Navidad en la vida, que la vida en una Navidad’” dijo.

Y agregó, “si no tomamos decisiones, no solamente fallecerán personas por Covid-19, no habrá camas disponibles y si alguno se accidenta, se cae por las escalas, se accidenta en una moto, le da un infarto, un coma diabético, un derrame cerebral, un aneurisma, un problema hepático, una intoxicación alimentaria, una intoxicación por consumo de alcohol, una quemadura grave, traumas por riñas; no tendremos posibilidades de atenderlos como se merecen. Y la oportunidad, la accesibilidad y la calidad son parte del compromiso en salud”, concluyó Javier Darío Marulanda, secretario de Salud de Risaralda.