18 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

PositivOptimismo.

27 de diciembre de 2020
Por Eduardo Aristizábal P.
Por Eduardo Aristizábal P.
27 de diciembre de 2020

Muy popular se volvió entre los colombianos aquel viejo refrán, Al mal tiempo buena cara, que invita a enfrentar las situaciones complicadas con la mejor actitud, ya que esta es fundamental en la forma en la cual enfrentamos las situaciones de la vida, que en principio son difíciles de resolver.

En la época moderna, ese refrán se convirtió en un interesante discurso manejado por grandes especialistas en la materia, que nos ayudan a llevar de una manera práctica el peso de las dificultades y la manera como podemos administrarlas para suavizarlas o tratar de solucionarlas, de acuerdo a las circunstancias.

Hoy quiero compartir las mejores ideas, que a través del tiempo he venido coleccionando, de destacados tratadistas de este tema de permanente  actualidad.

La primera de ellas tiene que ver con la mentalidad positiva.

Ser positivo quiere decir que debemos enfocarnos hacia el lado bueno de las cosas y si no las hay, tratar de abordar esa situación de una manera práctica, confiando siempre en nuestras capacidades para superar cualquier desafío, seguros que al final todo saldrá bien.

Tenemos que aprender a deshacernos de las emociones negativas y a visualizarnos como personas felices, capaces de lograr el éxito.

La historia ha demostrado que aquellas personas que tienen una visión optimista de la vida generalmente son las que encuentran el éxito.

 Una buena forma de incrementar el positivismo es expresando gratitud. Debemos ser agradecidos por lo que tenemos para superar cualquier actitud negativa que nos pueda rodear. La gratitud es un real sentimiento de amor que nos ayuda a expulsar sentimientos negativos

 Muchas veces, los sentimientos negativos son producto de aspectos percibidos en la vida, sensación que podemos cambiar, siendo generoso con los demás.

Una de las buenas maneras de ser generoso, positivo, de hecho, sentirnos mejor, es colaborar con la comunidad de la cual hacemos parte. Ayudar a otras personas, enriquece el alma y lo siente el cuerpo

Compartamos conocimientos y   habilidades con quienes nos rodean. Si alguien nos pide consejo, no se lo neguemos. Los gestos más insignificantes y los pensamientos compartidos, pueden causar cambios positivos en una persona o comunidad

 La meditación es una de las formas más efectivas de incrementar el nivel de optimismo. La práctica de la meditación nos permite tener una conexión entre mente, cuerpo y espíritu. A través de la meditación, podemos aprender a soltar emociones negativas que nos hacen retroceder para conectarnos con nuestro ser.

La meditación nos ayuda a generar pensamientos positivos

Al final de la jornada diaria, reflexionemos sobre pensamientos y acciones que tuvimos. Hagamos un balance si fueron positivos o no y pensemos, qué podemos hacer, para cambiar lo negativo.

Nadie ha ganado nada quejándose. Por eso es fundamental no olvidar que nuestras palabras reflejan nuestros pensamientos y, mientras más cosas positivas digamos, más llenaremos nuestros pensamientos de actitud positiva.

Mantengámonos bien rodeados. Debemos querernos y cuidarnos y eso supone protegernos de aquellos que nos hacen daño, de buena o de mala fe. Hay que tomar distancia y a la vez, rodearnos de gente positiva y con metas similares a las nuestras.

Mientras más tiempo pasemos con gente que tenga una mente positiva, empezaremos a pensar más y actuar positivamente. Nos parecemos a quienes nos rodean

Intentemos aplicar el buen humor en situaciones cotidianas y viviremos más tranquilos. Es muy importante aprender a reírnos de nosotros mismos de vez en cuando, y a no tomar todo tan en serio. Reír es una terapia.

“ El optimismo es la fe que conduce  al logro. Nada puede hacerse sin esperanza y confianza “

Helen Keller.