16 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

No al presupuesto

Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
15 de diciembre de 2020
Por Julián Andrés García Cortés
Por Julián Andrés García Cortés
Estudiante Doctoral. Magíster en desarrollo y planificación. Politólogo. Profesor universitario y consultor en políticas públicas. Interesado en educar para la política. Concejal de Manizales.
15 de diciembre de 2020

Decir no en una sociedad que casi siempre dice que sí, tiene sus consecuencias, sus ataques y por supuesto sus costos políticos. Decir no también es una respuesta que nos cuesta entender, aceptar y sobre todo no juzgar. Después de la aprobación del plan de desarrollo el presupuesto puede ser uno de los Proyectos de Acuerdo más importantes para cualquier territorio, sobre todo porque es allí donde se ven reflejados los dineros para cumplir con esos proyectos y metas que se propusieron.

Ahora, quiero usar este escrito para explicar cómo se dio la votación y el proceso de la negación del presupuesto, primero para rendir cuentas a toda la ciudadanía y segundo para despejar dudas de muchas cosas que se están diciendo en redes sociales y que creo desfiguran las situaciones tal y como se dieron. Intentaré resumirlo debido a que el pasado jueves hice a través de mi Facebook un en vivo donde expliqué claramente cómo se dio. (Acá el enlace para quien quiera ver el vídeo https://www.facebook.com/Julianelpolit/videos/211766827143244/)

Lo primero que debo decir es que la socialización del presupuesto duró aproximadamente un mes, por allí pasaron todas las secretarías de la administración municipal, explicando el cómo y el porqué de dicho presupuesto. Durante ese tiempo algunas de las entidades descentralizadas del municipio (INVAMA, INFI Manizales, Instituto de Cultura y Turismo, entre otras), fueron tan solo un día para socializar su presupuesto y no se resolvieron todas las dudas que desde el Concejo teníamos, además tanto INVAMA como INFI Manizales tienen endeudamientos con los cuales no estoy de acuerdo, pero lo peor de todo es que ese presupuesto no lo aprueba el Concejo, sino las juntas directivas de cada institución, situación que deja a la corporación como unos simples legitimadores de dineros que no podemos controlar, pero sobre todo que no convencen. En ese sentido, yo le dije a la administración que ese presupuesto yo no lo acompañaría porque no me iba a hacer responsable de un presupuesto que aprobarían las juntas directivas de cada entidad.

Para entender lo anterior, debo explicar que el presupuesto está dividido en tres ítems, el primero tiene que ver con la administración central, es decir, con todas las secretarías, que para ser justos y lo dije en mi intervención en la plenaria y en el en vivo, fue un presupuesto bien construido y que hubiera ayudado mucho al municipio en temas de reactivación económica con pequeñas obras de infraestructura, su problema es que estaba todo unido con los demás presupuestos y la administración nunca nos quiso escuchar y aplicar algunas recomendaciones que les hicimos en los diferentes debates y prefirieron de manera terca y egocéntrica seguir con sus actividades, aun cuando sabían que podía fracasar tal cual sucedió.

El segundo ítem del presupuesto tenía que ver con algunas de las entidades descentralizadas, que nombré más arriba y tercero, con el presupuesto de los entes de control (Personería, Contraloría y Concejo). Otro de los argumentos que no permitieron que yo votara positivo el presupuesto, tiene que ver con el Sistema Integrado de Transporte Público (SIPT), y con el Cable Aéreo, no porque estemos en contra de él ni mucho menos, sino, porque a hoy, todavía la administración no tiene los documentos listos y entregados al Ministerio de Transporte y aún no se ha socializado con la ciudadanía, es decir no sabemos nada de cómo quedará y cuáles serán sus consecuencias. En esta medida, sería una irresponsabilidad mía aprobar algo que no conozco e iría en contra de lo que hemos dicho tantas veces, criterio y argumentos para votar, y desconociendo esto no cumplíamos con ninguna de las dos.

Ahora bien, todavía quedan tres años de este matrimonio entre el Concejo Municipal y esta administración. Esos tres años pueden ser de una comunicación fluida donde se tengan en cuenta las diferencias y se puedan crear consensos o un matrimonio sin comunicación que viva una pelea constante y donde todos, pero más la ciudadanía salga perdiendo.

Por otra parte, el ejercicio de lo público y el cargo político que hoy ostento tiene que estar abierto al escrutinio público, nunca me ha molestado ni me molestarán las críticas vengan de donde vengan, siempre he sido respetuoso de ellas e intento aprender de cada una. Ese justamente es el valor de la democracia y de la construcción colectiva.

También entiendo que hoy es el momento histórico de la posverdad y de la comunicación a través de las redes sociales, y que la desinformación y la “mala leche” de algunos perfiles anónimos y malintencionados y de algunas tantas bodegas que existen hacen parte de la estrategia política de algunos, la nuestra siempre será el criterio y la argumentación. En lo que no podemos estar de acuerdo es que personas de la misma administración municipal salgan a hacer diplomacia de micrófono donde atacan y lanzan juicios de valor contra los medios de comunicación y contra quienes les debemos hacer control político. Por supuesto habla mal de ellos, pero sobre todo deslegitima el debate y gradúa de enemigos a quienes no piensan y actúan como ellos, situación que la conocemos perfectamente en la política nacional, pero que además le ha hecho bastante daño a este país y genera una polarización imposible de subsanar.

Ojalá no lleguemos a esos extremos en nuestro municipio. Y le repito y le envío de nuevo este mensaje al alcalde de Manizales, este es el momento de recomponer las situaciones, es el momento escuchar más y construir en equipo, estamos preparados para eso.

@julianelpolit

[email protected]