19 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Aprobada Ley de emprendimiento

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
17 de diciembre de 2020
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
17 de diciembre de 2020

Co0munidad y Desarrollo

Por iniciativa de la doctora Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de la República, el viernes 11 de diciembre, fue aprobado el proyecto de ley 161 de 2020 Senado y 122, 2020, Cámara, con ponencia de la senadora: Claudia Castellanos, de Cambio Radical.

Tan importante iniciativa que impulsará el emprendimiento en todos los sectores de la vida nacional,  ya surtió todos los trámites legislativos,  solo falta la conciliación y finalmente sanción presidencial, para que entre a operar.

A partir de esta ley, se recuperarán y generarán más de diez millones de empleos directos e indirectos, más los que se encuentran cesantes por motivo de la pandemia del Covid 19.

Quienes llevamos tantos años, escribiendo columnas sobre temas que agobian a las comunidades y por ende a las regiones y municipios, tenemos autoridad moral para hablar sobre lo que es: el emprendimiento y la innovación; son dos temas tan apasionantes que, llegan como anillo al dedo, para dar respuestas concretas a los emprendedores e innovadores, que la mayoría de las veces se quedan colgados de la brocha por falta de ampliar sus conocimientos y de recursos legales y económicos para salir adelante.

¿Pero cómo se define la ley de emprendimiento?

Como su nombre lo indica, es un instrumento básico, para que los emprendedores e innovadores de todos los sectores, que se inicien en la construcción o constitución de una empresa, tengan los instrumentos  legales y económicos, para sacar adelante sus iniciativas.

Son miles los pequeños y medianos emprendedores o empresarios, que al iniciarse en determinada actividad, se ahogan en la tramitología o no disponen de los recursos económicos para salir adelante.

En este orden de ideas los sectores más beneficiados con la ley de emprendimiento serían los siguientes:

1º- Sector agropecuario: son miles los pequeños y medianos productores del sector agro, que siendo grandes innovadores en sus cultivos,  lamentablemente sus limitaciones legales y económicas, los tienen postrados sin poder posicionar sus productos innovadores en los mercados nacionales e internacionales.

Si levantáramos un  inventario del sector agropecuario de los innovadores, nos quedaríamos gratamente sorprendidos, puesto que allí hay un potencial humano y natural, totalmente desaprovechado, que si se logra encausar por la Ley de emprendimiento, se abrirían muchas puertas de tipo: agro industrializador y de comercio nacional e internacional.

2º- Sector Universitario: la ley de emprendimiento va a permitir que los futuros profesionales de nuestros País, se olviden de la nómina burocrática y busquen de conformidad con su preparación académica, programas de innovación y emprendimiento, con el fin de generar fuentes de empleo y desarrollo, creando sus propias empresas.

3º- Madres cabeza de familia: son miles las madres cabeza de familia, que al quedar solas por diferentes circunstancias, tienen que enfrentarse a sostener el hogar con varios hijos; de allí, que siempre estén mirando cómo salir adelante; es cuando se les viene la idea de generar una  microempresa, Pero, que indudablemente requieren también de asuntos legales y económicos para sacarlas adelante.

4º- Sector agroindustrial: sabemos muy bien que los productos del sector agro, requieren de un  valor agregado y que esto en el argot popular se llama: agroindustria, que consiste básicamente en sacar los productos de su fase primaria, para ofertarlos a los mercados nacionales e internacionales.     

5º- Sector Exportador: si queremos tener mayor éxito en las exportaciones, se hace indispensable, levantar el potencial exportador en cada una de las regiones y municipios de nuestro País; esto solo se logra conociendo los coeficientes sociales de desarrollo de cada región  y municipio, evaluando el recurso humano, con el propósito de mantener los inventarios de exportación disponibles, sin que se afecten los  del consumo interno.

Sin embargo, al sector exportador del emprendimiento hay que agregarle los requisitos que deben cumplir los productos,tanto en el país de origen, como destino.

[email protected]