13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Irregularidades en la gobernación de Caldas?

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
3 de septiembre de 2020
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
3 de septiembre de 2020

Comunidad y Desarrollo

El diputado Camilo Gaviria con pruebas en mano y bien documentadas, hace graves denuncias contra la administración en el departamento de Caldas, que preside Luis Carlos Velásquez.

Convencidos que Luis Carlos Velásquez pese a su juventud, iba a ser un gobernante ejemplar y pulcro en toda la extensión de la palabra, fue elegido por los Caldenses.

Su programa de gobierno y las promesas para sacar el departamento adelante, fueron escuchados por la mayoría de los caldenses, gentes buenas y trabajadoras, que se confían en la buena fe de los candidatos de turno.

Después de ocho meses de gestión, nos llevamos tremendas sorpresas; nadie se explica qué papel están desempeñando los organismos de control en Caldas, que dejan pasar semejantes elefantes por sus despachos, que riñen contra la moral pública y las buenas funciones de todo un eficiente funcionario.

Para  mejor ilustración de nuestros lectores y los organismos de control, si es que se están haciendo los de la vista gorda, citamos varios casos, muchos de ellos ya en conocimiento de los Organismos de Control: Fiscalía, Procuraduría y Contraloría, del nivel nacional:

1º-El caso de los ventiladores: La compra de los ventiladores usados, como si fueran nuevos, a una firma de productos agrícolas, que no tiene experiencia alguna en el manejo de equipos médicos, desenmascara toda una patraña para que funcionarios corruptos defraudaran al departamento en cientos de millones de pesos. Este vergonzoso acto, provocó la renuncia de la directora de la Territorial de Salud de Caldas.

2º- Contrato “Sastre” de seguridad por: $32.000 millones de pesos: Haciendo caso omiso de los pliegos tipo, implementados desde el mes de julio pasado por el gobierno nacional, en Caldas se sigue aplicando abusivamente los llamados pliego “Sastre” para favorecer únicos proponentes, como el que acaba de firmarse por la suma de: $32.000.oo (treinta y dos mil millones de pesos, para prestar seguridad en los colegios públicos del departamento.

3º- Construcción de la pista Patidrónomo de Riosucio: La obra que fue inaugurada por el propio gobernador Luis Carlos Velásquez, no corresponde a la que fue contratada justamente con dineros del departamento; la adición presupuestal del municipio, no aparece por ninguna parte, la ciudadanía se pregunta ¿Dónde están esos dineros?.

4º- Néstor Eugenio Ramírez, gobernador a la sombra: Para nadie es un secreto que este señor muy conocido de autos, desde que fue director del IDU, en Bogotá, su manejo ha sido seriamente cuestionado. Sin embargo, es el consejero espiritual y político del gobernador Luis Carlos Velásquez.

5º- Corrupción de combos con maquinaria de la gobernación: es inaudito que varias regiones del departamento que se encuentran padeciendo la obstrucción de las vías, se demoren semanas y hasta meses, para lograr se les preste un buldócer para la reparación de sus vías; existan privilegiados, como en el caso del señor: Saúl Marín, que desplazaron a su predio, ubicado en la vereda la Rica, entre: Anserma y Risaralda, gran cantidad de maquinaria propiedad del departamento, ¿Qué dirá a todas estas, el señor secretario de infraestructura del departamento?.

6º- Contubernio familia Moreno: es el secretario privado de la gobernación y el eje central para distribuir contratos a sus parientes y círculo de amigos.

7º- Hospital de Palestina: Este es otro embrollo bien delicado, merece que la opinión pública, la más afectada, haga un pronunciamiento de mucho fondo, puesto que muy alegremente se están proyectando obras de salud, sin los debidos soportes económicos, licencias de construcción y medio ambientales.

8º- Aeropuerto del Café, aunque continuamos sosteniendo que es una necesidad sentida para la Región del Eje Cafetero, se rumora que se están cometiendo muchos desafueros con los dineros aportados por el gobierno nacional y demás organismos nacionales e internacionales.

Esteremos haciéndole seguimiento a esta obra, cueste lo que cueste, pero de los caldenses no continuarán burlándose los pillos y ladrones de cuello blanco, no estamos dispuestos a soportar más robos como ocurrió con la construcción de los terraplenes de hace diez años, los pillos y ladrones de cuello blanco que se robaron los dineros mediante contratos nada claros, continúan paseándose por el departamento en flamantes vehículos, sin que la justicia se inmute por capturarlos y llevarlos a la cárcel.

[email protected]