16 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Renunció.

19 de agosto de 2020
Por Alejandro Loaiza Salazar
Por Alejandro Loaiza Salazar
19 de agosto de 2020

Creo que el Ex-presidente Uribe desde hace varios años ha querido retirarse de la política, sin embargo diferentes factores, incluyendo la falta de confianza en sus más cercanos colaboradores, evitaron su salida por la puerta grande, y por el contrario y a cambio de pasar a la historia como uno de los más populares presidentes de las últimas décadas; dictaran los libros de historia no pocas páginas sobre sus conflictos judiciales, así como su reseña por ser uno de los pocos ex-presidentes que han tenido que ser llevados a la cárcel.

Terminado su primer periodo en el Senado después de su paso por la presidencia, y aun cuando ya era tarde para retirarse, mucho se especulo en los corrillos del congreso sobre su posible no posesión, dadas sus manifestaciones de cansancio y cumplido su objetivo de llevar a la presidencia a una persona, que a diferencia de Juan Manuel Santos, garantizaba obediencia absoluta a sus postulados y  que además favorecía sus intereses.

Sin embargo se posesiono y mantuvo su activismo y pugnacidad política.

A finales de Julio de 2018, cuando más cerca estuvo de renunciar, le solicito al entonces Presidente del Senado, el Senador Ernesto Macías que retuviera la carta de renuncia que él había elaborado, pues argumentaba que por razones de honor, no debía él provocar la pérdida del fuero con el cual se garantizaba que la Corte siguiera investigando el proceso. En otras palabras, le decía al supremo tribunal que bien podían seguirlo investigando, pues su honor no le permitía renunciar.

Tal vez y con lo sucedido el día de ayer, el tema no era precisamente de honor, sino que para ese entonces, la Fiscalía quien en teoría de algunos, tendría la competencia de asumir la investigación ya Uribe como un ciudadano cualquiera, no tenía a la cabeza una persona que de una u otra manera fuera cercana al Centro Democrático.

No precisare sobre argumentos jurídicos frente a la competencia que tendría o no la Fiscalía luego de la renuncia del Ex-Presidente, sobre ello hay personas que tienen muchísimo más peso en sus argumentos como Alfonso Gómez Méndez o el Penalista Francisco Bernate.

Pero para lo que no se necesita ser experto, es para afirmar que Uribe, y como él, cualquiera que pretendiera prolongarse en la cúspide del poder es imposible salir incólume. Enemigos, errores, equivocaciones o simplemente la fragilidad de los años, convierten a cualquiera por mas poder e influencia que se tenga, en un ser frágil victima de sus propios impulsos, aun cuando el menor de ellos pudiera ser la vanidad por el poder.

Twitter: @AlejandroLSFD