8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Laboratorio de Fuentes Históricas abre más de tres siglos archivados

11 de agosto de 2020
11 de agosto de 2020

Una ventana de hechos de la vida cotidiana, sexuales, de juego y vagabundeo, asesinatos, riñas, concubinatos y estupros, ocurridos durante más de 300 años, ofrece el Laboratorio de Fuentes Históricas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín, que celebra sus 35 años con el programa de divulgación digital “Locos por los archivos”.

Este importante activo de la historia en Colombia alberga 134,4 metros lineales de papel, 16.555 expedientes de juicios civiles, criminales y administrativos, miles de manuscritos impresos, fotografías y dibujos que forman parte del patrimonio cultural de la región.

“Desde 1984 la Universidad, por mecanismos que todavía son misteriosos, se hizo a uno de los principales archivos judiciales para la consulta del público, y hoy, cuando la gente se plantea muchas inquietudes sobre el pasado y la memoria, queremos responder las preguntas de la comunidad con el trabajo de la Universidad”, afirmó Óscar Calvo Isaza, coordinador del Laboratorio.

En 1984, el Tribunal Superior de Medellín le entregó en comodato a la UNAL un conjunto de documentos fechados entre 1663 y 1991, que abarca no solo a Medellín, sino también a otros municipios de Antioquia, Caldas, Córdoba, Valle y Chocó. Para albergarlo, la Universidad creó el Archivo Histórico Judicial de Medellín.

“Ese archivo, rescatado y ordenado, se convirtió en herramienta clave para el conocimiento humanístico y científico-social del país. Estamos de celebración porque pese a ser una institución joven, vale la pena recordar su historia y los aportes que le ha hecho tanto a la Universidad como a la sociedad”, destacó el coordinador.

Con el programa de divulgación digital “Locos por los archivos”, el Laboratorio de Fuentes ofrece la posibilidad de conocer el Archivo a quienes estudian y se apasionan por los documentos, los procesos de desarrollo de herramientas para el investigador y testimonios de quienes por amor al archivo lo convirtieron en parte de su historia de vida.

Entre las actividades que incluye “Locos por los archivos”, en primer lugar se creará un micrositio en la web del Laboratorio para reunir los recursos digitales producidos en el proyecto, como entrevistas, videos, audios y otros materiales de interés (http://cienciashumanasyeconomicas.medellin.unal.edu.co/laboratorios/fuentes-historicas/).

Se publicará el libro digital Historia y guía del Archivo Histórico Judicial de Medellín, con aportes de Óscar Calvo, Roberto Luis Jaramillo, Juan David Montoya y Jaime Gómez.

Se publicará en la web la guía de estudio y el catálogo de Fondos y Colecciones, con un reglamento de consulta y acceso público a la base de datos de 16.222 expedientes descritos, junto con el enlace de unos 500 documentos disponibles como recursos digitales.

Se transmitirá una serie de 17 entrevistas por UN Radio Medellín los jueves a las 7:00 de la noche, con historias de vida de la gente del Archivo, personas que han pasado por allí, como profesores y estudiantes auxiliares, historiadores y archivistas, escritores y artistas.

En medios de prensa escrita se publicará un reportaje sobre la historia del Laboratorio y la historiografía en Colombia, una crónica sobre fuentes del Archivo y entrevistas al fundador, Roberto Luis Jaramillo, y a Felipe Santos, Alejandra Garavito y Felipe Vargas.

Y retomando los radiodramas, muy populares en Colombia antes de la televisión, se dramatizarán en radio crímenes pasionales, relatos policíacos, cartas de amor, pleitos por sucesiones y herencias, historias de la esclavitud y muchos más relatos de amor, estafa, venganza, suicidio, asesinato, aborto e infanticidio, vagancia, libertad y pleitos de tierras, como una pequeña muestra de la diversidad de información que contiene el Archivo.

En una serie de videos de dos minutos, estudiantes, docentes, artistas e investigadores revelarán los síntomas de una extraña enfermedad: el mal de archivo, esa pasión por este lugar y las colecciones antiguas de las bibliotecas, amor por objetos y textos antiguos.

Y a partir de recopilaciones caseras se busca incentivar a los alumnos a producir contenidos creativos que relaten fragmentos del Archivo. Se organizará un concurso de creación para estudiantes, con productos como una crónica que se publicará en UN Periódico, un podcast a emitir en UN Radio, un microvideo “Loco por los archivos”, un microvideo con puesta en escena o animación, y una historia en Instagram o un hilo de Twitter.

“En la medida en que la pandemia nos obligó a un trabajo virtual más fuerte, diseñamos un programa para medios en diferentes formatos, orientado a complementar y acompañar el proceso académico de los estudiantes”, reiteró el profesor Calvo.

Agencia de Noticias UN – Unimedios