26 de junio de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Covid-19 sepultó también el emblemático restaurante «El Peñón»

18 de agosto de 2020
18 de agosto de 2020

Iván Darío Góez

No cesan los estragos causados por la epidemia del coronavirus en la economía de la región: en los últimos días tuvo que cerrar, después de más de 45 años de existencia, El Peñón restaurante y centro de eventos de Manizales.
Situado en un pintoresco y atractivo mirador, a un costado de la vía de salida a Chinchiná, en inmediaciones del centro de retiros Villakempis, El Peñón fue fundado a mediados de la década del 70 por el visionario ingeniero y exalcalde de Manizales Gustavo Robledo Isaza, y desde entonces se convirtió en referente de la vida social de la ciudad.

Ana María Uribe de Gómez

Desde hace 20 años, estaba a cargo de Ana María Uribe de Gómez, quien le imprimió un sello de buen gusto y distinción, gracias a un competente  equipo de colaboradores, entre chefs, expertos gastrónomos, bartenders, maitres y especialistas en organización de eventos.

Fue una decisión que se tuvo que tomar, pués la situación de crisis provocada por La Covid 19, no permitía seguir funcionando, por lo cual estas personas se quedaron sin empleo, expresó la señora Uribe de Gómez, quien desde su residencia continuará prestando sus servicios de restaurante a domicilio y el montaje de eventos sociales.

Gran parte de la vida social de Manizales tuvo su epicentro en El Peñón, desde fastuosos y elegantes matrimonios y cumpleaños, hasta encuentros artísticos y culturales, deportivos y taurinos, aprovechando sus espaciosas, cómodas y funcionales instalaciones. Orquestas de renombre nacional e internacional, los cantantes del momento, grupos de danza, desfilaron por sus escenarios.

El radiodifusor y publicista Carlos Alberto Mejia recordó que El Peñón fue sede de eventos deportivos como el rally automovilístico, que tenía allí su sitio de partida, meta de llegada y premiación, en medio de una gran fiesta. Eran reconocidos sus festivales gastronómicos y shows de música flamenca. Los remates de corrida allí fueron famosos, en medio de condumios animados por toreros, empresarios, aficionados y cronistas taurinos, a los que solía asistir el inolvidable Fernando González Pacheco.

Tuvo espacio también para la Noche Enamorada, programa en vivo que realizaba RCN el último viernes de cada mes, con la presencia de destacados artistas nacionales y extranjeros, durante la gerencia de Myriam Uribe Botero.
Con el cierre de El Peñón se extingue un capítulo floreciente de la historia de la ciudad, en casi medio siglo. RIP