13 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Científicos en Turquía identifican los genes del coronavirus que más mutan

29 de agosto de 2020
29 de agosto de 2020
Asli Suner Karakulah, científica de la Universidad del Egeo, dice que reconocer estos genes permite predecir la variabilidad y los posibles efectos infecciosos del virus.

Ali Korkmaz
Agencia ANADOLU

Ankara,Tuquia, 29 de agosto_ RAM_ La profesora del Departamento de Bioestadística e Informática Médica de la Universidad del Egeo, con sede en Turquía, Asli Suner Karakulah, y un equipo de investigadores del Centro de Genoma y Biomedicina de Izmir identificaron los genes del coronavirus que más mutan.

De acuerdo a la declaración hecha por la universidad, Suner Karakulah, Yavuz Oktay, Gokhan Karakulah y Doga Eskier llevaron a cabo algunos estudios con la información proporcionada por la «Iniciativa global para compartir datos sobre la influenza» (GISAID), que cuenta con cerca de 30.000 datos sobre el genoma del coronavirus recopilados de pacientes de diferentes países.

En la declaración, Suner Karakulah afirmó que encontraron que los cambios del virus no ocurren al mismo ritmo en todos sus genes, sino que algunos cambian más que otros.

Karakulah señaló que los cambios acumulados a lo largo del tiempo en el genoma del coronavirus difieren en las etapas de la pandemia, y dijo que el equipo de investigación analizó las mutaciones en la proteína Spike y los genes RdRp y Nsp14, que juegan un papel en la replicación del virus.

“Anticipamos que los virus que portan estas mutaciones (en la proteína Spike y los genes RdRp y Nsp14) tienen una mayor tasa de propagación y, por lo tanto, su infecciosidad también puede ser mayor. Esto nos permite predecir la variabilidad y los posibles efectos infecciosos del coronavirus”, dijo.

La científica señaló que si hay virus que portan estas mutaciones, los datos podrán proporcionar advertencias sobre contagiosidad, como un sistema de alerta temprana.

Si los virus portadores de mutaciones se encuentran en las aguas residuales de los hospitales o en muestras de raspado del transporte público, dijo Karakulah, entonces se podría concluir que algunos de estos virus pueden ser más contagiosos y propagarse más rápido.

Karakulah afirmó que sus hallazgos se basan en resultados de análisis estadísticos y bioinformáticos.

«Creemos que, al integrar datos clínicos en estos hallazgos, se pueden dilucidar los posibles efectos de las mutaciones en la enfermedad», concluyó.