8 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Una ‘Paseadora de Perros’ y una banda delincuencial de ‘Abueles’

1 de julio de 2020
1 de julio de 2020

Consuelo LuzardoHelena MallarinoDiego León HoyosGustavo AngaritaElla Becerra, la actriz española Mercedes Salazar y el actor mexicano Giovani Florido son los protagonistas de esta serie que durante tres semanas transmitirá Capital a las 9:00 p.m. en su franja Cultura en Casa.

Bien dicen por ahí que “las personas no mueren de viejas, sino de aburrimiento” y definitivamente así queda comprobado en la comedia de humor negro, Paseadora de Perros Abuelessí así tachado, producida por Echandoglobos gracias a un estímulo de Mintic, hace parte de la franja Cultura en Casa de Canal Capital. 

A lo largo de seis capítulos, dos emitidos cada miércoles a partir de las 9:00 p.m., la serie cuenta la historia de un grupo de ancianos cuidados por una extranjera indocumentada, Miren, una mujer de 40 años recién separada de su novio, que no tiene trabajo, por lo que decide empezar a pasear perros, para lo que no tiene mucha habilidad y mucho menos pasión, como ella misma lo confiesa: 

“A todos les encantan los perros, baten la cola cuando nos ven; comen lo que les damos, se distraen con un palo, los podemos amarrar a un árbol si están inquietos y lo más importante, no hacen preguntas incómodas. Parece fácil, pero siendo sincera, yo no era buena en eso. Así que comencé a pasear ancianos. Los ancianos al contrario de los perros no baten la cola cuando nos ven, no comen lo que les damos y siempre les hace daño lo que comen. Por lo general hacen preguntas molestas, están inquietos y no los podemos amarrar a un árbol.  Eso sí, tienen una ventaja sobre los perros, lo que para alguien sin experiencia laboral como yo se convierte en una oportunidad: Nadie quiere encargarse de ellos”. 

En esta serie, creada por Carlos Millán y Paula Cadena con la colaboración de Nicolás BecerraAnamaría Castiblanco y Milena Thinkan, los protagonistas son personas mayores:  Alberta,  una católica fanática de 80 años que espera ansiosa la visita del Papa a Colombia para que le firme el divorcio; Poli una activista LGBTI de 65 años radical en sus posiciones y Nic, un abogado de 75 años con principio de Alzheimer, que se niega a aceptar que su esposa lo abandonó por su hermano menor.   

La historia gira en torno a este grupo de amigos que se ve obligado a robar de los patios, el carro que le pertenece a uno de ellos, tan de malas que son capturados infraganti y se vuelven famosos en los medios por ser una pandilla de ladrones de la tercera edad. Lo que la policía no sabe es que en el carro quedó guardado un maletín con 15 mil dólares que le pertenecían a Cuco, otro de los amigos y quien murió en el vehículo. 

Carlos Millán ¿de dónde sacó esta historia?

De vivencias personales con gente mayor en España. Pasaba vacaciones en un tranquilo pueblo y me preguntaba qué hacían todos esos ancianos para no aburrirse y empecé a entender su estilo de vida.  En Europa las personas mayores han ganado muchos derechos y tienen diversas actividades que les permiten mantener sus mentes y sus cuerpos ocupados. Incluso hay organizaciones de adultos mayores que pertenecen a la población LGBTQ que tienen residencias exclusivas para ellos. En Latinoamérica no existen todas esas posibilidades, además de que solo el 30 por ciento de los ancianos tienen una pensión, por lo que viven arrimados en casas de sus hijos u otros familiares.

¿Y cómo se vincula esto con una paseadora de perros?

Es una noticia que leí, sobre una mujer que, al perder su trabajo por una crisis económica de hace unos años, se dedicó a pasear personas mayores para ganar su sustento. Entonces empezamos a darle vueltas a todo y así nació nuestra serie, la diferencia es que nuestra paseadora de perros, por circunstancias de la vida le fue más fácil pasear ‘abueles’. La realidad es que, en muchos casos, las personas se preocupan y tratan mejor a sus perros que a las personas mayores que tienen al lado. 

¿Y por qué abueles? ¿no es un término extraño para una serie sobre personajes de la tercera edad?

La Universidad Javeriana realizó el Bogotá Series Lab 2019, una actividad en la que durante una semana se escogían varios proyectos para darles unas líneas de desarrollo de serie Premium. En este laboratorio de inmersión, entendimos que la tendencia a neutralizar los géneros, como una respuesta a la cultura machista, le pegaba muy bien a la serie que también tocaba esa temática.  En lo personal, aunque suene raro, me declaro como un “machista en recuperación”.  

¿También tiene que ver con salir del closet después de los 60, como ocurre con uno de los personajes?

Aunque tenemos a Poli, abiertamente lesbiana, también tenemos a otro personaje que se encuentra en una constante lucha entre los valores que ha practicado toda la vida y sus sentimientos a esta edad madura. Es un tema del que en Latinoamérica no se habla: el descubrimiento de la homosexualidad tardía, así que aquí lo hablaremos. 

Tiene un elenco de lujo ¿cómo se logró?

Efectivamente, tenemos el elenco soñado. Esta es una producción hecha con las uñas y con un presupuesto que es el resultado de un estímulo entregado por MinTic y que en la práctica es el equivalente a lo que cuesta medio capítulo de una telenovela; con eso hicimos seis capítulos.  Lograr vincular a estos actores fue un trabajo de “enamoramiento” desde el guión, así que nos esforzamos mucho y al final lo logramos.  Es un proyecto muy personal para cada uno, con personajes verdaderos y entrañables, en el que todos dejamos el corazón. Cuando uno ve Paseadora de perros abueles, puede notar fácilmente que tiene alma y verdad.  

Usted y la productora detrás de este proyecto, Echandoglobos, tienen la mayor parte de su experiencia en producciones infantiles.

Sí y además desde hace rato no hacíamos ficción de este tipo.  Eso también fue algo difícil al comienzo con estos actores de tanta trayectoria, porque tampoco nos conocían como equipo, pero al final fue un proyecto en el que nos compenetramos tanto que se sentía como una familia. Una mezcla de actores reconocidos y otros que apenas se abren camino, así como ocurre también en el equipo de producción. 

Háblenos de la grabación de estos seis capítulos…

Grabamos durante 21 días seguidos, con un presupuesto que no nos permitía darnos el lujo de atrasarnos ni medio día, y menos mal no lo hicimos porque terminamos el miércoles 20 de noviembre del año pasado y al día siguiente empezaron las protestas del paro nacional, los astros estuvieron de parte nuestra. Grabamos en varios sectores de Bogotá y una de las escenas, en las que aparece el paso del Papa, fue grabada en 2017 desde la ventana de mi apartamento, frente al Eje Ambiental. En ese momento lo hice sin ninguna razón en especial, pero la utilizamos en esta serie, donde mezclamos esas imágenes con tomas que nosotros montamos de la caravana papal. 

¿Anécdotas?

Varias, pero la más curiosa es que nos tocó trabajar mucho con perros, que se convirtieron en parte importante de la historia, y eso no resulta nada fácil, incluso en alguna oportunidad tumbaron a la paseadora, interpretada por la actriz española Mercedes Salazar. ¡Mascotas y actriz están bien!    

Finalmente ¿cuál es su mensaje en medio de esta revolución de las canas que se está presentando en el mundo actualmente?

Que este es un tema recurrente al que debemos pararle bolas, porque así como todos fuimos niños, todos seremos viejos, es el ciclo de la vida.  Hoy en el planeta los adultos mayores son mayoría, pero son tratados como una minoría indefensa por la cual hay que decidir.  ¿Y  a quién le gusta que otro decida el rumbo de su vida?