22 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Qué debo hacer yo realmente?

Cuarenta años de experiencia profesional en programas de desarrollo gerencial y humano, para organizaciones públicas y privadas. Especializado en Coaching Trascendente. Profesor universitario UIS, U. de Manizales, Santo Tomás, Nacional.
Conferencista nacional e internacional en temas de Desarrollo Organizacional y Transformacion Cultural.
26 de julio de 2020
Por Germán Montes Ríos
Por Germán Montes Ríos
Cuarenta años de experiencia profesional en programas de desarrollo gerencial y humano, para organizaciones públicas y privadas. Especializado en Coaching Trascendente. Profesor universitario UIS, U. de Manizales, Santo Tomás, Nacional.
Conferencista nacional e internacional en temas de Desarrollo Organizacional y Transformacion Cultural.
26 de julio de 2020

“Es probable que estemos observando el mundo del lado inadecuado. Si cambiáramos el enfoque, es decir, si en vez de contemplarlo desde el exterior, lo hiciéramos desde el interior, sin duda encontraríamos la respuesta correcta” C. G. Jung

En los cuatro artículos anteriores referidos a la Gestión Trascendente relacionada con la crisis actual, traté algunos aspectos generales que permiten dilucidar las características de esta confusa situación y su impacto en el mundo Organizacional, para ofrecer la posibilidad de una Intervención Consultora que conduzca a paliar la pesadumbre y el desconcierto, con respuestas efectivas para las grandes inquietudes que enfrentaremos como requerimiento, para restablecer el orden trastocado. Las posibles respuestas que se ofrezcan obligan a desvanecer la imagen de cataclismo y más bien impulsan el otear un horizonte de oportunidades propias de nuevas formas de pensar a partir del significado de la palabra Crisis= KRINO= Resolver-Interpretar- Tomar la decisión correcta.

Las nuevas realidades que indudablemente demandará el entorno a las Organizaciones que esperen  superar la mera supervivencia y aspiren a un acelerado aprendizaje derivado de una  lección aprendida bien estructurada, le permitirá a una organización aprendiente y que enfrenta inteligentemente la incertidumbre, una dinámica consistente entre sus nuevas estrategias y acciones en consonancia con las demandas de productividad, en términos de recuperación (en forma inmediata), competitividad ( en el corto plazo) y sostenibilidad (en el mediano plazo).

Este es el derrotero para La Nueva Gestión que nos facilitará comprender y sentir el nuevo mundo que nos ha deparado el infausto y sorprendente momento que nos ha tocado vivir. Y esta nueva forma de pensar, sentir y actuar es lo que hemos denominado la   Gestión Trascendente, que hoy más que nunca debe reconocer que es el HOMBRE, con su Pensamiento-Palabra Generadora Acción Creativa, el verdadero dinamizador de los sistemas productivos y que, en su relación con la Naturaleza, enaltecen el SENTIDO DE LA VIDA y le confieren la mayor valía a la REALIZACIÓN HUMANA.

Ahora me permito dar respuesta a la pregunta Trascendente del artículo, a partir de estas dos premisas:

  1. Para poder determinar lo que debo Hacer, primero debo discernir lo que constituye el mundo, Conocerlo, descubrirlo. Esto entre nuestros ancestros es saber y conocer el territorio que me acoge, donde me muevo, donde se manifiesta mí vida. Esto no es tan sencillo como parece, es profundo y definitivo para transformar el mundo que me rodea (demanda casi perentoria del entorno actual), pues, según el postulado de Gandhi: Si quieres cambiar el mundo, primero debes cambiar tú. Este es el primer paso para la Transformación, primero YO y luego el mundo que abarca mi existencia se expresará en consonancia con Mí Cambio.

Y en el panorama particular del mundo que habitamos, observamos que la lucha más importante en este crucial momento de nuestro humano existir, no es contra el hambre ni contra la inflación, tampoco contra la posibilidad de contraer la calamitosa enfermedad   o contra el deplorable y mucho más calamitoso nivel de corrupción en todos los estamentos de la nación. Todas estas luchas son necesarias y no deben ser relajadas. Entre tanto, no saldremos de este maremágnum mientras no hayamos vencido también en la lucha que se despliega dentro de nosotros mismos: el combate entre el modo egocéntrico de pensar, que está en la raíz de todos estos problemas, y avanzar en el conocimiento o certeza interior de que la vida es más de lo que los sentidos son capaces de captar. Esta es la batalla en la que todos nosotros, estamos involucrados durante la mayor parte de nuestro devenir existencial.

La palmaria realidad está ahí, frente a nosotros. Con todo lo bello y maravilloso de la naturaleza y de la vida, pero también con lo agreste, feo y tormentoso que manifiestan también esa vida y sobre todo el hombre con su maravilloso mundo interno, pleno de posibilidades, ¡pero oh vida! con esa inefable sombra, plena también de asperezas y desvaríos.

Así entonces, consideramos, que la dimensión espiritual del ser humano también forma parte de este escabroso mundo y es aquí donde ocurre la Transformación, no en un lugar especial. Y es aquí, en medio de la tormenta, donde encontraremos la posibilidad de cambiar la realidad.

  1. La Gestión Trascendente se inicia con una búsqueda individual, disciplinada, profunda y sumamente reflexiva, en este mundo caótico (que posee un orden implicado) de aquellas preguntas eternas que siempre hemos conocido: ¿Quién soy yo? ¿De dónde vengo? ¿para dónde voy? ¿Qué pasaría si muero mañana? ¿Cuál es el objetivo de mi existencia? Y otras en la misma línea. Dilucidar estos interrogantes es una ardua tarea, pero inmensamente gratificante. Este es un asunto individual, no colectivo y para el cual no se requiere ni un sitio especial ni un Gurú iluminado. El maestro ya aparecerá en el momento preciso. Solo se requiere la convicción profunda del sentido de la búsqueda y un estado especial de consciencia que le indique que es urgente y necesario modificar el estado de las cosas en el mundo actual. Esa convicción también debe dirigirse hacia el sentir que lo podemos Hacer y sobre todo que YO Debo y puedo lograrlo. Para ello pueden ayudar la experiencia del extraordinario escritor colombiano Mario Mendoza que encontró un bello poema de un solo verso en una gruta en territorio de los navajos en los Estados Unidos: ¡SALTA! Ya aparecerá el piso y también el emblema de la ilustración (mundo Kantiano): Sapere Aude! Atrévete a Pensar (Desdeñando las elucubraciones).

Y ¿Con qué ayuda podemos contar para el inicio?

Para el punto 1   

Reflexionando sobre la profunda enseñanza del conocido cuento “¿Cuál es el sentido de la vida?”, que Jorge Bucay se atribuye pero que en realidad pertenece a la muy inteligente filosofa española Mónica Cavallé: Un hombre sale a dar un pequeño paseo en su velero, no lleva ni alimento, ni instrumentos. Como suele suceder con ciertas situaciones calamitosas e inesperadas el cielo se escurece y se desata una tormenta, el velero es lanzado hacia el interior del mar y el navegante nota que el velero quedo estable…, mira hacia todos lados y se da cuenta que no sabe dónde está ni para donde va, ni cómo retornar a su hogar, solo puede exclamar, como les pasa a muchos seres humanos cuando están atribulado ¡Señor, estoy perdido, estoy perdido!  (https://www.youtube.com/watch?v=INl0cc7vOdA&list=PLkQ68ZZgiN0lHEIU0_rhTgcdZPrravIYh&index=87&app=desktop).

Para el punto 2

El hermoso cuento de Simbad el marino (en las mil y una noches): Durante un viaje Simbad y su compañero llegan a una pequeña isla que parece un jardín paradisíaco, se dan un festín y disfrutan mucho de su permanencia allí. Encienden un fuego y celebra. Y de repente la isla se tambalea, los árboles se caen. La isla era en realidad el lomo de un pez gigante que había estado inmóvil durante tanto tiempo que había acumulado encima arena y habían crecido árboles sobre él. El calor del fuego en su lomo es lo que saca al pez gigante de su sueño. Se zambulle en las profundidades y Simbad es arrojado al mar.

El Hombre tiene una ceguera fundamental, ni siquiera puede reconocer dónde está parado, así contribuye a su perplejidad y desconcierto. NO SABE QUÉ HACER NI PARA DÓNDE COGER. (https://www.youtube.com/watch?v=DXLyHbnNXy0&t=275s).

LO QUE DEBO HACER (ESPECIALMENTE LOS LÍDERES)

  • Aprender a Respirar
  • Nutrición
  • Meditar
  • Correr-Trotar-Caminar
  • Desarrollar Consciencia Sensorial
  • Aprender un poco de Geometría Sagrada
  • Aprender un poco sobre el Arte Sagrado
  • Conocer sobre el arte de VIVIR y el arte de MORIR
  • Desarrollar la habilidad de Conversar
  • Reconocer que tiene muchos Conocimientos (EL HACER-CEREBRO) y pocos SABERES (EL SER-CORAZÓN)

LAS PREGUNTAS TRASCENDENTES URGENTES QUE DEBEN SER RESPONDIDAS

Si no existo para mí mismo ¿Quién lo hará?

Si existo sólo para mí ¿Qué soy?

Si no lo hago ahora ¿Cuándo?

¿Qué pasaría si muriera mañana?

¿Cómo se resuelve este Pensamiento paradójico?

Mientras aumenta el desarrollo científico y tecnológico, paralelamente más crece la ignorancia.