16 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La reactivación económica en Caldas se mueve por las vías

15 de julio de 2020
15 de julio de 2020

Salamina ha sido un municipio modelo en la reactivación de frentes de obra. En este municipio se adelantan tres importantes pavimentaciones que posicionan el Norte de Caldas como punto esencial de conexión con vías estratégicas como Pacífico Tres y la Transversal de Caldas. Las pavimentaciones entre Salamina-Pácora, Salamina-La Merced y Salamina-San Félix avanzan acorde con el cronograma y los presupuestos.

“Una vez el Gobierno Nacional reactivó las obras de infraestructura vial, establecimos los protocolos para reiniciar obras. Tenemos cerca de 140 empleos directos, que aportan a la economía de Salamina y Pácora. Es importante que el departamento siga invirtiendo en estos proyectos para el desarrollo de Caldas, aún en el transcurso de la pandemia”, sostuvo Julio César Serna, ingeniero residente del Consorcio Salgado Salazar.

Para el periodo 2020-2021 se proyecta la generación de aproximadamente 1.000 empleos en todo el departamento y una inversión de $200 mil millones, destinada a mantenimientos periódicos y rutinarios con combos de maquinaria, camineros y Juntas de Acción Comunal. Además, ejecuciones del Plan Vial 2, mejoramientos de la red vial terciaria con placas huellas, estudios y diseños, atención a sitios críticos, señalizaciones horizontales y verticales.

Salamina-Pácora

Se reiniciaron los trabajos de contención, filtros y obras transversales. Se invierten $23.633 millones en la pavimentación de 13,6 kilómetros, a cargo del Consorcio Salgado Salazar y con interventoría de Consorcio Vías SPM.

Salamina-La Merced

En el mejoramiento y pavimentación de 7,5 kilómetros del corredor vial Transversal de Caldas La Merced-Salamina se invierten $13 mil millones. El contratista es el Consorcio Vial Mixto 2019 y el interventor es el Consorcio Intervial Caldas.

Salamina-San Félix

Ejecución de obras de capa de rodadura con tratamiento superficial y construcción de cunetas, a cargo del Consorcio Vial Fase II San Félix. En este trayecto de 16 kilómetros se invierten $23 mil millones empleando el sistema de doble riego, en el cual se ponen de forma intercalada dos carpetas de emulsión asfáltica y dos capas de riego con gravilla.

La mezcla cubre el verdadero pavimento (base y subase) con una estructura de contención, estabilidad, laterales y filtro. Esta técnica permitió ahorrar cerca de $250 millones por kilómetro, sin afectar las condiciones de la vía, ya que funciona como el asfalto convencional y es apta para carreteras de tráfico moderado.