27 de enero de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Estilo dictatorial en Estados Unidos

22 de julio de 2020
Por Fernando Escobar Giraldo
Por Fernando Escobar Giraldo
22 de julio de 2020

La invitación no me la esperaba. Viniendo de Orlando Cadavid, uno de los maestros en periodismo a quien admiro y respeto, no podía decir que no. Además, me encanta “Eje 21”. Y aquí estoy con mi primera columna, colado entre un batallón de admirados y respetados columnistas.

Pensé en muchos temas para comenzar. Hace ya cuatro décadas  que me cambié de patio, desde Manizales a Miami, y quería empezar con algo cercano a mi terruño, pero lo que acontece en Estados Unidos esta semana, irrita de tal manera, que no podemos dejar de contarlo. Cada vez más, en esta nación pareciera existir una dictadura.

Dos grandes hechos han cambiado la vida cotidiana en este país. Y en la historia quedan grabadas páginas de horror. No me detendré en uno de esos dos acontecimientos del cual habla todo el mundo, la pandemia, sino en el segundo, las consecuencias por el asesinato de un hombre de la raza negra, George Floyd, a manos de un policía, captado en videos vistos en el mundo entero.

Es irónico que las protestas se han convertido en uno de los vehículos de contagio del coronavirus, pero además, está ocurriendo otro contagio quizás peor. Al parecer, un amplio sector de las fuerzas armadas, llámense policías o soldados, se está contagiando de los delineamientos irresponsables marcados por el propio presidente del país que quizás más se precia de respetar y hacer respetar los derechos humanos.

El señor Trump dio toda libertad a los agentes del “orden” para que dieran rienda suelta a sus propios métodos para la “protección” a edificios federales, estatuas y monumentos, a través de una orden exjecutiva emitida el pasado 26 de Junio.

Y, unos 50 días después de protestas contínuas, agentes federales comenzaron a cumplir la orden presidencial de una manera que tan solo hemos visto en países con regímenes totalitarios o en las películas de Hollywood.

Vi los videos y no lo podía creer, grupos de 4 o 5 soldados en indumentaria de camuflaje, descendiendo de una camioneta van particular, sin identificación alguna, arrestando a manifestantes en Portland, Oregon. Pensé que tan solo lo vería en las películas de Chuck Norris.

Trump describió falsamente esa ciudad como «totalmente fuera de control». El mandatario también amenazó esta semana con «apoderarse» de las ciudades que, según él, están sufriendo una ola de crímenes. Agentes del Servicio de Alguaciles de los EE. UU., del Servicio de Protección Federal, de Investigaciones de Seguridad Nacional y del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de los EE. UU. han estado en Portland desde principios de este mes. Pero el 14 de julio, los manifestantes comenzaron a documentar casos de agentes armados hacienda estos arrestos como nunca antes se ha visto públicamente en Estados Unidos.

Uno de los arrestados, Mark Pittibone, tuvo que ser dejado en libertad, gracias a que el video comenzó a aparecer en as redes sociales.  Contó al Washington Post que lo acusaron  de una agresión que no cometió y que nunca viol as caras de sus captores.

La agencia que hizo el arresto, Es llamada “Border Patrol”, encargada de resguardar las fronteras y no de detener a manifestantes, quienes, por demás, no son santos, han cometido atropellos contra la propiedad privada y pública, incendiado edificios y vehículos.

El propio alcalde Portland, Ted Wheleer, hizo un llamado para que los agentes federales abandonen su ciudad y no sigan provocando la ira ciudadana que podría aumentar.

Hay opiniones de toda índole, condenando a los manifestantes pero también condenando a la fuerza pública. Para muchos republicanos el presidente está cumpliendo con su deber. Pero otros, también republicanos, y la mayoría de demócratas hacen responsable a Donald Trump de lo que nadie puede negar, Estados Unidos tiene un pueblo totalmente dividido y dentro de una olla en total  ebullición y a punto de explotar. No es secreto que millones de civiles se están armando, por “lo que pueda suceder”.

Julio 22, 2020.