8 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Volver a clases merece todo el análisis y definir protocolos muy estrictos para no poner en riesgo a los menores

12 de junio de 2020
12 de junio de 2020

El Gobierno Nacional indicó que agosto sería el mes en el que volverían las clases presenciales en escuelas, colegios y universidades. Si bien en Caldas se acata la directriz, se evalúan con detalles los protocolos de seguridad para determinar lo apropiado de estas medidas.

La directora de la Territorial de Salud de Caldas, Jimena Aristizábal López, indico que de mano de médicos epidemiólogos y microbiólogos y de las secretarías de Educación departamental y municipales, se analizan los protocolos que han presentado algunas instituciones, incluyendo jardines infantiles.

“Tenemos la próxima semana una reunión importante con un colegio que quiere ser piloto. De todas maneras, es un tema difícil de abordar, no estamos seguros si agosto sea el momento en que los colegios retomen su normalidad académica, pero vamos a empezar, por lo menos, a estandarizar procesos, analizar acuerdos y mirar qué colegios tendrían la capacidad de seguir los protocolos muy juiciosos”, explicó la directora.

La funcionaria precisó que serán protocolos que se analizarán con calma, pues se ha visto que en algunos países, cuando los colegios reinician, se presentan altos picos de contagio que obligan a suspender de nuevo. “Hay que tener un plan A, un plan B  y hasta plan C, que contemplarían empezar una normalidad, de pronto dividiendo jornadas académicas, o continuar con la virtualidad. Estamos avanzando con los expertos para tomar las mejores decisiones”, dijo.

Respecto a los efectos del COVID-19 en los menores, Aristizábal informó que no para todos son fuertes, pero sí existe población en riesgo. “En niños lo que hemos visto es que no registran complicaciones graves, pero se contagian entre ellos muy fácil porque se comparten juguetes, comida, se quitan el tapabocas y es difícil que tengan un adecuado distanciamiento social. La mayoría no sufren enfermedades muy graves, pero sí pueden ser de alto contagio para sus abuelos y sus padres”, añadió la directora.

La funcionaria comentó que las medidas se evaluarán paulatinamente porque menores que presentan enfermedades como asma, diabetes o  desnutrición podrían  sufrir complicaciones a causa del COVID-19.