12 de mayo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Tremendo problema para Bogotá: el cierre de Ciudad Kennedy

1 de junio de 2020
Crédito: Twitter @ClaudiaLopez

Desde este primero de junio, ante el aumento de casos de Covid-19 en la localidad de Kennedy, la alcaldesa de Bogotá Claudia López determinó cerrar por 14 días con un cerco epidemiológico y no permitir la operación de actividades.

En papel todo puede funcionar, pero en la realidad, será una verdadera locura de incultura, insensatez e indisciplina por buena parte de sus habitantes.

La localidad tiene más o menos un millón 250 mil habitantes. Es decir, una Barranquilla en Bogotá. Es la mitad d ellos ciudadanos que viven en Medellín o Santiago de Cali para analizar sus proporciones.

CORABASTOS EL TEMOR

En esta importante localidad, fundada por el mismísimo presidente John Kennedy durante su visita en 1961 al país.

En ese año, el entonces presidente Alberto Lleras Camargo, lanzó el ambicioso proyecto de vivienda de Techo, con el auspicio del programa “La Alianza para el Progreso”. En el diseño de este proyecto de vivienda se usó el concepto de super manzanas con una capacidad de 500 a 1.500 viviendas, agrupadas en edificios o casas particulares.

En Kennedy funcionaba hasta ese momento el aeropuerto de Techo y a pocas cuadras estaba instalado el famoso hipódromo de Techo.

Pero así también se instaló la sede de Corabastos, la central mayorista más grande de Colombia, a donde llegan productos de los campos de Cundinamarca, Tolima, Caldas, Huila, Meta, Boyacá y Santander.

UN CENTRO DIFUSOR

El grave problema de Corabastos es la indisciplina de miles de personas que van allí a trabajar, a comprar y vender productos. Decenas de camioneros han llegado sanos, pero se han infectado allí, llevando también a sus municipios y veredas de origen la temible enfermedad.

La Alcaldía de Bogotá ha hecho ingentes esfuerzos para evitar la propagación de la enfermedad, desde la lavada de los pisos del lugar, hasta la entrega de tapabocas, geles, alcoholes y organización de controles para medir temperaturas y hacer los primeros exámenes.

Pero de esa central dependen más de 250 mil personas. De allí la preocupación de la alcaldesa y de miles de bogotanos que, aunque han cumplido con la cuarentena, no ven con buenos ojos lo que viene desde esa localidad.

Sí PERO NO

Durante el periodo que dura este aislamiento obligatorio en el sur de la ciudad, no se admitirá el ingreso de personas para compra de productos de consumo al por menor, solo podrán ingresar mayoristas a la Central de Abastos”, señaló Nicolás Estupiñán, secretario de Movilidad de Bogotá.

Decirlo es muy sencillo, porque mientras habla de la forma como se manejará el sistema, ya miles de pequeños vendedores han encontrado maneras para burlar las reglas propuestas.

SIN FORMAS DE PARALIZAR A TRANSMILENIO

La localidad tiene dos grandes portales de Transmilenio y desde allí se pueden movilizar cada día más de 400 mil personas que laboran en distintas partes de la Ciudad.

El trabajo no será sencillo tanto para autoridades como para empresarios, empleados y todos aquellos que quieran cumplir con las normas de la nueva cuarentena.

KENNEDY ES TODA UNA CIUDAD

En las 3.800 hectáreas, esta localidad tiene 500 barrios, más de 290 colegios, doce centros hospitalarios, tres grandes bibliotecas y más de 5 gigantescos parques para la recreación y el deporte.

La forma como se pensó en su construcción hace que las aglomeraciones sean constantes. Sus calles son angostas, las oficinas estatales y bancarias son pequeñas y el movimiento comercial es de más de 80 mil tiendas y almacenes.

Miles de personas visitan la localidad por diversos motivos, uno por comercializar en Corabastos y otro porque es un punto para negocios de momento. Es una ciudad sin un patrón común. De ahí su dificultad para controlarla.

Aunque se habla de encierro de la localidad, no se pueden establecer los parámetros para cercarla, a sus lados están Bosa, Fontibón, Tunjuelito y Puente Aranda, localidades donde el trabajo es bastante para miles de personas.

Dificultades tendrá la alcaldesa de Bogotá para controlar esta pandemia en esta Localidad. La expansión es inminente.