23 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se critica la inversión pero…

23 de junio de 2020
Por Rodrigo Estrada Reveiz
Por Rodrigo Estrada Reveiz
23 de junio de 2020

La Agencia de Inversión del Quindío, ha sido la primera entidad en presentar la oferta de valor del departamento ante los ojos del mundo, tomando ejemplo de ciudades como Medellín que entendieron que la contribución de la inversión para el desarrollo de las regiones no es más que la posibilidad de diversificar su oferta y ampliar su cobertura de empleabilidad, el Quindío no puede quedarse cerrado ante la posibilidad de la llegada de industrias, nuestros sectores productivos deben ampliarse para ver progreso desde la transferencia de conocimiento, nuevas tecnologías, y nuevas posibilidades de generar empleo. Solo en dos años la Agencia de Inversión logró que 2.500 quindianos tuvieran empleo, sin estas cifras los índices de desempleo serían aún mayores que los actuales, incluso durante la pandemia estas empresas contaron con la posibilidad de seguir manteniendo empleos dignos.

Hay que encontrar un equilibro no podemos seguir ahuyentando inversionistas, empresas del sector agroindustrial como Camposol, Naf Colombia, Agrícola Altos del Valle, Green Super Food, Agrícola Cerro Prieto, generan empleo formal para los municipios de Circasia, Salento, Calarcá, Génova y Armenia, dignificaron la labor del campo con empleos formales y sus  respectivas prestaciones. En el caso de Grupo Colnatu, además de crear 128 empleos directos e indirectos, ha generado transferencia de tecnología para la elaboración de snacks saludables, comprando plátano para su producción a campesinos de la región que tiene hoy un cliente directo. Asimismo, han permitido la diversificación de las exportaciones, ya que en promedio se despachan 12 contenedores mensuales. Desde sus inicios el Quindío ha sido exportador de más de un 98% de café verde y las nuevas generaciones piden a gritos cambios potenciales en su entorno, quindianos jóvenes que ven con visión la exportación de productos con valores diferenciales. Es claro que existen impactos y por ello hay estricto control medio ambiental, estamos hablando de exportadores que deben cumplir los más altos estándares de calidad ante países europeos que concentran sus exigencias en la sostenibilidad, no podemos seguirnos comparando con países como Perú que no cuentan con nuestras mismas condiciones climatológicas.

En los casos de Planet Khmissa, Selina y el Hotel Fairfield by Marriott se trata de nuevos proyectos de infraestructura hotelera que le apuntan a nuevos nichos de mercado y complementan la oferta turística local con la llegada turistas internacionales que además de hospedarse buscan nuestros operadores turísticos, restaurantes, artesanos y en general, nuestros atractivos dinamizando la economía.  En el caso del Marriott, se tratará de un hotel perteneciente a una cadena global que recoge a más 7.000 hoteles en 131 países, lo que representa, además de dinamizar la zona en Armenia, la inclusión de compra y prestación de servicios con empresarios locales tales como proveedores de frutas y verduras, servicios de lavandería, entre otros.

La cadena Selina también representa llegar de la generación Millenial y la denominada Generación Z. Estos usuarios del presente son el fruto de un activismo que ha venido exigiendo experiencias de viajes combinadas con sostenibilidad, contribución social, transparencia y confianza de sus sitios de alojamiento. En al caso de Hello Build, se trata de una empresa estadounidense de tecnología que ha generado nuevas habilidades en los desarrolladores e ingenieros locales quienes muestran el talento quindiano con proyección internacional. Así mismo, cadenas como Mc Donalds, representan una oferta diversificada de bienes y servicios para una región con tendencia creciente en el número de turistas extranjeros, logrando proyectar un área cosmopolita. La realidad que debemos afrontar es que la inversión extranjera es fundamental para los países en vía de desarrollo porque permite apalancar el crecimiento económico y la generación de empleo directo e indirecto que el país con sus propios recursos no logra, un tema que se complementa con inversión nacional y local que también es bienvenida. Está en nuestras manos encontrar el equilibrio para el progreso o el estancamiento del Quindío.