28 de mayo de 2022
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

 Aranzazu: Concejo Municipal sabotea alimentación para adultos mayores

Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
25 de junio de 2020
Por Uriel Ortíz Soto
Por Uriel Ortíz Soto
Abogado, analista y columnista de opinión en El Espectador, Revista Semana y Eje 21.
25 de junio de 2020

Comunidad y Desarrollo

Sabotear mediante proyecto de Acuerdo, en reunión extraordinaria, el programa de alimentación para 144 adultos mayores de escasos recursos económicos, – en estos tiempos de pandemia del Covid 19-, no deja de ser  crimen de lesa humanidad, el cual debe ser investigado penal y administrativamente, por los organismos de control, a los cuales daremos traslado de la presente denuncia, que tiene horrorizada a la población de Aránzazu – Caldas, pueblo que siempre se ha caracterizado por ser de gente caritativa y humanitaria a toda prueba.

También en la misma sesión extraordinaria, seis concejales, bloquearon varios proyectos de interés para el municipio, como el programa de placas huellas de interés ´para varias veredas, necesidad tan sentida por todos los campesinos, que siempre anhelan mejorar su nivel de vida, para poder comercializar sus productos.

¿Hasta cuándo los Aranza citas, tendremos qué soportar a un grupo de politiqueros, que, prevalidos de ser concejales, quieren sabotear la administración municipal, simple y llanamente, porque no se les satisface sus apetitos burocráticos y otros intereses?

Como primera medida, han de saber estos muérganos y vergonzosos concejales, que la administración del actual alcalde Licímaco Amador Cuesta, tiene el reconocimiento de toda la ciudadanía, precisamente porque durante su administración, se ha caracterizado, por ser funcionario reto a toda prueba y sin ninguna complacencia por los politiqueros de turno.

Los concejales: con el señor Raúl Andrés Giraldo a la cabeza, Alfonso Valencia, Jesús María Alzate, Felipe Gómez, Luz Marny Noreña y Henry Gonzales; deben entender que el ser concejal, es para prestar un servicio a la comunidad y jamás para convertir la corporación legislativa del municipio, en una gallera de resentimientos o en una bolsa de empleos e intereses personales.

La misión del legislador municipal, debe entenderse como un servicio a la comunidad; es bien sabido que toda corporación legislativa, está integrada por miembros de diferentes partidos o movimientos políticos; pero, también deben entender, que una vez posesionados como legisladores, están en la obligación moral y política de debatir y aprobar sin saña y prevención política, los proyectos de acuerdo propuestos por el alcalde de turno, para bien de la comunidad.

Esperamos que la comunidad de Aranzazu, con el señor Alcalde a la cabeza, busque a toda costa los medios necesarios, para subsanar tan inhumana decisión de los concejales, -antes mencionados -, que prevalidos de intereses meramente politiqueros, están cometiendo tan abominable crimen social, de poner a pasar hambre a 144 ancianos, cuyo único medio de subsistencia es el de la caridad.

Propondría al señor alcalde, la apertura de una cuenta bancaria, con el fin de que los Aranza citas desplazados por todo el País, consignen su cuota a medida de sus capacidades, con el fin de solucionar la infamia de los seis señores concejales, que se negaron a aprobar la adicción presupuestal para los almuerzos del adulto mayor.

 

[email protected]