25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Merced, eficaz, subjuntivitis, desinencia, usted-Ud.

Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
5 de mayo de 2020
Por Efraim Osorio
Por Efraim Osorio
Profesor y catedrático, algunos años; rebuscador, otros tantos, y hoy, escritor y defensor ferviente de nuestro hermoso lenguaje castellano.
5 de mayo de 2020

Quisquillas de alguna importancia

 Claramente, en ella la locución apropiada es ‘merced a’, pues él quiso expresar “gracias al uso de instrumentos y redes…”. 

Con la palabra ‘merced’ el castellano tiene dos locuciones, a saber, ‘a merced de’ y ‘merced a’. La primera significa ‘bajo la voluntad de, al arbitrio de’, verbigracia, ‘a merced de sus secuestradores’, es decir, ‘bajo la voluntad de ellos’; la segunda, ‘gracias a’, por ejemplo, ‘encontró la salida merced a la ayuda de sus vecinos’, vale decir, ‘gracias a su ayuda’. Con mala fortuna, el columnista de El Tiempo  Alpher Rojas Carvajal invento otra, ‘merced de’,  en la siguiente nota: “Este fenómeno –que es principalmente de naturaleza económica– es el resultado de fuertes asimetrías de poder que se vienen acentuando merced del uso de instrumentos y redes de influencia sobre el Estado para lograr ventajas y privilegios…” (21/4/2020). Claramente, en ella la locución apropiada es ‘merced a’, pues él quiso expresar “gracias al uso de instrumentos y redes…”. Sin duda. ***

Una de las frase seleccionadas por el periodista Fernando-Alonso Ramírez del libro de Carlos Rodado Noriega es ésta: “El cristianismo contribuyó de manera eficas a difundir la lengua latina en todo el territorio peninsular” (LA PATRIA, 25/4/2020). Como se trata de una transcripción, no sé a quién achacarle el descuido, si al autor del libro o al transcriptor. Digo ‘descuido’, porque es un error tan evidente, que no pudo ser fruto de la ignorancia: ‘eficaz’ se escribe así, con ‘zeta’, porque viene del latín ‘efficax-acis’ (‘eficaz, que obra, que realiza’). Generalmente, cuando la palabra latina que da origen a la castellana termina en ‘equis’, esta letra se cambia por ‘zeta’, como en ‘audax-acis’ (‘audaz, atrevido’) y ‘verax-cis’ (‘veraz, que dice verdad, sincero’). Descuidos evitables, pero humanos somos.  ***

De las erratas en la obra de Gabriel García Márquez, “Vivir para contarla”, habló primero en Eje 21 el señor Delimiro Moreno. En el mismo medio, el 22 de marzo de 2020, el columnista Mario de la Calle escribió sobre lo mismo, mencionando algunas que se le pasaron al señor Moreno. No obstante, a los dos se les coló el pecado de la ‘subjuntivitis’, cometido por el admirable redactor en este pasaje: “Era Manuel Zapata Olivella, habitante empedernido de la calle de la Mala Crianza, donde viviera la familia de los abuelos de sus tatarabuelos africanos”. La ‘subjuntivitis’ –muy usada por oradores de otras épocas– consiste en el empleo del modo subjuntivo por el indicativo.  Sabemos que el modo ‘subjuntivo’ denota duda, posibilidad o necesidad; el ‘indicativo’, en cambio, expresa hechos pasados, presentes o futuros. Según el escritor, los abuelos de los tatarabuelos de Manuel Zapata Olivella ‘vivieron’ en esa calle: ¿por qué, entonces, no expresarlo así? ¿Podría, si ese modo de expresarse fuera castizo, afirmar que ‘yo, de niño, viviera en Santa Rosa de Cabal, en lugar de ‘viví’? A muchos les gustaría que eso ‘fuera’ así, pero no lo es. *** 

En su comunicación con La voz del lector de LA PATRIA, al ‘Profesor’ se le desafinaron la orquesta y el coro cuando se refirió al uso equivocado de ‘eminente’ por ‘inminente’ en que incurrió algún corresponsal. Dijo que la ‘e’ y la ‘in’ de esos adjetivos eran ‘desinencias’. (21/4/2020). Confundió la ‘desinencia’ con el ‘prefijo’. En términos generales, y para no entrar en disquisiciones gramaticales, ‘desinencia’ (del verbo latino ‘desinere’ – ‘terminar’) es toda letra o letras que se le agregan a la raíz de las palabras con determinado fin, por ejemplo, las terminaciones de los verbos ‘ar, er’ e ‘ir’, que caracterizan las respectivas conjugaciones. En los adjetivos citados, ‘e’ e ‘in’ son prefijos, no ‘desinencias’. ***.

En su artículo, al dirigirse al alcalde de Manizales, el columnista Jorge Enrique Pava Quiceno empleó muchas veces el tratamiento ‘Usted’, así, con mayúscula inicial, que nada justifica: “No basta con decir que es Usted el más decente…” (LA PATRIA, 24/4/2020). La mayúscula inicial es obligatoria cuando se echa mano de su abreviatura, Ud., que puede ser también, Vd., aunque no creo que alguno la use actualmente.

[email protected]